FANDOM


A las 19:07 horas del día 2 de palazuelino del año 11 estalló un grave incendio en la Catedral de Nicole, en pleno corazón de Saris, ciudad capital del Reino de Sara, que causó unos graves daños al histórico monumento, derribando parte de su tejado y la reconocible aguja central que coronaba al segundo edificio más visitado del país.

Las causas del incendio permanecen bajo investigación. Las primeras informaciones advierten que pudo tratarse de un evento accidental, producido en uno de los andamios que se habían situado una semana atrás sobre la catedral para realizar unas importantes reformas estructurales en el techo del edificio. La iglesia fue evacuada de inmediato, lo que evitó que se produjesen víctimas mortales en el siniestro.

El presidente del Reino de Sara Ryan Herzàc y sus ministros anunciaron una campaña de crowdfunding para restaurar la catedral. El millonario Corentin Chalôn, propietario del conglomerado de marcas de lujo L'Impèriale, anunció la donación de 250 millones de liras para la reconstrucción del edificio. Las reacciones nacionales de luto y conmoción sacudieron el país y gran parte de la comunidad internacional, que se mostró partidaria de ayudar económicamente a la capital sarina en la reconstrucción de uno de sus monumentos más emblemáticos.

Antecedentes Editar

La Catedral de Nicole, erguida durante la segunda mitad del año 2, se había convertido en uno de los mayores símbolos de la capital sarina, la segunda ciudad más visitada del mundo. En el año 7 había sido catalogada como Patrimonio de la Humanidad, encuadrada en la zona de las Orillas del Impériale, y era para entonces el segundo monumento más visitado del país tras la Torre Sara.

En el año 10, el Ayuntamiento de Saris se propuso reformar el edificio, ya que parte de su tejado amenazaba con provocar algún desprendimiento. Las obras, tras haberse retrasado en varias ocasiones, comenzaron oficialmente a mediados de eiapisano del año 11, con un presupuesto estimado de 240 millones de liras -117 millones de áilares-. Se instaló un andamio para facilitar las labores de reforma, que se iban a realizar a más de 70 metros del suelo.

Incendio Editar

Nicole Cathedral fire (starting)

Fotografía del inicio del incendio

Se cree que el incendio comenzó a las 19:07 en uno de los andamios más cercanos al tejado de la estructura, cuando la catedral estaba aún abierta al público. El fuego se extendió rápidamente por gran parte del tejado, obligando a realizar una evacuación inmediata a la Policía Sarina. Las puertas del edificio fueron cerradas mientras el humo empezaba a salir del tejado de la iglesia.

La policía bloqueó el acceso a la Île Royaume, donde ya miles de sarinos y de turistas se aglutinaban siendo testigos del incendio. Los bomberos fueron movilizados de inmediato, aunque sus escaleras apenas medían 35 metros por los más de 70 del edificio.

Daños Editar

Nicole Cathedral Spire fall

Caída de la aguja central de la catedral

Pese a la rápida reacción de los bomberos, estos no pudieron evitar el desastre. A las 20:11 las llamas terminaron por devorar la aguja central de la Catedral de Nicole, ante las exclamaciones de asombro y de lamento de todos los ciudadanos allí presentes. La aguja, construida en su 90% de madera y de plomo, había sido colocada como añadidura durante el año 5 por el prestigioso arquitecto Jean-Marie Audreaux, fallecido en el año 8.

A las 20:47 se derrumba parte del tejado de la catedral, construido en gran parte con madera de roble y columnas de plomo y piedra. El ministro del interior sarino Karl Thomas aseguró que el estado del edificio era «muy malo», arrojando dudas sobre la posibilidad de que la estructura exterior del mismo se salvara. La reina Sara y todo el gobierno del país observaban las labores de apagado desde las inmediaciones de la iglesia, visiblemente conmocionados.

Alrededor de las 23:45, los bomberos sarinos anunciaron que la situación del fuego estaba controlada. Para entonces el planeta entero miraba sobrecogido hacia Saris, donde ardía una de las joyas de la arquitectura universal. Las reacciones internacionales no se hicieron esperar, llegando desde todos los puntos del mundo. A las 5:15 de la madrugada del día 3 las llamas empezaron a ser mucho menores y la situación se calmó. La policía informó del rescate de las joyas de la Corona Sarina, las reliquias más preciadas del país, e informó de daños en uno de los tres rosetones de la catedral y en dos de sus órganos.

No se registraron víctimas mortales, pero un bombero y un policía resultaron heridos.

Investigación Editar

Las causas del incendio, según la fiscalía del Reino de Sara, apuntan a un estallido accidental en uno de los andamios situados sobre la estructura para facilitar su restauración. La policía, no obstante, advierte que «es demasiado pronto para especular con los orígenes del fuego».

Reacciones Editar

El presidente del Reino de Sara, Ryan Herzàc, canceló su discurso mensual del estado de la nación previsto para el día siguiente y se trasladó de inmediato a la zona de los hechos, acompañado por su socia de gobierno Ethel Letwick y el alcalde socialista de la ciudad, Paul Flament.

Arquitectos de medio mundo opinaron sobre el incendio, calificándolo de «terrible» y «desastroso». Härold Weiser, el prestigioso arquitecto y diseñador jarrillero, se ofreció voluntario para liderar las labores de reconstrucción, y su ayuda fue agradecida por el alcalde Flament.

Numerosas autoridades mundiales se mostraron conmocionadas por el suceso y mostraron por redes sociales su apoyo al pueblo sarisino y a todo el Reino de Sara. Entre ellos el presidente de la Alidaim Michael West, que propuso que todas las delegaciones de la alianza federal donasen un día de su sueldo a la reconstrucción del edificio. La Alicom, la ONLC y la Unión de Svvola emitieron comunicados mostrando su solidaridad con Saris y sus ciudadanos. Las principales fortunas del Reino de Sara se movilizaron el mismo día 3, anunciando grandes donaciones: el millonario Corentin Chalôn donó 250 millones de liras, el filántropo y naturalista chiesirre Adrien Wilson donó 180 millones, y el Ayuntamiento desbloqueó de inmediato un fondo de emergencia valorado en 50 millones de liras. La Región de Évreux hizo lo propio con un fondo de 10 millones, y el Gobierno Sarino emprendió una campaña de crowdfunding a nivel internacional para la reconstrucción de la catedral.

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.