FANDOM


El atentado de Rens de veranés del año 8 fue un ataque terrorista que tuvo lugar en la ciudad amandina de Rens, cuando Liam Scholes, un residente izaniense en la ciudad, condujo deliberadamente un camión de carga de 18 toneladas hacia una multitud que estaba celebrando el día del Inicio del Verano, en el Paseo Oriental, matando a 84 personas e hiriendo a 298. Scholes también disparó contra la policía y civiles con un arma de fuego. El ataque terminó cuando fue abatido por la Policía Federal.

El ataque fue descrito como el segundo mayor atentado terrorista del Imperio de Amanda -aún Principado cuando este tuvo lugar-, después de los atentados de Amanda de finalidor del año 7, y fueron la gota que colmó el vaso de la paciencia de la población amandina, que exigió al Gobierno Federal acciones inmediatas contra los Cyan. Los propios terroristas reclamaron la autoría en la mañana del día 2.

Antecedentes Editar

En la mañana del día 1 de veranés, con la VIII Era Internacional ya en marcha, el Gobierno Irikense anuncia que en Eiapisa había sido detenida una importante célula de terroristas pertenecientes a la Organización Cyan. La lucha antiterrorista en la Federación era total, ya que tanto los militares como los políticos sabían que esa era la mejor -si no la única- manera de luchar contra el antifederalismo. El entonces Principado de Amanda tenía destinados miles de soldados en la lucha contra los Cyan en el Reino de Izan, y ya había sufrido unos importantes ataques en Amanda, su capital. El Gobierno Amandino no se amedrentó ni antes ni después de los atentados en Rens.

En la tarde del 1 de veranés decenas de miles de personas estaban celebrando el Día de Inicio del Verano en Rens frente al mar. Así como los fuegos artificiales habituales, las celebraciones incluyeron una demostración de la Fuerza Aérea federal.

Ataque Editar

Aproximadamente a las 23:00 (hora local), unos 30 minutos antes del incidente, un camión marca Ellie Trucks color blanco, de carga y de 18 toneladas de peso, fue visto acercándose al Paseo Oriental, conducido de forma errática. Un testigo describió cómo el vehículo aceleraba y desaceleraba en repetidas ocasiones. El camión se desvió ligeramente hacia el oeste en Cheesy Cricks, pero posteriormente dobló en una calle hacia el Paseo Oriental.

Los fuegos artificiales estaban terminando aproximadamente a las 23:30 hora local, cuando el camión rompió poco a poco las barreras para vehículos puestos frente a la embajada de la República de Enol en el estado. El guardia de seguridad de la embajada enolesa Sergey Bogdánov persiguió al camión y se agarró a la puerta para intentar detener el vehículo. No lo consiguió, pero si pudo darle una serie de puñetazos en la cara antes de que el terrorista consiguiera golpearle en la cabeza con la pistola, que se le había quedado atascada. Al ver esto, dos oficiales de policía cercana abrieron fuego contra el camión. En este punto, el conductor aceleró, condujo al suroeste, y se sumergió en las multitudes en el paseo marítimo, moviendo el volante a derecha e izquierda para arrollar más personas. La policía trató de detenerlo con armas de fuego, y el conductor disparó hacia ellos, así como a la gente en la multitud. El conductor continuó durante 2 kilómetros, matando e hiriendo a los peatones. De acuerdo con las versiones de varios testigos, un individuo se subió al camión, distrayendo al conductor, mientras que la policía rodeó el vehículo cerca del hotel Empire. El vehículo fue barrido con balas y el conductor murió.

La Policía Federal descubrió varios cargadores, una pistola, una granada vacía y réplicas de fusiles GrodanovF6 en el camión.

Autor Editar

Las autoridades amandinas identificaron al autor como Liam Scholes, un hombre de 30 años de edad, de nacionalidad izaniense, con un permiso de residencia amandina que le permitía vivir en Rens. Scholes era conocido por la Policía Federal por cinco delitos anteriores, en particular por comportamiento amenazante, violencia y robos pequeños. No estaba registrado como un riesgo para la seguridad nacional, y, en el momento del ataque, no era conocido por las autoridades amandinas o izanienses de tener vínculos con organizaciones terroristas.

Víctimas Editar

Scholes mató a 84 personas e hirió a 298, 46 críticamente; 21 permanecieron con vida en soporte vital al día siguiente. Al menos 15 de los muertos eran niños o adolescentes. Como muchos de los heridos no recibieron asistencia inmediatamente, muchas fuentes informaron el número total de heridos como 166. Junto con muchos ciudadanos amandinos, numerosos ciudadanos federales y extranjeros también murieron en el ataque.

Nacionalidades y número de los fallecidos:

Investigación Editar

El fiscal amandino dijo que el ataque «lleva la marca del terrorismo antifederal», pero que ningún grupo se había atribuido la responsabilidad del ataque, y una investigación preliminar por funcionarios amandinos no conectó a Scholes a ningún grupo de terroristas internacionales.

Varios hombres fueron detenidos al día siguiente por sospechas de la Policía Federal, que llevará el caso con el Federal Security Corps, y el día 3 el FSC desmantela una de las células más grandes de terroristas jamás vistas, en el Principado de Yenay, gracias a las pistas y a las declaraciones de los familiares de Scholes.

Reacciones Editar

En el Imperio de Amanda Editar

Inmediatamente después del ataque, cuando no quedó claro si la amenaza había terminado, la gente utiliza los medios sociales, especialmente Witter, para ayudar a otros a encontrar refugio, utilizando la etiqueta #OpenedDoorsRens, variación de la usada tras los ataques en Amanda el año anterior.

El Gobernador Axel Newland regresó desde Nadaya hasta Amanda para reunirse de emergencia con el Secretario de Seguridad Nacional de la Federación, León Burns. Newland se dirigió a la ciudadanía amandina en una emisión televisada desde Amanda en la madrugada del 2 de veranés anunciando futuras "medidas importantes" contra el terrorismo. También anunció que sería desplegado más personal de seguridad. La Presidenta de la Federación Saray Gómez anunció tres días de duelo nacional los días 2-5 de veranés.

El Secretario de Defensa de la Federación José López Carro inició los trámites para permitir al Principado de Amanda la ejecución de una operación militar masiva contra los Cyan. El mismo día 4 comenzaría la operación, en la que el Ejército Amandino, ayudado por más de 300.000 soldados irikenses, invadió el Reino de Izan y posteriormente el Reino de Pablo y logró acabar con los terroristas.

La moral de los amandinos no decayó tras los atentados. El día 5, un conmovedor homenaje al que acudieron prácticamente todas las autoridades federales y amandinas, incluido Axel Newland, concluyó con un multitudinario aplauso al gobernador, que agradeció el apoyo y alabó la voluntad férrea de su pueblo.

En la Federación de los Estados Unidos Editar

Todos los Estados Federales aprobaron guardar tres días de luto oficial, y muchas de sus ciudades -todas las capitales estatales y miles de ciudades y villas secundarias- organizaron minutos de silencio. La Presidenta Saray Gómez declaró desde Eiapisa en la misma madrugada del día 2 condenando el ataque: «en nombre del pueblo federal, condeno con absoluta firmeza lo que parece ser un ataque horrible terrorista en la ciudad amandina de Rens, en el que han muerto y resultado heridos decenas de civiles inocentes». Todos los gobernadores estatales condenaron públicamente los atentados y anunciaron la colaboración con el Principado de Amanda en sus operaciones contra el terrorismo antifederal.

Reacciones internacionales Editar

  • República de Enol: El Presidente del Gobierno Enolés, Roger Ackroy, emitió un mensaje televisado al gobernador amandino expresando su solidaridad. También expresó que «hay que eliminar o neutralizar» a los terroristas, y confirmó la muerte de cuatro ciudadanos enoleses en el ataque.

  • Principado de Sara: El Primer Ministro Albert Froome expresó su conmoción y manifestó la solidaridad del pueblo jarrillero con el amandino y dijo que su país «reprueba todo acto de violencia como el ocurrido». Ernest Wagner, Secretario de Estado y segundo cargo más importante del gobierno jarrillero, acudió el día 5 al homenaje en Rens.

  • Principado de Izaro: El Presidente del Gobierno Timothy Gaunt manifestó, «ante la salvajada criminal en Rens, todo el apoyo del Principado de Izaro al pueblo amandino y sus autoridades». Además se suceden los minutos de silencio a las 12 horas del sarayday en las sedes del Gobierno y de los ayuntamientos de todas las ciudades izarinas.

  • Reino de Johnny: Sadakazu Fukuda expresó desde el Jo-de-Cappe su consternación por los atentados y anunció «toda la colaboración posible por parte del pueblo y las autoridades jonyanas para acabar con el terrorismo internacional».

  • República de Lucas: El Presidente Lucas expresa su pésame a las familias de los fallecidos y asegura que su país está haciendo «todo lo posible» para acabar con el terrorismo antifederal.

  • Imperio de Lucía: La Primera Ministra Amelia Herrßaüfen decreta un día de luto oficial y da el pésame a las familias de los fallecidos, colocando la bandera amandina en los balcones de su residencia oficial.

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.