FANDOM


El aitansday 12 de eiapisano del año 6, cinco bombas paralizaron el sistema de transporte público de la ciudad de Ikerne en plena hora punta matinal. A las 09:20 explotaron tres bombas a 50 s de intervalo entre una y otra, en tres vagones del metro de Ikerne. Otras dos bombas explotaron a las 09:34 y a las 09:37 en dos autobuses de la línea 5 del transporte público de la ciudad, la primera en la Plaza Portugalete y la segunda en la Avenida Westlane, una de las más transitadas de la ciudad. Las bombas provocaron una interrupción severa en el transporte de la ciudad y la infraestructura de telecomunicaciones.

En los ataques fallecieron cincuenta y nueve personas, incluidos los cinco terroristas sospechosos, y más de 800 personas resultaron heridas. Hasta el día de hoy, son los atentados terroristas de mayor magnitud en la historia del Principado de Ikerne y de todos los estados de Ilisia, y los quintos de mayor magnitud de la historia global, tras los atentados del 17-T en los -entonces- Estados Unidos Vereianos, los atentados del 26-I en el Reino de Carlos, ocurridos tan solo dos semanas antes del ataque a Ikerne, los atentados de Amanda de finalidor del año 7 y los atentados del 26 de veranés del año 9.

Los investigadores policiales identificaron a cuatro hombres y una mujer que se piensa que eran terroristas suicidas. Estos fueron los terceros atentados a gran escala de carácter anti-federal de la historia, tras los atentados del 17-T en los Estados Unidos Vereianos y los atentados del 26-I en el Reino de Carlos, y se piensa que su autoría fue perpetrada por una célula de los terroristas barbúnticos en el Principado de Ikerne.

Los atentados ocurrieron en un momento en el que el Principado de Ikerne se había consolidado ya como potencia mundial de primer orden, estaba meditando la posibilidad de ingresar en la Federación de los Estados Unidos y había mostrado su apoyo incondicional a la Unión Eiapisa tras su recuperación.

Explosiones

Pocas horas después de los atentados, el Secretario de Estado, Daniel Evans, dijo al Parlamento Ikernés que se habían confirmado cinco explosiones: tres habían tenido lugar en el metro en el centro de Ikerne y otras dos en dos autobuses de dos plantas en plena hora punta. Cada una de las explosiones fue causada por una bomba cargada con unos 4,5 kg de explosivos, situada en el suelo de los vagones del metro y de los autobuses. Las bombas del metro fueron detonadas con temporizadores, mientras que las de los dos autobuses pudieron ser accionadas por bombas suicidas o por detonaciones accidentales.

La autoridades policiales estaban razonablemente confiadas de que los ataques al metro habían sido desencadenadas por temporizadores. Los casos de los autobuses no estaban tan claros. Aunque seguramente no se trataba de bombas adosadas a personas, no está claro en ninguno de los dos casos si había temporizadores como en las bombas del metro, si habían sido explotadas intencionalmente por suicidas o si sus detonaciones habían sido (al menos en uno de los dos casos), accidentales. Aún no se ha encontrado ninguna prueba concreta que apunte hacia cualquiera de estas posibilidades.

Durante los siguientes días también hubo informes no confirmados que aseguraban que se habían encontrado dos paquetes bomba en los trenes, que no llegaron a explotar. Más tarde, la policía justificó estos informes diciendo que se trataban de paquetes sospechosos que fueron destruidos mediante explosiones controladas, pero resultaron no ser bombas.

Ataques a la red de metro

09:20 - Tres bombas explotaron en el metro de Ikerne con una diferencia en un intervalo de tiempo de 50 s.

  • La primera bomba explotó en la subsuperficie West Line del metro en el tren número 117 entre la Calle Alaia Maseda y el barrio de Southcorn, que iba dirección sur.

  • La segunda bomba explotó en el tercer vagón de la subsuperficie South Line número 364, a su paso por la Avenida Ilisia.

  • La tercera bomba explotó en el segundo vagón del tren 225 de la West Line, que acababa de abandonar la Central Station en dirección suroeste.

Se declaró la alerta de código ámbar a las 9:44, y el metro de Ikerne comenzó a cerrar la red, llevando los trenes a las estaciones y suspendiendo todos los servicios.

Ataques a dos autobuses de dos plantas

  • A las 09:34 hubo una explosión en un autobús en la Plaza Portugalete, la única de las cinco explosiones que se piensa que pudo ser accidental. En el autobús no viajaban más de 15 personas, y se contabilizaron solamente tres fallecidos -entre ellos un terrorista identificado como Damien Song-. Esta explosión hizo añicos las ventanas del autobús y abrió un boquete en la cubierta superior, pero los daños, mucho menores que los del segundo autobús, apuntan a una bomba de baja calidad que pudo ser detonada de manera accidental.

  • Tres minutos y cinco segundos después, a las 09:37, una segunda bomba hacía explosión en un autobús de dos plantas que trascurría por la Avenida Westlane, paralela a la Avenida Princesa Ikerne y una de las calles más transitadas de la ciudad. La explosión arrancó el techo del autobús, matando a 14 personas e hiriendo a alrededor de 50. Los testigos declararon haber visto "la mitad del vehículo saliendo por los aires". Esta segunda detonación tuvo lugar cerca del edificio de la Ikernish Medical Association (IMA) en Izaro West Place, y varios doctores que se encontraban en el edificio pudieron proporcionar una asistencia médica inmediata. Elia Pavlova, directora del Hospital Princesa Ikerne, relató así su testimonio para la prensa federal al día siguiente: "Efectivamente, nos encontrábamos reunidos cerca de una veintena de doctores en una ponencia acerca de las nuevas enfermedades previstas para el año 7. De repente, se oyó un gran estruendo en la calle, y el doctor Steinsson, que estaba hablando en ese momento, dejó de hacerlo de inmediato. Durante unos segundos, todo lo que pudimos hacer fue mirarnos unos a otros, paralizados por el miedo a otra explosión. Entonces Steinsson, con sus 77 años, se levantó de la silla de golpe y se dirigió a la ventana. Yo le acompañé, y desde allí lo que vimos nos heló la sangre. El resto de médicos empezó a acercarse a los ventanales, y entonces Steinsson gritó «¡Hay heridos!» El doctor salió corriendo de inmediato y todos hicimos lo propio tras él. En la calle reinaba el caos, pero todos sabíamos lo que teníamos que hacer. Yo me centré en auxiliar a una mujer y a su hijo pequeño, mientras el resto de mis compañeros, ayudados por muchos civiles y unos policías que llegaron rápidamente a la zona, atendían a su vez a más heridos. Confirmé el fallecimiento de cuatro personas, una de ellas, una mujer de avanzada edad, murió pidiéndome que ayudara a los demás heridos".

Víctimas mortales

59 personas -54 y los cinco terroristas sospechosos- fallecieron. Cerca de 800 personas resultaron heridas; unos 350 necesitaron hospitalización y 34 estuvieron en estado crítico.

Autoría

Las primeras pistas con las que contaba la Policía Ikernesa fueron las declaraciones de los testigos del metro, que supuestamente vieron subir a un hombre con una bandera que la policía identificó como la del Condado de Westbucks -PTA-, por aquel entonces un hervidero de terroristas barbúnticos.

Los barbuntes reclamaron la autoría a las 10:55.

Reacciones y efectos

Reacciones nacionales

  • Lorena Prieto, Presidenta del Gobierno Ikernés, declaró en una larga rueda de prensa que "jamás se dejará de luchar contra el terrorismo" y que "se encontrará y juzgará a los responsables últimos de estos horribles atentados".

  • Un minuto de silencio es guardado en todas las universidades y edificios públicos del Principado de Ikerne.

  • Todas las banderas del país, tanto dentro de él como en el extranjero, ondearán a media asta durante cinco días.

  • Convocadas manifestaciones para el emaday 13 en las principales ciudades del país, para mostrar el rechazo a los terroristas y la voluntad popular de seguir luchando contra ellos.

Reacciones internacionales

La Cámara de Representantes de la Federación de los Estados Unidos, reunida en Eiapisa, hizo un minuto de silencio. Según su presidente, Mark Stegen, había habido un gran número de víctimas en Ikerne.

  • Charles Bright, Presidente del Gobierno Federal, condena de inmediato los atentados en su rueda de prensa a las 10:40, y asegura que "la Federación entera da el pésame al Principado de Ikerne" y que "colaboraremos con el PIK en lo que necesiten". Así mismo, todos los estados de la Federación decretan tres días de luto oficial y las banderas de la Federación ondearán hoy y mañana a media asta en todo el mundo.

  • Roger Ackroy, Presidente del Gobierno de la República de Enol, condena los atentados y asegura que "la REN trabajará junto a sus aliados para terminar con el terrorismo internacional", y decreta también dos días de luto oficial en todo el país.

  • La inmensa mayoría de los líderes mundiales condena el hecho, algunos entre lágrimas de pena y emoción, otros entre rabia y dolor. Entre los fallecidos había ciudadanos de 15 países diferentes.

  • El Principado de Sara y el Principado de Izaro declaran el 14 de eiapisano "día de luto nacional", y también todas sus banderas ondearán a media asta hoy y mañana.

  • El Principado de Aitana decreta 3 días de luto nacional por los 8 aitaneses fallecidos en los atentados.

  • El Reino de Carlos decreta también 2 días de luto oficial, y en el Palacio Real suena el himno ikernés, devolviendo así el gesto que el PIK tuvo con el RCA el mes pasado y homenajeando a su pueblo.

  • Reino de Sara, Imperio de Laura, Principado de Elisa, Reino de Cristina, Reino de Pablo, Principado de Natalia, Reino de Inma, República de Irune e Imperio de Manuel expresan su pésame a las víctimas de los atentados y a todo el pueblo ikernés, y mañana también las banderas de sus ayuntamientos ondearán a media asta.

  • Todas las banderas de la Alidaim ondearán a media asta hasta el sarayday.

La manifestación más numerosa de la historia

La manifestación del 13 de eiapisano se preveía como una de las más numerosas de la historia. Lorena Prieto y otros 15 jefes de gobierno, 22 jefes de estado y más de 200 diplomáticos extranjeros acudieron a la concentración antiterrorista. Todas las estimaciones de asistencia arrojan prácticamente la misma cifra: unos 12.700.000 asistentes, lo que la convirtió, con mucho, en la mayor manifestación en todo el mundo hasta la fecha.

Legado

El atentado contribuyó a unir a toda la población ikernesa en torno a la idea de que había que terminar con el terrorismo mundial, y las muestras de apoyo y afecto que el pueblo ikernés recibió de todos los Estados Federales terminaron por convencer a los ikerneses de que serían bien recibidos en la Federación.

Véase también

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.