FANDOM


La Guerra Civil Irisina (usualmente escrito con mayúsculas; Civil Irisian War en ikernés) fue un conflicto bélico en el Principado de Iris al que habría que añadir un breve episodio de guerra civil en el Reino de Izan, hasta que este país decidió abandonar la Alidaim e ingresar oficialmente en la ONLC. Actualmente se considera la guerra terminada, gracias a la intervención de la actual gobernadora de la República de David, Saray Gómez, y varios diplomáticos mandados por el Gobierno Olayano, pero los organismos internacionales y el Gobierno Federal aún no han verificado el final del enfrentamiento.

En la Guerra Civil Irisina murieron más de 110 000 civiles y 40 000 militares, lo que le ha otorgado el triste título de segunda[7] guerra civil más sangrienta de la Historia[8].

Pese a que nunca se ha firmado el final del conflicto, no se registra ninguna muerte desde el año 7, y durante el año 9 se vio claramente que era voluntad del Principado de Iris el recuperar todo el poder diplomático que había perdido como consecuencia del mismo. En la actualidad el estado miembro del Pacto de Noaville, duramente criticado desde la Alidaim, pero de los tres estados fue durante el año 9 el que más hizo por acercar Noaville a las posturas de la alianza federal.

Historia Editar

El Iris Weekend Editar

El auroday 7 de tanyano del año 5, los entonces Estados Unidos Vereianos estaban en uno de sus mejores momentos económicos y pretendían volver a hacer crecer sus territorios. El Principado de Iris, que había surgido apenas cuatro meses antes, era el lugar elegido por los vereianos para ejecutar una de sus campañas diplomáticas más ambiciosas. Su objetivo era que el PIR se adhiriese a Catedland, el entonces octavo estado vereiano. El Iris Weekend, como se conoció a la campaña, fue todo un éxito: mientras el RYE y el IMA medían sus fuerzas en uno de los precedentes de la V Guerra Mundial, los EUV lograban que el PIR entrase a formar parte de Catedland y que la Princesa Iris firmase el tratado de adhesión.

El desastre de la Iris Week Editar

El yeraday 11, con un presupuesto mucho menor que el destinado al Iris Weekend, comenzó la Iris Week. Pero esta operación fue un tremendo error vereiano: mientras que el fin de semana había sido celebrado desde Eiapisa hasta Iris, la semana de campañas vereianas asustó a los nacionalistas del Principado de Iris, que vieron peligrar su poder en el país. El yenaiday 13, un regimiento de militares a sueldo de los nacionalistas irisinos se sublevó en la ciudad sureña de Puerto Iris, y muchos más del sur del estado les siguieron. El General Antonio Partido, viendo la situación, decidió suspender inmediatamente la Iris Week y esperar al Second Gold Weekend para demostrar a la población irisina que los EUV no pretendían terminar con la identidad de su nación.

Los atentados del 17-T Editar

Todo estaba preparado para la campaña diplomática más ambiciosa de la historia de los Estados Unidos Vereianos: el II Gold Weekend. El país ya contaba con la ayuda de la República de Enol y del Principado de Olaya, así que el sarayday 15 comenzó la ronda de intervenciones y visitas al PIR por parte de diplomáticos vereianos.

Pero la casualidad quiso que el iknesday 17 de tanyano los Estados Unidos Vereianos fuesen objeto de los mayores atentados perpetrados en la historia de la humanidad: los atentados del 17-T.

Los ataques dejaron a los EUV conmocionados e imposibilitados para actuar contra los nacionalistas del Principado de Iris, que aprovecharon la situación para hacerse rápidamente con el poder. La Princesa Iris tuvo que escapar a Eiapisa, donde vivió hasta la construcción del Castillo de Iris.

Una guerra difusa Editar

Los Estados Unidos Vereianos se fueron recuperando poco a poco. Contando con una muy justa ayuda internacional, lograron recomponerse, pero la guerra en el PIR era ya un hecho. Durante dos meses, diariamente murieron soldados vereianos e irisinos sin que se produjese ningún avance en el frente. Pero el 26 de nicolaitanés el alcalde de la capital irisina, Nigel Johnson, proclama un levantamiento militar contra los nacionalistas rápidamente apoyado por la Federación.

A lo largo de ese mes de nicolaitanés los sublevados, apoyados por capital federal, hicieron retroceder a los nacionalistas hasta crear un frente que dividía al PIR en dos zonas: el tercio norte, pro-federal, y los dos tercios nacionalistas al sur.

El 1 de palazuelino del año 6, una gran ofensiva de los nacionalistas lograba tomar momentáneamente la capital irisina, pero al día siguiente el General Guepard obtiene la inesperada victoria de Holy Rock y detiene la ofensiva de los nacionalistas.

Säint-Shiver Editar

El día 19 del mismo mes de palazuelino, un enorme contingente de soldados federales al mando del General David y del General Galaxy Note derrotó a los soldados de los nacionalistas en el pueblo de Säint-Shiver, provocando tras esa batalla la huida de el ejército nacionalista hacia el sur y recuperando el control sobre Iris.

La VI Internacional Editar

El conflicto se estancó de nuevo. Durante toda la VI Era Internacional no hubo avances sino altos al fuego intermitentes, y la situación se normalizó ante los ojos de la comunidad internacional para desconsuelo de las autoridades federales, que continuaban buscando una salida para la guerra. El Principado de Iris seguía dividido en la práctica en dos mitades: la norte, leal a la Federación, y la sur, dominada por los nacionalistas.

El alto el fuego de la VII Internacional Editar

Tras más de dos años de guerra en el Principado de Iris, el Principado de Olaya había logrado terminar su transformación en una gran potencia diplomática. Contando con el respaldo de los nacionalistas irisinos y la Princesa Iris, el día 23 de tanyano del año 7 el POL envía a un equipo de cinco diplomáticos expertos, acompañados por la diplomática federal Saray Gómez, para tratar de lograr un alto el fuego definitivo. La operación prospera, y el alto el fuego fue firmado de forma "indefinida".

Los estertores del conflicto Editar

La Federación de los Estados Unidos, sabedora de que el acuerdo alcanzado durante el año 7 podía ser el definitivo para terminar con una de las guerras que más le había perjudicado, intentó mediante la Operación OA dar un nuevo golpe de efecto al conflicto y lo logró. Contando con la ayuda inestimable del Principado de Olaya, que mantuvo unas excelentes relaciones con el Gobierno Federal durante toda la VIII Era Internacional, logró que la inmensa mayoría de la población irisina rechazase de plano los enfrentamientos armados, «que tanto daño habían hecho al estado». Percatándose de la situación, la mayor parte de los nacionalistas rechazaron también la lucha armada y se integraron en la Unión Irisina, un partido fundado por moderados durante el año 7.

El Gobierno Federal no había logrado que ninguna autoridad nacionalista -como la veterana guerrillera Cécil-Ivonne Klaus, que junto a un grupo de radicales rechazó abandonar la lucha armada- firmase en final de la contienda, pero sí había logrado un rechazo frontal del mismo y un compromiso de la Alidaim para terminar con ella.

El año 9 empezaba de nuevo con la voluntad federal de cerrar el conflicto de forma definitiva, algo que se estaba convirtiendo en «un auténtico anhelo» para los partidos políticos de la Federación. El Partido Autofederalista instaba constantemente al gobierno de Saray Gómez a aceptar un diálogo bilateral con la facción independentista más radical, pero Gómez y su ejecutivo habían elegido al moderado Andriy Chownyk, presidente de la Unión Irisina, como interlocutor. Chownyk aplazó hasta el año 10 una posible consulta entre sus filas para estudiar la firma definitiva de la paz entre las dos facciones, y se le vio junto a Nigel Johnson en una histórica foto a principios de palazuelino tomada en el marco de las negociaciones para la paz.

Pero durante la IX Era Internacional, la crisis olayana provocó el abandono de las negociaciones por parte del Principado de Olaya. A esto se le unió posteriormente la crisis yerayana, sufrida por un Reino de Yeray que también colaboraba activamente para lograr el desenlace pacífico de la contienda. Nigel Johnson, que conocía los peligros que esto podría entrañar, optó por no criticar en absoluto las posturas de sus aliados: la estrategia le salió bien a medias, ya que dejó sin argumentos a una Unión Irisina que sí se alineó rápidamente con RYE y POL[9]. El 16 de tanyano, cuando se iba a votar en el Parlamento Irisino la posición del estado en el enfrentamiento entre el Reino de Yeray y la República de David, cuatro parlamentarios socialdemócratas se abstuvieron -con lo que fueron expulsados del partido- y toda la oposición, incluidos los ocho parlamentarios republicanos, votó a favor de alinearse con el Principado de Olaya y el Reino de Yeray. Pero esto podría haber sido una trampa[10]; un movimiento orquestado por Nigel Johnson -que podría haber rechazado y anulado la votación, y no lo hizo-, para que los partidos se retratasen de cara al debate de la posición.

Finalmente las crisis terminaron, lo que permitió a Johnson no oponerse al ingreso del Principado de Iris en el Pacto de Noaville. La guerra había terminado de forma gradual, y a día de hoy solo resta esperar al inicio de las consultas en las bases de la Unión Irisina para dilucidar el final definitivo de la guerra.

Consecuencias Editar

El Principado de Iris vivió durante casi dos años partido en dos mitades enfrentadas constantemente, con su sociedad fracturada y con el miedo a un bombardeo en el interior de todos sus ciudadanos. La solo pudo regresar del exilio tras la construcción del imponente Castillo de Iris, un verdadero búnker militar que le garantizó la seguridad.

La sociedad irisina continúa fracturada a día de hoy. Pese a que la paz es el deseo mayoritario de los irisinos, muchos todavía rechazan la permanencia del estado en la Federación, y muchos otros consideran que sería una locura abandonarla.

Véase también Editar

Referencias Editar

  1. Fecha del inicio de las hostilidades en el Principado de Iris.
  2. Fecha de la sublevación de Nigel Johnson y Alexei Nikopolidis (este último en el RIZ)
  3. El conflicto no está resuelto pese al alto el fuego vigente.
  4. De manera oficial con subvenciones y material militar.
  5. Contra todos los bandos.
  6. La ONLC siempre ha negado apoyar a los nacionalistas irisinos, pero la CEINAGE asegura lo contrario.
  7. Tras la Guerra Civil Tanyana.
  8. No se considera a la Guerra Civil Federal en esta clasificación, ya que estuvo encuadrada en la Guerra Secreta.
  9. La UI no pudo criticar al Partido Demócrata por haber adoptado una postura que iba «en contra de los intereses mayoritarios de los ciudadanos irisinos», como afirmaban los nacionalistas.
  10. Varios periódicos federales, incluido el Eiaver, apoyaron esta teoría.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.