FANDOM


El desastre de La Plana fue un accidente militar acontecido el 3 de paulimarino del año 9. Fue provocado por el incendio y la posterior explosión de la fragata federal -de bandera cintinesa- USFS Nym, poco después de su llegada a la Base Internacional de La Plana, propiedad de la Alidaim. El estallido del Nym provocó el hundimiento de otros cinco buques -la fragata lucasina LUS Ceartas se hundió tras colisionar contra los restos del buque hundido-, y el fuego en la mayoría de los barcos que se encontraban entonces en la base.

Los cruceros USFS Stiegelville federal y LUS Alidaim lucasino, que acudieron a rescatar a los tripulantes del Nym, sufrieron graves daños tras la explosión y encallaron, por lo que deberán ser trasladados y reparados para regresar al servicio activo.

El desastre puso en evidencia la falta de modernidad de muchos barcos de la Armada Federal, que necesitan urgentemente una puesta a punto, así como la escasez de infraestructuras en una base que pretende ser "una de las más importantes del mundo". Todas las grandes bases irikenses y sarayanas en el Golfo de Agios tienen instalados sistemas de emergencia que podrían haber evitado la tragedia de haber tenido esta lugar en cualquiera de ellas, pero en general la mayor parte de los afectados aplaudió la gestión lucasina del accidente. Remarcable fue el acto de heroísmo de O. J. James, capitán de la fragata helenística HLS Orient Lighthouse, que ancló el buque junto al Stiegelville para evitar su hundimiento, sacrificando la utilidad de un barco que también tuvo que ser remolcado posteriormente.

La investigación del accidente derivó en un juicio, celebrado en Control City más de un año después del desastre. El juzgado superior de instrucción del Principado de Saray concluyó que la culpa del desastre era compartida. Las autoridades lucasinas fueron condenadas a pagar 345 millones de áilares a las familias de los 622 fallecidos, y los mandos militares de la base fueron destituidos y multados con penas de entre 4 y 18 años de cárcel, por no haber «proporcionado a tiempo informes detallados de la inviabilidad de las medidas de alarma y prevención de riesgos de la base militar». Tras la reconstrucción de la misma, a mediados del año 10 cambió de nombre, siendo el actual el de Base Fénix.

Antecedentes

La Base Internacional de La Plana, cuya construcción fue iniciada a mediados del año 9 y subvencionada a partes iguales entre la República de David y el resto de los estados de la Alidaim, fue ideada con el propósito de convertirse en la mayor base naval del golfo de Agios, para lo que se ideó un presupuesto colosal y se compró a la República de Lucas el sur de la Isla de La Plana, en las Islas Suragios. La base estaba aún en proceso de construcción cuando se produjo el accidente.

Los hechos

A las 10:02 del aitansday 3 de paulimarino del año 9, la fragata de bandera cintinesa USFS Nym accede a la Base Internacional de la Plana, en La Plana (Islas Suragios) El buque, uno de los más antiguos de la Armada Federal, esperaba una reforma en el astillero militar de la base.

En ese momento se encontraban en La Plana otros dieciséis barcos mayores, además de unos 50 auxiliares: los cruceros federales USFS Stiegelville (CGN-34) y USFS Noa (CGN-41), el crucero lucasino LUS Alidaim (uno de los tres cruceros que poseía entonces la República de Lucas), las fragatas federales USFS Nerea y USFS Oihane, las fragatas lucasinas LUS Ceartas y LUS Saoirse, las corbetas federales USFS Baltiflore Gulf, USFS Fontbleau Bay, USFS Oaks Sea y USFS Blue Sea, las corbetas lucasinas LUS Eitilt, LUS Winter y LUS New Lublin, la fragata helenística HLS Orient Lighthouse y la corbeta enolesa EN Malen’kiy, que se encargaba de las operaciones enolesas en el Atolón Occidental. El crucero USFS Adri había partido a las 8:45 en dirección a Puerto Martín, para tomar parte en unas maniobras militares de la Armada Martinesa y así hacer espacio en una base que se encontraba prácticamente llena.

A las 10:27, el USFS Nym atraca en la base llevando tan solo a 57 tripulantes, todos militares en reserva. Pocos minutos después, testigos civiles dan la voz de alarma: del barco había empezado a brotar una columna humo, cada vez más grande. Los operarios de la base malinterpretaron el mensaje o no lo escucharon con claridad, y debido a la densa niebla tampoco advirtieron la columna de humo que salía del Nym.

Mientras tanto, los tripulantes del barco trataron de acceder a sus niveles inferiores, donde había empezado a arder el revestimiento de caucho de varias piezas de las cubiertas. Sin que pudieran lograr nada por sí solos, alertaron a los barcos que tenían más próximos: el USFS Stiegelville y el LUS Alidaim. Lejos de abandonar a su suerte a los tripulantes del Nym, ambos barcos se acercaron y tendieron puentes para tratar de rescatar a los hombres y mujeres que pretendían abandonar el barco a nado en el estuario.

A las 11:54, las autoridades de la base se vieron obligadas a cerrar la zona suroeste de la misma por el fuerte oleaje, lo que empujó a varios barcos hacia la zona donde los dos grandes cruceros desalojaban a los tripulantes del Nym. El único buque de los bomberos lucasinos en la isla se dirigía rápidamente hacia la base, mientras los efectivos de los bomberos terrestres intentaban inútilmente alcanzar al Nym con el agua de sus mangueras.

Los esfuerzos para tratar de apagar las llamas fueron insuficientes, y a las 12:27 el puesto de mando del Nym comenzó a arder de forma descontrolada. Las autoridades de la base ordenaron inmediatamente a los operarios que trataban de apagar el fuego que abandonasen el barco, y dieron la voz de alarma en todo el puerto. Sin embargo, las sirenas no se encendieron, ya que su uso estaba restringido por ley a ataques externos.

A las 12:51, el Nym empezó a escorarse hacia la izquierda, donde el USFS Stiegelville seguía rescatando a tripulantes del buque. Las llamas del barco alcanzaron el depósito de combustible de la fragata a las 13:04 y el buque estalló, provocando una onda expansiva que reventó los cristales de los puestos de mando del puerto. El fuego se extendió al USFS Stiegelville y al LUS Alidaim, y los restos del Nym junto con la potencia de la explosión hundieron a las corbetas LUS Eitilt y USFS Fontbleau Bay, cercanas al grupo de buques que ejecutaban la arriesgada maniobra. Al disiparse la columna de humo, desde el puesto de mando del puerto se veía a más de la mitad de los barcos en llamas.

El Stiegelville, gravemente dañado, trató de alejarse del desastre, con un número indeterminado de cadáveres en sus cubiertas superiores. El barco terminó encallando en la zona oriental de la base a las 13:41, y si no se hundió -provocando una masacre aún mayor- fue por la intervención de la fragata helenística HLS Orient Lighthouse, cuyo capitán -el marino helenístico Omar James James- ancló el buque junto al Stiegelville para estabilizar al crucero federal.

Una suerte similar sufrió el LUS Alidaim: en llamas, el colosal crucero logró llegar a la costa y encallar, donde el fuego fue apagado por los bomberos de tierra lucasinos. Decenas de personas habían muerto a bordo del Alidaim, que además quedó prácticamente inutilizado: su puesto de mando había sido alcanzado por los fragmentos del Nym, convirtiendo al barco lucasino en un paraje desolador.

A las 14:16, el buque de los bomberos lucasinos llegó a la base, al mismo tiempo que decenas de helicópteros de rescate federales y helenísticos empezaban a verter agua sobre los barcos afectados. Pese a todo, no lograron evitar el hundimiento de la mayoría de las corbetas y de la fragata lucasina LUS Ceartas, que había chocado contra los restos del Nym. El fuego fue sofocado a las 14:53.

Reacciones y consecuencias

622 personas -en su mayoría militares- perdieron la vida en el accidente, que se convirtió en el mayor desastre militar de la Historia en tiempos de paz. 247 de los fallecidos eran lucasinos, 6 eran helenísticos, 3 enoleses y los otros 366 eran federales, en su mayoría irikenses. Más de mil personas sufrieron heridas de diversa consideración, a las que hay que añadir las heridas en tierra, ascendiendo la cifra a casi 2 000 heridos.

Desastre de La Plana

Resumen del suceso en los barcos mayores.

Se hundieron seis grandes barcos y 25 naves menores, pese a que milagrosamente no se registraron fallecidos entre los naufragios de estas últimas. La mayoría de los muertos en los grandes barcos fueron a causa de los incendios posteriores, y no como consecuencia directa de la explosión. Solo dos tripulantes del USFS Nym salieron ilesos del accidente -la mayoría aún se encontraba en las cubiertas de USFS Stiegelville y LUS Alidaim cuando explotó el Nym-, y otros cinco fueron gravemente heridos por la bola de fuego provocada tras el estallido.

La reacción inicial al accidente fue de consternación, a nivel mundial. Los 24 gobernadores de los Estados Federales trasladaron sus condolencias a las familias de los marineros fallecidos, así como el Gobierno Lucasino y el Gobierno Federal. Estos últimos, además, anunciaron la apertura de dos investigaciones independientes para tratar de esclarecer las causas del accidente: 1) Por qué no se dio antes la voz de alarma; 2) Por qué explotó el barco; 3) Por qué el Nym no había sido reparado con anterioridad.

En plena «Operación Discreción», la República de Lucas limitó sus declaraciones. Su comandante en jefe, el general Vlad Plyzek, da sus condolencias a los familiares de las víctimas y anuncia la apertura de una investigación lucasina. Por su parte, el Gobierno Federal -en plena pre-campaña del Partido Demócrata-, manifestó a través del Secretario de Defensa José López Carro su intención de abrir su propia investigación.

La Alidaim abrió su propia investigación, que terminó condenando a los mandos de la base militar. Un jurado del Principado de Saray condenó a la República de Lucas a pagar más de 554 000 áilares por cada fallecido a sus familiares, suponiendo un total de casi 345 millones. La base, que requirió una inversión de cerca de 670 millones de áilares para su reconstrucción, fue reparada y renombrada como «Base Fénix». En la actualidad cuenta con el equipamiento necesario para evitar cualquier desastre similar.

Homenajes

En Eiapisa, casi 90 000 personas se reúnen a las 12:00 del día 4, en las inmediaciones del Ayuntamiento, para realizar un estremecedor minuto de silencio. El primero de todos ellos había tenido lugar durante la misma mañana del día 3: los marinos del USFS Adri, que navegaba en dirección a Puerto Martín, apagaron las calderas en cuanto se enteraron de la tragedia y subieron a la cubierta para disparar al unísono 24 salvas, una por cada Estado Federal, en señal de homenaje a los fallecidos.

En otras ciudades como Olaya o Amanda, decenas de miles de personas se congregaron en los ayuntamientos con velas, ramos de flores y coronas para honrar a los soldados fallecidos. En Lublin fueron casi 44 000 personas; siendo esta una de las mayores concentraciones de la historia de la ciudad.

Véase también

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.