FANDOM


Los atentados de Lublin del año 8 fueron dos ataques terroristas llevados a cabo por seguidores de la Organización Cyan, que pretende instaurar un estado propio entre el Reino de Pablo y el Reino de Izan, en la mañana del aitansday 9 de eiapisano del año 8 en el metro y en un edificio de oficinas colindante a la embajada de la Federación de los Estados Unidos en la capital lucasina. Fallecieron 37 personas (incluidos tres de los cuatro terroristas) y más de 360 resultaron heridas.

Contexto Editar

Los atentados tuvieron lugar dos días después de que el Parlamento Lucasino hubiera aprobado el envío de un nuevo contingente de 500 soldados a combatir contra la Organización Cyan, en la llamada «Guerra contra los Cyan». Los terroristas pretendían causar temor entre la sociedad lucasina y que así los ciudadanos obligasen al Parlamento a rectificar y a retirar sus soldados de los frentes, pero los ataques tuvieron un efecto completamente distinto.

Sospechosos Editar

La Policía Lucasina identificó a los cuatro hombres que llevaron a cabo los ataques. En la estación de metro habría actuado Sven Masaryk, mientras que en el edificio de oficinas lo habrían hecho los otros tres terroristas: los hermanos Adam y William Kostka, y el cabecilla de la trama, Peter Hossa. Hossa fue el único de los cuatro que sobrevivió, y logró evadir las medidas de seguridad de la policía para huir al extranjero. Actualmente su paradero es desconocido, aunque se cree que podría haber vuelto a la zona controlada por la Organización Cyan.

Ataques Editar

Metro Editar

A las 08:21 del 9 de eiapisano del año 8, se produjo al menos una explosión en un vagón del metro en la estación de metro de Central Lublin, una de las más concurridas de la capital. Fallecieron 15 personas, incluido Sven Masaryk, y hubo más de 100 heridos. La fiscalía lucasina confirmó que el atentado fue cometido por al menos un atacante suicida que según la cadena de televisión federal Antena C habría gritado palabras en carlense antes de cometer el ataque y portaba un fusil ligero tipo F5. El metro de la ciudad fue evacuado y cerrado.

Oficinas de Quartz Company Editar

Una hora y media después, a las 09:55, una bomba de gran potencia fabricada según la Policía Lucasina con peróxido de acetona, sustancia altamente explosiva, estalla en el edificio de oficinas de la inmobiliaria lucasina Quartz Company. 22 personas, incluidos dos de los tres terroristas que habían realizado el ataque al edificio, resultaron fallecidas, y se contabilizaron más de 250 heridos. La rapidez de los servicios médicos de la ciudad salvó más de una decena de vidas. El Ayuntamiento cerró todas las vías circundantes a la manzana y cortó el tráfico en las calles transversales a la Avenida de la República, que conecta la zona con el Hospital Central de Lublin.

Al lado del edificio de oficinas de cuatro plantas, que quedó devastado y no se derrumbó gracias a su eficiente estructura, estaba la embajada federal en la República de Lucas. El embajador, John Taylor, no se encontraba en el edificio, que fue evacuado de inmediato.

Víctimas Editar

En total, en los atentados murieron 37 personas, incluidos 3 de los 4 terroristas, y otras 360 resultaron heridas. En el edificio de Quartz Company fallecieron 20 civiles ya que era hora punta y las oficinas estaban repletas de trabajadores.

Los fallecidos eran de 7 nacionalidades diferentes[1]:

Repercusiones Editar

República de Lucas Editar

El Gobierno Lucasino subió el nivel de alerta de 3 al nivel 4 en todo el territorio nacional.

El presidente James Brint calificó los ataques de «ciegos, violentos y cobardes», añadiendo: «Este es un día trágico, un día negro... me gustaría llamar a todo el mundo y perdirles calma y solidaridad».

La República de Lucas blindó las paradas de ferrocarril de su territorio, cerró la frontera con el Principado de Cintia y aumentó la seguridad en puertos y aeropuertos. La mayoría de vuelos civiles fueron cancelados. Se establecieron controles nunca antes vistos en el país, pero la población por lo general agradeció la sensación de extrema seguridad que vivió la república durante los días siguientes.

El país decidió continuar adelante en la lucha antiterrorista, demostrando con su valor estar al lado de sus aliados por la erradicación del terrorismo anti-federal.

Federación de los Estados Unidos Editar

El Gobierno Federal incrementó la seguridad en sus aeropuertos y edificios públicos. La embajada en la República de Lucas fue cerrada hasta el día 22.

Saray Gómez, Presidenta del Gobierno, dijo que «De nuevo nos ha salpicado en terror injustificable de unos individuos que cometen actos contra la libertad. El pueblo federal permanecerá siempre del lado de sus aliados para vencer al miedo y al terror en nombre de la democracia. Siempre vamos a estar unidos ante la barbarie». Se incrementó la seguridad igualmente en metros como el de Ikerne, Nikki Town o Eiapisa.

Imperio de Amanda Editar

Axel Newland, Gobernador del Imperio de Amanda, declaró en rueda de prensa que «Una vez más los terroristas atacan a un estado libre. Una vez más no lograrán que ese estado abandone sus ideales de libertad y democracia por los que ha luchado. Una vez más, el mundo está unido contra el terrorismo. Mis condolencias a todo el pueblo lucasino».

La Emperatriz Amanda repudió los ataques comparándolos con los que había sufrido su estado pocos meses antes y afirmó que «Estamos en guerra».

Principado de Ikerne Editar

El gobernador autofederalista del estado, Liam Parker, sintetizó los pensamientos de una gran parte de la comunidad política federal: «Los terroristas jamás lograran vencer nuestros ideales. Podremos con ellos si nos mantenemos unidos ante sus actos y respondemos con contundencia. En nombre de mi pueblo quiero presentar todas mis condolencias al pueblo lucasino y reafirmar nuestra voluntad de colaboración para tomar acciones contra los terroristas».

Principado de Yenay Editar

El Gobernador del Principado de Yenay, Chris Strauss, afirmó que «Hoy no ha sido atacada Lublin, han vuelto a ser atacadas la libertad y la democracia. Nuestras condolencias a todos los lucasinos y nuestro completo apoyo para terminar con el terrorismo internacional».

Principado de Izaro Editar

Timothy Gaunt, el veterano Presidente del Gobierno Izarino, declaró: «No tengo palabras para describir lo que siento en estos momentos. El horror jamás nos vencerá; todos juntos lograremos acabar con los terroristas. Todas las condolencias en mi nombre y en el de mi pueblo a todos los lucasinos».

República de Enol Editar

El Presidente del Gobierno Enolés Roger Ackroy condenó los atentados y afirmó que su país continuaría la línea de apoyo táctico y de material bélico a los estados en guerra contra los terroristas Cyan.

Referencias Editar

  1. Excluyendo a los tres terroristas, de nacionalidad izaniense.

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.