FANDOM


Se conoce con el nombre de Guerra Secreta (Secret War en ikernés) a un complejo enfrentamiento que tuvo lugar en la primera mitad del mes de sarino del año 6, que mezcló una guerra central -Reino de Sara contra Reino de Enol- con la breve Guerra Civil Federal y con tres enfrentamientos considerados apartados de la línea central del conflicto: la invasión luciana del Reino de Cristina, el ataque yeraiano al Reino de Johnny y la conquista del Principado de Álvaro por parte del Imperio de Carla.

La guerra empezó mal para el Reino de Sara, ya que la mayoría de sus viejos aliados -Imperio de Carla, Reino de Cristina, Imperio de Emma- le dieron la espalda y ayudaron al Reino de Enol en la contienda. Sin embargo, el Principado de Nicole y dos potencias mundiales como la República de Enol y el Imperio de Lucía ayudaron a los sarinos en la primera fase del conflicto. Tras un primer enfrentamiento naval -la Batalla Naval de Ergoland- y una noche caótica, el Imperio de Emma con apoyo enolino y jessiano atacó el sur del Reino de Sara el día 7. Pero esa tarde el pleno de la Cámara de Representantes federal termina con el abandono de los representantes de varios estados (Principado de Ikerne, Principado de Paula, Principado de Aurora, República de Irune, Reino de Yeray, Principado de Elisa y Principado de Paulita) que se proclaman autofederalistas y declaran la guerra a la República de David y a los estados que se quedaron en su bando, conocidos como "centristas". Los autofederalistas pretendían distanciarse del Gobierno Federal utilizando la guerra como pretexto, así que declararon también la guerra al Reino de Sara y quedaron encuadrados en una asociación con el bando enolino. La intervención de dos potencias muy desarrolladas -la República de David y el Principado de Saray-, terminó por inclinar la balanza del lado sarino, pese a que estos dos estados se ocuparon en principio solamente de atacar las posiciones autofederalistas, defender el estratégico Principado de Adriana e instaurar el orden gubernamental en los estados federales de su entorno. El Imperio de Sergio y el Principado de Cintia decidieron ayudar a los centristas, y el día 8 se libró la mayor batalla naval de todos los tiempos en el Golfo de Baltiflore: la Batalla Naval de Baltiflore. En ella, las flotas de los dos bandos se enfrentaron desde las 7:22 hasta las 20:54 en una jornada agotadora y titánica. La conclusión de Baltiflore fue la clara superioridad de las armadas eiapisana, nicolesa, sarayana, cintinesa y enolesa sobre las armadas coaligadas, y aceleró la conclusión del conflicto. El día 9 el PPA se retiraba de la guerra, y al día siguiente el Gobierno Federal, sabiendo que tenía la Guerra Civil ganada, ofreció a Reino de Sara y Reino de Enol una paz que firmaron esa misma noche. Los enfrentamientos dispersos continuaron: el día 11 el Imperio de Carla culminó, con ayuda jonyana, la conquista del Principado de Álvaro. La República de David atacaba Ilisia y se aseguraba la lealtad de la zona de Portugalete, el futuro Principado de Iraide. El Reino de Yeray atacó el Reino de Johnny el día 13, pero cinco días más tarde se vio obligado a retirarse por orden del Congreso Federal. Las bajas de la guerra fueron muy altas, pero también las pérdidas materiales, sobre todo en armamento. El Principado de Elisa perdió toda su Armada, aunque fue sustituida por una mayor y más moderna. El Reino de Enol perdió sus aviones y sus barcos, el Reino de Johnny todas sus baterías antiaéreas, y el Reino de Sara varios edificios de ciudades sureñas. Los únicos cambios territoriales que trajo la contienda fueron la conquista del Principado de Álvaro por parte del Imperio de Carla, la conquista del 85% del territorio del Reino de Cristina por parte del Imperio de Lucía, y el cambio de dueño del Condado de Blaine: del PIK al PCI.

Causas

Las causas profundas y primarias del enfrentamiento son desconocidas hoy en día[7]. La creencia aceptada de forma general es que el día 2, fue el Reino de Sara quien bloqueó en la Cúpula Mayor de la Alidaim la iniciativa enolina de atacar el Reino de Iván, como castigo a un arancel colocado por el REE a los productos sarinos. Esto provocó que el Reino de Enol, habiéndose asegurado el apoyo de varios aliados poderosos, declarase la guerra al Reino de Sara a la 1:25 del aitansday 3 de sarino del año 6.

Desarrollo del conflicto

Antes del estallido de la Guerra Civil Federal

El Reino de Enol envía rápidamente aeronaves contra el Reino de Sara para intentar derribar sus baterías antiaéreas y a partir de ahí atacar sus bases terrestres, pero el Principado de Nicole recibe el permiso del Gobierno Federal para defender a su aliado, trasladando la mayoría de sus baterías antiaéreas al norte del RSA. Por su parte, Imperio de Carla, Imperio de Emma y Reino de Cristina ponen a disposición del REE sus bases y ejércitos.

El Principado de Nicole envía la totalidad de su flota, liderada por el portaaviones USFS Prim, a la costa sarina a ayudar en la defensa antiaérea. Este fue el primer movimiento marítimo de la guerra, que, dada la distancia entre los dos contendientes, se iba a desarrollar en su mayor parte en el Golfo de Agios. Unos 200 aviones enolinos y onenses provocan a lo largo del día 3 ciertos destrozos en las ciudades del sur del RSA, pero son finalmente repelidos el día 4 por la artillería nicolesa. Esa misma tarde, la Flota Real Sarina se había puesto en marcha para encontrarse con la Flota Nicolesa, pero en su camino se encontró con 89 barcos del RCR y el REE. Se desarrolló entonces la Batalla de Ergoland, que ganaron los sarinos por un estrecho margen.

A lo largo del día 5, los ataques aéreos cesaban y las flotas de ambos bandos se juntaban para una posible batalla marítima al día siguiente. Las flotas de RSA y PNI no lo iban a tener fácil para enfrentarse en solitario a la poderosa Armada Onense, que contaría con la ayuda de los barcos enolinos que habían sobrevivido a Ergoland. Lo que no se imaginaban era que a la mañana del día 6, el Imperio de Lucía declaraba la guerra al bando enolino y enviaba toda su flota, 57 modernos buques de guerra y el portaaviones HMS Danisu. También envía 110 aviones a bombardear al Reino de Cristina, que provocan unos enormes destrozos en los cuarteles cristineses y destruyen todas sus defensas antiaéreas. El Reino de Yeray anuncia que atacará al Reino de Johnny y empieza a movilizar su ejército. Los aviones yeraianos, casi 200 aeronaves de última generación, destrozan las baterías antiaéreas del Reino de Johnny, pero se ven obligadas a esperar al resto del ejército para seguir avanzando.

Hacia las 20:15, las flotas de ambos bandos se ponían en marcha para librar la mayor batalla marítima vista hasta la fecha. Apenas diez minutos después, la Duma Enolesa aprobaba por mayoría la declaración de guerra al Reino de Enol y sus aliados y enviaba 50 cruceros de última generación junto al portaaviones Coin S.I.N 808, el cuarto más grande y sofisticado del planeta. La Batalla del Golfo de Agios es recordada como una de las noches más caóticas de la historia. Esta es la cronología general de aquella noche:

  • 22:00: Las flotas enfrentadas entran en batalla. Por parte del bando sarino, 147 destructores, 102 cruceros y 4 portaaviones. Por parte del enolino, 190 destructores, 30 cruceros y 1 portaaviones.

  • 22:15: El Reino de Enol envía 5.000 soldados a ayudar al Reino de Cristina a defenderse del ataque del Imperio de Lucía.

  • 22:17: El Imperio de Carla anuncia su intención de invadir el Principado de Álvaro, y el Reino de Johnny le ayudará con 8.000 soldados. El ICA envía 4.500.

  • 22:41: El Reino de Cristina anuncia que ayudará al Reino de Johnny, provocando el cachondeo mundial en la Alidaim, ya que RCR e ILU están en guerra y ambos ayudan al RJO. La República de Enol envía apoyo aéreo al RJO, y el Imperio de Carla envía 3.500 soldados a ayudar a Johnny.

  • 23:33: En la batalla del golfo de Agios se empieza a ver el final: el Coin S.I.N 808 y el Prim arrasaban a los barcos enemigos. La desigualdad entre las armadas era ya latente. Los cruceros enoleses, mucho más preparados que sus rivales, ganaban todos los enfrentamientos uno contra uno o dos contra dos; a estas horas quedaban en lucha 44 de los 50 cruceros enoleses, aunque 29 de ellos ayudaban a remolcar barcos aliados y barcos capturados del enemigo.

  • 23:52: Los pocos barcos enolinos y onenses que quedaban luchando se van retirando, pero las armadas aliadas habían sufrido grandes daños. No estarán disponibles para el traslado de una posible ofensiva terrestre.

  • 00:01: El Gobierno Sarino da por concluida la batalla y la victoria en la Batalla del Golfo de Agios. El Gobierno Enolino lo da por una retirada oportuna, y empieza el recuento de bajas.

El día 7 empezaron los combates terrestres. El Reino de Enol ataca con 80.000 soldados al Reino de Sara, y el Reino de Jessica le ayuda con 70.000. El Reino de Cristina envía 5.000 soldados al ataque. El Imperio de Emma coloca a su ejército en la frontera con el RSA para defender la posición, y ayudará en el ataque con 50.000 soldados más.

El Principado de Nicole moviliza a sus más de 120.000 soldados para ayudar al Reino de Sara en su defensa. Los sarinos contaban con un profesionalizado cuerpo de unos 150.000 soldados, pero iban a defenderse en solitario.

El caos absoluto

A las 17:06, daba comienzo en Eiapisa el pleno extraordinario de la Cámara de Representantes de la Federación, que iba a decidir si la Federación entraba en guerra o no. Algunos estados no estaban de acuerdo con el hecho de que si el Congreso votaba entrar en un bando por mayoría, ningún estado podía defender al otro bando. Los autofederalistas llamaron a la sublevación utilizando este descontento como excusa, y los militares de siete Estados Federales -Principado de Ikerne, Principado de Paula, Principado de Aurora, República de Irune, Reino de Yeray, Principado de Elisa y Principado de Paulita- se declararon independientes y declararon la guerra a la República de David, ante la perplejidad internacional.

Hacia las 18:00, los estados autofederalistas declaraban la guerra al Reino de Sara, habiendo votado los centristas hacer lo propio con el Reino de Enol. El Imperio de Sergio y el Principado de Cintia deciden ayudar a los centristas, y declaran la guerra a los enolinos y a los autofederalistas. Los centristas eligen no declarar la guerra al Reino de Enol, lo que conlleva una rápida firma de la paz entre el PNI y el REE. Paz firmada pero irreal. La República de David sorprende a sus aliados movilizando con una agilidad inusitada a su mejor ejército, la Guardia de Eiapisa -40.000 soldados- a defender el Principado de Paulita, en el que se habían formado dos bandos: uno gubernamental y otro radical autofederalista. Estos últimos son rápidamente derrotados. El primer Estado Federal también envía un gran contingente de soldados veteranos al Principado de Nicole, para ayudar en la defensa de un Reino de Sara que había declarado la guerra a los autofederalistas.

El día 8, el Principado de Ikerne traslada unos 80.000 soldados, incluidos voluntarios[8] del Principado de Sara y el Principado de Izaro, al Principado de Elisa para iniciar un ataque al Imperio de Eva. Y al regresar la enorme Armada Ikernesa, la segunda más poderosa del planeta, se une a la también muy poderosa Armada Elisina, las flotas de PSR y PIZ, la Flota Paulina, la Flota Aurorina y la Armada Enolina, que iban a plantar una última resistencia marítima en el Golfo de Baltiflore.

Pero al otro lado de la batalla iba a haber una enorme cantidad de buques. Era tan grande la fuerza marítima que los centristas y los sarinos habían logrado agrupar, que los barcos ocupaban varios kilómetros cuadrados. 674 destructores, 219 cruceros de combate y 20 portaaviones, entre estos últimos algunos de los mejores del mundo como el USFS Esperanza y el USFS Bellatrix. Eran la Armada de la República de David -apodada la "Joya de los Mares"-, la Flota Real Cintinesa, lo que quedaba de la Flota Real Sarina, la Flota Sarayana, la Armada Adriana y la Flota Imperial Eviana, con apoyo aéreo de la República de Enol y el Imperio de Lucía.

Baltiflore

La Batalla Naval de Baltiflore es recordada no solo como la batalla naval más grande de todos los tiempos, sino como la batalla más grande de la historia moderna -desde el final de la III Guerra Mundial-, y el enfrentamiento con mayores pérdidas materiales de la historia.

Las armadas enemigas se encontraron a las 07:22 de la mañana del día 8. La "Joya de los Mares" iba al frente y en el centro del contingente centrista-sarino, con el USFS Esperanza al frente. El "Barco Invencible", el mayor buque de guerra del mundo. La batalla fue encarnizada. Los barcos se hundían constantemente por uno y otro bando, y los aviones eran derribados por centenas. Hacia las cuatro de la tarde, la Flota Real Cintinesa, equipada con cuatro de los mejores portaaviones del mundo y cruceros de última generación, destrozó a la Armada Elisina, que no pudo sostener el flanco derecho de la coalición solo con la ayuda de los barcos del Reino de Enol. La Armada Ikernesa sostuvo el frente de las flotas autofederalistas a la espera de la llegada de los barcos de PPA y PAU, pero la Flota Imperial Eviana y la Armada Adriana protagonizaron la resistencia épica de la jornada -y de toda la Guerra Secreta- aguantando el flanco izquierdo ante un cuerpo mucho mayor. En palabras de Joan Giroud, Almirante federal que capitaneó la batalla en el USFS Esperanza, "si las flotas de Imperio de Eva y Principado de Adriana no hubieran resistido hasta la llegada de los barcos cintineses por el flanco derecho, hubiéramos perdido la batalla".

Los barcos insignia de ambas flotas se buscaron. El Esperanza demostró su superioridad pulverizando al USFS Mikel VI ikernés, y el Bellatrix junto a varios cruceros nicoleses inutilizó el USFS Rosenborg. El USFS Princess, también ikernés, explotó en una bola de fuego que causó grandes destrozos y a punto estuvo de inutilizar al USFS Saray II del PSA. La Flota Real Cintinesa vapuleó a las armadas de PIZ y PSR; la Flota Sarayana destruyó los pocos barcos que les habían quedado a PPA y PAU tras su enfrentamiento en el flanco izquierdo, y a las 20:54 Giroud confirmó que la batalla estaba ganada.

Últimas batallas del enfrentamiento central

Tras la derrota en Baltiflore, el Reino de Enol entendió que no iba a lograr el dominio del mar, y su desconfianza hacia los autofederalistas creció enormemente. El ejecutivo enolino planeó firmar la paz con los centristas para ayudarles en la Guerra Civil, pero esto no se llevó a cabo porque estaba a punto de tener lugar la Batalla de Starźinsky. En ella, los ejércitos de UEI, RSA y PNI lograron repeler -sufriendo grandes pérdidas- un ataque de IEM, RJE y REE. Esa misma noche la Guardia de Eiapisa aseguraba la lealtad del Principado de Paulita sin haber sufrido ninguna baja. El efecto disuasorio había funcionado.

El día 9 por la mañana, el Principado de Paula se retiró de la guerra. Había perdido toda su flota y parte de su ejército en enfrentamientos con el Principado de Adriana, que soportaba los ataques de 4 ejércitos gracias a la ayuda del PIR y la UEI.

El Imperio de Lucía conquista la capital del Reino de Cristina y el ejecutivo cristinés huye a las montañas del Condado de Svölani, actual territorio del RCR. El ILU se anexiona el resto del país, casi duplicando su tamaño.

Al día siguiente, el Reino de Enol gana la Batalla de Tagrís contra el RSA, pero esa misma tarde la Federación -a petición del Principado de Nicole- propone un alto el fuego que ambos estados aceptan. Por su parte, el PCI empieza a trasladar sus soldados y los del Principado de Aitana al Principado de Adriana, lo que acabaría de colapsar al Principado de Aurora, que se rendiría el día 11. Ese mismo día el Principado de Álvaro era puesto bajo administración carlesa por la Alidaim, y la República de David cancelaba su plan de ataque a Ilisia. La guerra agonizaba.

Fin de la guerra

Las tropas yeraianas llegaron al Reino de Johnny el día 13, y al día siguiente la República de David invita al Imperio de Sergio a formar parte de la Federación a medida de agradecimiento por la ayuda prestada en la Guerra Civil Federal. La ciudad de Aurora fue tomada también el día 14, y al día siguiente terminaba la Guerra Civil Federal. El día 18 el RYE se vio obligado por la Alidaim a retirar sus tropas del RJO, y todas las paces fueron firmadas. La guerra había terminado.

Consecuencias

El Reino de Cristina perdió cerca del 85% de sus territorios, que se anexionó el Imperio de Lucía. Por su parte, el Imperio de Carla se anexó los territorios del Principado de Álvaro, y el Principado de Cintia ganó el Condado de Blaine. Esos fueron los únicos cambios territoriales que hubo al término de la contienda.

El Reino de Enol firmó la paz definitiva con el Reino de Sara, pagando entre ambos las reparaciones de guerra ocasionadas el uno al otro. La Federación salió también reforzada de su Guerra Civil, tras encarcelar a los militares autofederalistas y ganar un miembro más: el Imperio de Sergio.

Véase también

Referencias

  1. Nadie reclamó la victoria y nadie reconoció su derrota.
  2. Solamente buques para la Batalla del golfo de Agios y aeronaves para la Batalla de Baltiflore.
  3. Abandona la guerra para centrarse en su campaña de conquista por el Principado de Álvaro.
  4. Abandona la guerra sin sufrir pérdidas civiles o militares.
  5. Abandona la guerra sin sufrir pérdidas civiles o militares.
  6. Solo buques en la Batalla de Baltiflore.
  7. Al menos el Gobierno Federal no las conoce.
  8. De manera completamente extraoficial.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.