FANDOM


La batalla de Florentine fue la primera gran batalla librada en el continente de Svvola y el primer -y único- enfrentamiento con grandes bajas de la IX Era Internacional. Se enfrentaron en ella el Ejército Izanino, apoyado por un contingente de más de ochenta mil soldados del Imperio de Lucía, y el Ejército Axelino, que esperaba al invasor "agazapado" en la ciudad de Florentine junto a un gran contingente de soldados del Reino de Yeray y un grupo muy numeroso de aviones federales de apoyo que resultaron claves para el devenir de la batalla. La batalla fue el único hecho destacable de la «Primera Guerra de Svvola», que terminó poco después con la victoria axelina.

Los invasores, el Imperio de Izan, resultaron derrotados, y perdieron la mayor parte de su ejército y todo su material militar. El Imperio de Lucía perdió a 14 divisiones de su ejército de tierra y deberá afrontar el rescate de los miles de soldados capturados por las tropas axelinas.

Antecedentes Editar

La IX Era Internacional, un verano más que caótico en el que ocurrió casi de todo, amenazaba con terminar sin un enfrentamiento militar serio entre dos estados. La Unión de Svvola había surgido el día 22 de veranés con el objetivo de garantizar la paz en el nuevo continente, pero el nacimiento el día 14 de ingridiano de los nuevos estados (Imperio de Izan y Reino de Derek), trastocó los planes de la reciente alianza económica. En ese contexto, el Imperio de Izan organizó una rápida operación para tratar de ampliar sus fronteras a costa del Reino de Axel, un estado que aún estaba en trámites de acceder a la Alidaim. De ese modo, en la mañana del día 16, tan solo 24 horas después de haber proclamado su independencia, el Imperio de Izan atacaba el Reino de Axel con un gran contingente de 35.000 soldados, 111 tanques ligeros y 357 carros militares, apoyados por más de 87.000 soldados que el Imperio de Lucía había enviado a Svvola el día anterior. El objetivo del Imperio de Lucía era, además de ayudar a un aliado, asegurarse una zona de poder en un continente con un interesante futuro por delante.

La batalla Editar

Primeros movimientos Editar

El Ejército Izanino entró en territorio axelino a las 14:55 horas del yeraday 15 de ingridiano del año 9, sin encontrar ninguna oposición. Los habitantes de las pocas ciudades por las que pasaban los invasores no daban señales de vida, lo que no pasó inadvertido a los altos mandos lucianos, que se olían una posible emboscada a kilómetros. Sin embargo, la Emperatriz Lucía ordenó a sus fuerzas que avanzasen junto a los izaninos, por lo que ambos ejércitos continuaron rumbo a Florentine, capital del Reino de Axel y ciudad más poblada e importante de Svvola.

Por su parte, los defensores sabían de antemano a qué se iban a enfrentar. En la mañana del día 15, la República de Lucas aceptó, dejando nuevamente atónita a la Alidaim, hacerse cargo de la protección de los territorios yerayanos en Isla Nueva, permitiendo al Reino de Yeray desplazar rápidamente a casi 100.000 de sus soldados a Svvola. El Reino de Axel cortó todo el tráfico del noroeste del país para que el Ejército Yerayano pudiese llegar en apenas dos horas a Florentine, todo un récord de rapidez para un contingente que además llevaba a 131 tanques ligeros M2 y a 25 pesados M1 Galaxy. La Fuerza Aérea Federal también se puso en camino: 76 aviones del Imperio de Sergio y 92 aeronaves de la República de David, al mando del capaz general Quality Good, despegaron respectivamente desde Sergio y desde los dos grandes portaaviones de la Séptima Flota Federal: el USFS Yenay y el USFS Esperanza.

Desarrollo Editar

Los atacantes divisaron la ciudad de Florentine a las 19:45. Dos minutos después, sus tanques empezaron a lanzar proyectiles sobre la capital axelina. Sin embargo, poco les duró la alegría a los izaninos: la Fuerza Aérea Federal despegó por sorpresa desde los dos aeródromos de la ciudad: el cielo de Florentine se llenó de aviones con la escarapela aeronáutica azul, blanca y morada de la Federación, y estos empezaron a ametrallar los tanques atacantes. A las 20:04, en medio del fragor del bombardeo aéreo, el Ejército Yerayano y un inmenso contingente de soldados y civiles del Reino de Axel salieron de la ciudad por una de sus arterias principales, la autovía SV-13. Los pesados tanques M1 Galaxy arrasaban a los carros ligeros izanienses, pero las baterías antiaéreas de los atacantes estaban derribando a varios aeroplanos sergianos. Los seis bombarderos B-4 irikenses despegaron desde Florentine a las 21:17: ascendieron a más de tres mil metros de altitud y lanzaron dos decenas de poderosos proyectiles sobre las baterías antiaéreas izaninas. Una vez destruida su defensa antiaérea, la batalla estuvo perdida para los atacantes. Los soldados supervivientes del Imperio de Lucía trataron de huir, pero fueron rodeados por los civiles axelinos y solo pudieron rendirse ante los defensores. El Reino de Yeray perdió a más de cuarenta mil soldados, pero ganó decenas de tanques y carros de combate capturados al enemigo, además del respeto y la lealtad del Reino de Axel.

Consecuencias Editar

El Imperio de Izan deberá reconstruir su ejército y centrar su economía en ello y no en proyectos descabellados en conjunto con la -aún en guerra civil- República de Nico, así como hacerse con nuevos aliados en el panorama internacional y percatarse de que la diplomacia mundial se mueve a una velocidad vertiginosa. Por su parte, el Imperio de Lucía, muy debilitado, tendrá igualmente que destinar gran parte de sus recursos al ejército si quiere seguir en la primera línea internacional.

Los defensores, el Reino de Axel, recibieron felicitaciones por parte de la Unión de Svvola, la Alidaim y la Comisión Para el Desarrollo. El comportamiento de los civiles de Florentine y su compromiso para con la ciudad fue aplaudido por el Congreso Federal, y el alcalde Michael Bower fue invitado a Yeray para recibir la medalla a la resistencia civil yerayana.

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.