FANDOM


Unity

La Operación Unity (Operation Unity en ikernés) fue el plan diplomático de la Alidaim y de la Federación de los Estados Unidos para la IX Era Internacional. Se trató de uno de los planes más estratégicos y ambiciosos jamás ideados por la alianza federal, superando en expectativas a la Operación OA del año 8 e incluyendo al TEDEC, la continuación natural del TRAMAS del mismo año. Al final de la era, la conclusión unánime de la Alidaim fue que la operación había sido un fracaso, ya que el rápido desarrollo de los acontecimientos y los enfrentamientos entre los estados evitaron la cordialidad buscada inicialmente.

La Operación Unity fue planeada con 10 puntos principales y dando a cada miembro de la Alidaim unos objetivos esperados por la alianza para el año 9. El punto número siete, relativo a la creación del TEDEC, era el más amplio de todos ellos ya que incluía la cooperación de "cuantos más estados mejor", según palabras del General David.

La República de David había sido demasiado optimista. Solamente el Reino de Yeray (antes de su crisis), el Principado de Paulita, el Principado de Nicole, el Imperio de Sergio y la República de Lucas mostraron interés en acatar los objetivos de la operación. Los irikenses habían estimado desde el principio que el plan no tendría el éxito esperado sin la colaboración de las grandes potencias: la República de Enol no intervino en absoluto en el panorama internacional, al igual que el Imperio de Lucía. El Reino de Sara y el Reino de Enol lo hicieron a su manera, y el Reino de Johnny hizo lo que pudo, pero tras los atentados en la República de David no logró volver a intervenir en la era internacional.

Puntos originales de la operación Editar

  1. La Alidaim debe consolidar su unidad de cara a la próxima era internacional. Esto no significa, como de costumbre, la prohibición de las guerras entre sus miembros siempre que estén justificadas y no se cause daño a la población civil, pero sí que los estados deberán mostrar cierto nivel de compromiso con la alianza. Estado: incumplido.

  2. Se vigilará el compromiso de aquellos estados que no muestren abiertamente su voluntad de cooperación con la alianza. Estado: parcialmente cumplido.

  3. Se instará a la Federación de los Estados Unidos a acabar con los nacionalismos independentistas en algunos de sus estados miembros, aunque la Alidaim también pedirá la celebración de referéndums de independencia en aquellos estados cuyos gobiernos lo soliciten. Estado: cumplido.

  4. Los 17 miembros de la Cúpula Mayor colaborarán con la República de David en todo lo posible para lograr el éxito de la Operación Unity. Estado: incumplido.

  5. Se debe lograr la participación en la IX Era Internacional del Principado de Saray, de la mano del Imperio de Amanda y el Principado de Yenay. Estos dos estados, junto con el Principado de Olaya -continuando la estela de la Operación OA del año pasado-, serán los principales encargados de la internacionalización del Principado de Saray. Estado: incumplido.

  6. Según todas las previsiones internacionales, el Principado de Olaya, el Reino de Yeray y el Principado de Nicole serán los Estados Federales con mayores relaciones internacionales, así que por ello deberán ser también los que mayor compromiso muestren para con la operación. Estado: incumplido.

  7. Se construirá un plan/tratado de defensa integral (TrEaty of Defense and Economic Cooperation, TEDEC) entre aquellos estados que quieran colaborar en su creación. Dicho plan será la continuación natural del TRAMAS del año 8 e incluirá entre sus cláusulas la imposibilidad de agresiones entre los miembros firmantes, la colaboración militar y el íntegro compromiso con la Alidaim. El TEDEC incluirá, además, un periódico internacional, gracias a la colaboración entre diarios de varios estados. Estado: incumplido.

  8. Los estados que no colaboren en el TEDEC deberán respetar el tratado y entender que sus miembros dedicarán grandes cantidades de recursos al cumplimiento de las cláusulas del mismo. Estado: n/e.

  9. La Alidaim debe asegurar el final definitivo de la longeva Guerra Civil Irisina, lograr el desarme de los rebeldes y que el Principado de Iris continúe junto al Principado de Olaya en el bando de los estados más comprometidos con la alianza. Estado: cumplido.

  10. La alianza entregará a cada estado miembro los objetivos que la misma espera que cada uno cumpla de cara a la IX Era Internacional. Estado: cumplido.

Dificultades Editar

La Operación Unity ya era desde el principio el plan diplomático más ambicioso de la República de David desde el final de la III Era Internacional. Como tal, presentaba multitud de dificultades y el Gobierno Irikense era consciente de que iba a ser muy complicado el cumplimiento total de los diez puntos recogidos por la operación. Entre los posibles escenarios que se planteaban como obstáculos para la consumación de los planes de la Alidaim, se encontraba la más que probable oposición del nuevo Pacto de Altrán (Principado de Lydia y sus aliados) y que efectivamente fue un gran obstáculo desde el principio.

Otros posibles impedimentos para la Operación Unity serían la escasa colaboración de las grandes potencias -Reino de Johnny, Reino de Enol, República de Enol, Imperio de Lucía, Reino de Sara...-, que efectivamente se dio, o una excesiva polarización del eje República de Lucas-Reino de Yeray, que curiosamente no tuvo lugar después de solucionada la crisis yerayana.

La Alidaim tiene aprendida la lección: las amenazas internacionales han cambiado por completo: el nacionalismo y el radicalismo terrorista han sustituido a la ONLC como "el eje del mal", y luchar contra ellos requerirá de técnicas más de índole diplomático que militar.

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.