FANDOM


El llamado «Pacto de Noaville», «Noaville Pact» en ikernés, es una alianza económica entre tres estados: el Reino de Yeray, el Principado de Olaya y el Principado de Iris, que actuó de "puente" entre ambos estados y la Alidaim hasta el final de la crisis olayana, en la IX Era Internacional.

Pese a no tratarse de una alianza militar -los tres estados que la componen son Estados Federales- sí es un pacto económico, por lo que normalmente se le engloba junto al Pacto de Altrán, los Cuatro Fundadores o la Alicom en la categoría de «alianzas menores». En el caso de Noaville y la Alicom, ambas se declaran «aliados incondicionales de la Alidaim y de la Federación de los Estados Unidos», siendo los Cuatro Fundadores el núcleo de la propia Federación.

Historia Editar

Formación Editar

El pacto fue firmado en la ciudad noesa de Noaville, capital del estado. Es el único tratado del mundo firmado en una ciudad externa a los propios estados firmantes, ya que el Principado de Noa rechazó la invitación de adhesión al mismo. Se fundó como consecuencia de la crisis yerayana que este estado atravesó durante la primera mitad del mes de veranés del año 9, y la crisis olayana, que estalló al poco de ser solucionada la yerayana. Se considera a la actual Vicepresidenta del Gobierno Federal, Silvia Santamarina, como una de las principales promotoras del Pacto de Noaville, al dotar de apoyo al plan desde su creación.

Desarrollo y polémicas iniciales Editar

Desde su fundación, el Pacto de Noaville afirmó ser un «incondicional aliado de la Alidaim», pese a que su presidente, Michael West, no veía con buenos ojos más divisiones en la alianza federal. Noaville pasaba a ser considerada un lobby, y la CEINAGE vigilaba sus movimientos, que en ningún momento fueron contrarios a los intereses generales de la Alidaim.

El 7 de nicolaitanés, el Principado de Lydia sondeó en unas declaraciones de su ministro de exteriores, Jean Michel Grosseau, a los estados de Noaville acerca de una posible fusión con el Pacto de Altrán, que entonces lideraban los lydianos junto al Principado de Tanya. La oposición aitanesa a unirse a cualquiera de los dos pactos había sorprendido incluso -gratamente- al Gobierno Federal, que agradeció el gesto al Gobierno Aitanés. El Reino de Yeray rechazó la propuesta, ya que podría haber supuesto para el estado una pérdida considerable de la concentración del capital económico que giraba en torno al pacto.

El pacto en la actualidad Editar

La VI Reunión de Enolayano, celebrada en la ciudad irikense de Port Galaxy el 21 de enolayano del año 9, dejó patentes dos cosas: el deseo de los firmantes del Pacto de Noaville de mantenerse unidos -pese a las insistencias de la Alidaim sobre los beneficios de la unidad de todos sus miembros- y su alianza con el «núcleo dinámico duro» de la alianza federal; la República de David, el Imperio de Sergio y la República de Lucas.

La gran polémica Editar

El Pacto de Noaville puso contra las cuerdas a la Alidaim durante la segunda mitad del año 9. Dejó entrever una sombría posibilidad: que la alianza federal terminase como lo hizo en su día la Organización de Países Unidos, dividida y sin poder ejercer su poder de manera eficiente. Sin embargo, West recogió el guante y condicionó su continuidad al frente de la alianza a la aprobación de la Resolución 14 del Consejo General de la Alidaim, en la que proponía la eliminación del estatus de «estado miembro observador». Principado de Lydia, Reino de Jesús y Reino de Jessica fueron expulsados de la Alidaim de forma oficial el 4 de enolayano, tras la aprobación -en una votación muy ajustada en la que RYE y PIR se abstuvieron y POL votó en contra- de la resolución. La Alidaim dejaba claro que no iba a tolerar muestras de debilidad derivadas de su división aparente en lobbys, ya que según West, «en Ly-de-Cappe se están riendo de nosotros».

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.