FANDOM


El Principado de Lucía es una moderna y poderosa ciudad-estado situada al norte de Isla Noemí (Islas Suragios); protegida por la República de David y, al igual que el Principado de Helena, y el Principado de Sandra, co-gobernada por ese estado mediante un Congreso Bilateral. La ciudad alberga la sede de la Alicom, una alianza creada durante tanyano del año 9 con el objetivo de ejercer sanciones contra aquellos estados poco comprometidos con la Alidaim. Fue admitido en esta última alianza por decreto exprés de la República de David y en la actualidad es uno de los principales destinos de las inversiones irikenses.

El PLU consta de una única ciudad, Lucía, que se encuentra actualmente en la última fase de su construcción sobre la mitad norte de Isla Noemí, en las Islas Suragios. Por ello, el estado solamente limita con el Principado de Helena, con el que mantiene unas excelentes y curiosas relaciones bilaterales.

Lucía es una ciudad considerada como «futurista»: el Tranvía de Lucía, por ejemplo, es el más rápido del mundo -recorre la ciudad a unos 300 kilómetros por hora-, hay placas solares en la mayoría de los tejados de los edificios, sus calles son exclusivamente peatonales con carriles especiales para el transporte público, el Metro de Lucía se compone de tres líneas de metro que viajan por toda la isla y el edificio sede de la Alicom, una estructura sobria y elegante en el corazón financiero de la ciudad, es el segundo edificio más alto del planeta.

El PLU fue el primer estado del mundo en prescindir por completo del transporte particular: la circulación de vehículos está prohibida salvo la de unos 20 coches oficiales, los 300 de la Policía Lucinesa y los cerca de 60 del ejército del país.

Bajo la política de «un país, dos gobiernos», el Gobierno de la República de David es responsable de la defensa militar y de los asuntos exteriores, mientras que Lucía mantiene su propio sistema legal, fuerza de seguridad pública, sistema monetario[1], política aduanera y política de inmigración. En la actualidad, el Principado de Lucía es la región del mundo con mayor PIB per cápita.

Al igual que hizo con el Principado de Helena, la República de David ha preferido mantener al Principado de Lucía fuera de la órbita de la Federación de los Estados Unidos.

Geografía Editar

La ciudad de Lucía está situada al norte de un pequeño bosque tropical característico de las Islas Suragios. La urbe tuvo un espacio muy pequeño para establecer en él sus edificios gubernamentales, por lo que se realizó un colosal proyecto que, mediante la construcción de dos enormes diques -el Lucia Dam y el Noemi Dam-, logró ganar al mar cuatro kilómetros cuadrados, estando planificados otros tres diques para aumentar aún más la superficie de la ciudad. Al sur del bosque tropical, el territorio del Principado de Helena está siendo para la construcción de una base militar que ya enlaza con las estructuras de transporte público de Lucía.

Uno de los objetivos del Gobierno Lucinés desde el principio fue lograr que su ciudad creciera respetando el medio ambiente, y por ello -entre otras muchas medidas- ha rechazado realizar prospecciones petrolíferas en sus aguas jurisdiccionales.

Historia Editar

El día 15 de tanyano del año 9, el general David viajó a Isla Helena para reunirse con el Congreso Bilateral Helenístico, en plena IX Era Internacional en la que varios estados habían ya mostrado sus cartas. A aquella reunión acudió también el general Guepard Dawson con su ahijada Lucía, y tanto el Gobierno Irikense como el Gobierno Helenístico coincidieron en cederle a la nueva Princesa Lucía la mitad norte de Isla Noemí, para la construcción de una nueva ciudad-estado al estilo del Principado de Martín.

Como todas las partes estuvieron de acuerdo, un grupo de ingenieros y obreros cualificados viajaron a la isla en la misma tarde del día 15 para evaluar las posibilidades del terreno e iniciar la planificación de las obras para las estructuras gubernamentales de la nueva nación.

El Gobierno Irikense aceptó copiar con el Principado de Lucía el mismo sistema de gobierno que había ideado para el Principado de Helena: «un país, dos gobiernos», aceptando encargarse de la defensa exterior del país a cambio de ciertas ventajas para los ciudadanos irikenses que viajasen a Lucía. Finalmente, el día 16 comenzaron las obras en la zona.

Alicom Editar

El día 17 de tanyano, la Alidaim había demostrado haberse visto superada por los desafíos de varios estados como el Principado de Olaya o el Principado de Nicole, así que el Principado de Lucía y sus vecinos helenísticos contactaron con dos estados sureños sobradamente comprometidos con la alianza federal: el Principado de Yenay y el Imperio de Amanda. Juntos, los cuatro estados aprobaron la fundación de la Alianza Comprometida (Alicom), que contó desde el principio con la aprobación de la República de David. La sede de la nueva alianza se planeó en Lucía: cuatro grandes edificios, el mayor de ellos de 682 metros de altura, que se finalizaron a mediados del año 11.

Mientras la Alicom se consolidaba como una alianza influyente, el día 20 la Policía Federal tuvo que intervenir para romper el cerco sobre el Alidaim Central Building en Olaya, donde el Ejército Olayano había secuestrado al Presidente Lucas. La otrora poderosa e invencible alianza federal se convertía por un día en el hazmerreír de otras organizaciones como la OSEC, la ONLC y la propia Alicom.

El día 22, la Alicom firma la paz con la República de Lucas: ese estado se estaba enfrentando a varios países sin apenas ayuda y la alianza se garantizaba de esa manera la neutralidad en el conflicto. El 5 de ingridiano la ciudad fue escenario de un intento de atentado anti-federal, que gracias a la rapidez de reacción del Ejército Irikense no provoca heridos graves: un día antes sus vecinos helenísticos habían sufrido un atentado que dejó 13 víctimas mortales, provocado tal y como demostraría la investigación por la misma célula que perpetró el ataque fallido en Lucía.

A mediados de sarino se había constituido finalmente el ayuntamiento de la ciudad y se celebraron elecciones municipales que ganó por gran mayoría el partido de Unai Fernández, el PSL. La nueva alcaldesa de la ciudad, María Olegari (que adoptó ese apellido por su marido) aprobó igualar las leyes de la ciudad a las del Principado de Helena y eliminar de iure las fronteras en Isla Noemí, con el beneplácito de Helena. También entonces adoptó su himno, Everlasting.

Entre finales de nicolaitanés y principios de enolayano votó siempre del lado de la RDV en las resoluciones 13 y 14, que resultaron aprobadas. El día 5 de ese último mes la entonces presidenta federal Saray Gómez visitó las obras de la ciudad, siendo la primera presidenta extranjera en hacerlo.

A finales del año 9 la ciudad-estado se preparaba para las primeras elecciones nacionales de su historia. Los únicos civiles que votaban en estos comicios y no lo hacían en los municipales eran los residentes en el extranjero. El gobierno provisional de Fernández partía con una enorme ventaja, ya que no se habían registrado partidos diferentes al suyo. La ciudad estableció sus elecciones para el 2 de eiapisano del año 10, para homologarlas a las Elecciones Presidenciales de la Federación.

Año 10 Editar

Unai Fernández y su Partido Socialista Lucinés arrasaron en las urnas, tal y como se esperaba la República de David. El gobierno del país asistió insólito a la transformación de sus vecinos del Principado de Helena en un estado socialista: la Bolsa de Lucía cayó con rapidez, pero desde Helena afirmaron que las relaciones internacionales del estado no cambiarían, y su comercio internacional tampoco.

La República de David comunicó al Principado de Lucía con tristeza que su crisis económica, causada por la acumulación de deuda externa, les iba a impedir realizar reuniones bilaterales con representantes lucineses, así como con representantes de muchos otros estados. La X Era Internacional apenas existió: la RDV estaba tan centrada en reducir su deuda externa que no pudo realizar ninguna acción diplomática de calado durante la misma. Desde Lucía aceptaron que los problemas irikenses eran graves, así que se resignaron a continuar en solitario con la construcción de la ciudad, sin participar demasiado en el panorama internacional.

A mediados de ingridiano los lucineses hicieron un préstamo de 650 millones de áilares al Principado de Adrián, necesitado entonces de dinero físico. Los intereses del préstamo beneficiaron a la ciudad, que empezó a hacer inversiones en los estados más seguros de Svvola: el Reino de Axel y el Principado de Masha. A principios de finalidor también colaboraría en el proyecto de la Resolución 15, que acabó con la Guerra de las Banquetas. El gobierno de Fernández optó entonces por acercarse al Principado de Helena, aprobando la eliminación total de fronteras entre las dos zonas de Isla Noemí. También aprobó, a instancias de la Alicom, el seguro médico y la asistencia gratuita a todos los ciudadanos de la República de David, obteniendo a cambio sus ciudadanos la cobertura médica en todo el territorio federal[2].

Para finales de ese mismo mes, Lucía era una ciudad ya más que un proyecto. La población superó los 100 000 habitantes y las infraestructuras llegaron al 50% con la finalización del inmenso dique Lucia Dam, que junto al Noemi Dam logró "robar" varios kilómetros cuadrados al mar para la construcción. Las autoridades vigilaban atentamente no dañar el espacio marítimo cercano a la isla; una de las pocas solicitudes que el Principado de Helena les hizo a los lucineses.

Uno de los hechos más importantes que tuvieron lugar a finales de año fue el ingreso efectivo del Principado de Saray, un estado tremendamente poderoso y estratégico, en la Alianza Comprometida. La insistencia provino del Principado de Lucía, y su éxito le convirtió en el líder de la organización junto al Principado de Helena. El poder económico de la Alicom se disparó y el gobierno de la ciudad lo supo prever: se internacionalizó el día 29 la Bolsa de Lucía, lo que atrajo a más empresas a la ciudad. El Golden Bank, una banca privada lucinesa que se convirtió en el mayor banco de las Suragios, situó su sede en el barrio financiero de Haiduci, seguida por empresas de diversas partes del mundo[3].

El regreso irikense: la Operation One Month Editar

El 28 de palazuelino del año 11 el presidente de la Alidaim, Michael West, presentó el borrador de la Operation One Month; el plan diplomático y estratégico de la alianza federal para el verano del año 11, la XI Era Internacional. En ella había sitio para las demandas lucinesas: en Lucía se requería la representación irikense tras dos años de ausencia ininterrumpida. La República de David, que había sufrido durante un año los efectos de la reducción de déficit impulsada por el presidente Lander Fernández, se vio de repente libre para ejecutar una acción militar de calado: la visita al Principado de Lucía, con la que los irikenses inauguraron la Operation One Month. Dos días después, el gobierno de Unai Fernández firmaba el compromiso con la operación, que se veía con buenos ojos desde la ciudad-estado.

Alicom HQ1

Alicom Headquarters 1

Durante todo el mes de comenzador, el Ayuntamiento de Lucía se esmeró en terminar las infraestructuras de estado más importantes para la visita irikense: se finalizó el Palacio de Oro, una estructura de mármol blanco con incrustaciones de níquel dorado y metales preciosos, se abrió la línea 3 de metro y se colocó la iluminación del Alicom Headquarters 1, el edificio más alto del país.

Aclamación Editar

El 1 de veranés la Alidaim, la Alicom, la Federación de los Estados Unidos y varias entidades internacionales más[4] daban inicio a la Operation One Month. Como prometió, la República de David creó una delegación especial: la DDIA, que viaja esa misma noche al Principado de Helena para dar comienzo el día 2 a la visita oficial al Principado de Lucía.

En la tarde del yeraday 2 de veranés, más de 15 000 personas aclaman a la DDIA a su llegada al Aeropuerto Princesa Lucía. El primer día de la reunión fue todo un baño de masas para los diplomáticos irikenses, liderados por la jefa de la RDV en la Alidaim, la diplomática Ariadne Bailey. Al llegar tarde por el retraso del vuelo, la primera jornada se queda corta, pero el día 3 ya se constató que el sentimiento de pertenencia a la Alicom y a la Alidaim era muy poderoso en el Principado de Lucía, así como la voluntad de sus ciudadanos de continuar ostentando con orgullo la presidencia de tan importante organización internacional. La DDIA visita el Palacio de Oro y el Alicom Headquarters 1, donde terminarían firmando el día 4 el Pacto de la Ciudad de Lucía, un documento de carácter más simbólico que práctico que maximizaba la colaboración entre PLU, Alicom y RDV. Esa tarde también visitan el Puerto de Lucía, que había superado al de Helena en tráfico militar[5].

El día 5, con toda la comunidad internacional activa pero mirando de reojo a las acciones irikenses, el poderoso estado norteño decide realizar una emotiva jornada de respeto: el general David, en silencio y envuelto en una bandera lucinesa, recorre acompañado del resto de la DDIA parte de las avenidas de la ciudad cerradas al tráfico, vuelve a viajar al puerto y se entrevista con otros líderes políticos, como el pensador nacionalista y conservador Ernest Williams. En la mañana del día 6, eran 95 000 las personas que despedían a la DDIA desde la Avenida Islas Suragios, en el corazón de la ciudad.

La visita al PLU supuso una espectacular subida de la bolsa de Eiapisa, que arrastró a las bolsas de Nicky Town, Ikerne y Saray: la economía de la Federación se levantó y especialmente la de la República de David, que se pudo permitir gracias a ello sacar a su ejército del estado el día 7, en la que sería la II Reunión de la Alidaim en la XI Era Internacional.

El futuro Editar

El pequeño estado pretende seguir colaborando con la República de David y sus aliados. A principios de ingridiano apoyan al Principado de Yenay en la que sería la Segunda Guerra de Svvola, aprobando la invasión conjunta del Reino de Noelia por parte de la Alicom.

Es más que probable que el PLU se convierta en un futuro próximo en una ciudad-estado - potencia regional, habiendo superado en poder económico incluso al Principado de Martín.

Gobierno y política Editar

El sistema de gobierno del Principado de Lucía fue ideado a imagen y semejanza del ideado por y para el Principado de Helena. Sin embargo, en lugar de 30, son 55 los miembros del Congreso Bilateral PLU-RDV: 27 escaños para la República de David, y 27 para el Principado de Lucía. El último escaño lo ostenta el Presidente del Gobierno; otra diferencia con el sistema helenístico.

A diferencia de lo que ocurre con sus vecinos, los escaños irikenses en el Congreso Bilateral PLU-RDV son elegidos íntegramente por el partido en el poder en Eiapisa. El Principado de Lucía también envía a dos "senadores" o representantes al Parlamento Irikense.

Relaciones exteriores Editar

Pese a que el Principado de Lucía -al igual que sus vecinos helenísticos- solo mantiene en teoría relaciones diplomáticas bilaterales con la República de David, la Alicom hace que el estado mantenga relaciones económicas y militares con los estados de la alianza. Así, hay embajadas lucinesas en el Principado de Helena, el Principado de Sandra, el Principado de Yenay y el Imperio de Amanda.

Fuerzas armadas Editar

Al igual que los otros dos estados co-gobernados por la República de David, el Principado de Lucía carece de fuerzas armadas propias. Sí está autorizado a manejar un contingente de emergencia en caso de que quiera intervenir en una guerra extranjera, prestado por la República de David. De facto, esos soldados son el Ejército Lucinés, habiéndoles concedido el gobierno la ciudadanía.

Demografía Editar

En la ciudad de Lucía residen a principios de ingridiano 221 973 personas, y se calcula que esa cifra podría multiplicarse fácilmente por 20 sin problemas dado el espacio que la urbe está ganando al mar.

Lenguas Editar

El ikernés es la única lengua oficial del país, cuya segunda lengua en las escuelas es el enolés.

Economía Editar

La economía del Principado de Lucía se sustentará en la extracción petrolífera, la pesca y el turismo. La ciudad está invirtiendo grandes cantidades de dinero en unas modernas infraestructuras para hacerse con un gran número de visitas turísticas anuales.

Referencias Editar

  1. Aunque el Áilar es la moneda oficial.
  2. Pagada por Eiapisa.
  3. The Ipaai Company, Dallfe Pharmaceutics, Olegari Industries y Gyggle, entre otras.
  4. Como la Unión de Svvola, el Pacto de Noaville o la OSEC.
  5. No así en tráfico de mercancías.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.