FANDOM


El Principado de Lydia (Principauté de Lydia en lydiano) es un país soberano situado en la costa oeste del Golfo de Agios, en la bahía de Fontbleau. Es un estado de pequeño tamaño, pero su posición, muy estratégica, le ayudó en el pasado a desarrollar una gran industria y una economía fuerte, hoy debilitada por su alejamiento con respecto a la Federación de los Estados Unidos. Fue aliado de la República de David durante muchos años, hasta la victoria de los conservadores en las urnas. En la actualidad continúa siendo un estado poderoso, ya que las inversiones de la CPD ayudaron a desarrollar las fuerzas armadas del país, pero sus relaciones internacionales se limitan a un pequeño puñado de estados, muchos de ellos Estados Federales.

El país tiene una extensión de 114.375 kilómetros cuadrados, por lo que se le considera un estado de pequeña superficie. Su población a mediados de comenzador del año 8 era de 21.240.290 habitantes, lo que le hace estar más arriba en el ránking de población. El Partido Conservador Lydiano gobierna el país desde hace ya tres años, en los que las relaciones bilaterales con Eiapisa se han reducido a la mera cordialidad, incluyendo el breve enfrentamiento de la Guerra de los Principados.

Limita al norte y al este con el Principado de Nicole, al sureste con la bahía de Fontbleau, al sur con el Imperio de Emma y al oeste con el Reino de Sara.

Historia Editar

El primer año Editar

El Principado de Lydia surgió en una época de guerras coloniales, cuando el ya consolidado Imperio Colonial Vereiano continuaba expandiendo sus dominios. La mayoría de ciudades que actualmente componen el Principado de Lydia reconocieron a la familia de la princesa como protectores y gobernadores, por lo que el 12 de veranés del año 2 la propia Princesa Lydia proclamaba el nacimiento del estado occidental.

En sus inicios, el Principado de Lydia, siempre aliado del desaparecido Imperio de Laura, abarcaba una extensión ligeramente superior. Los condados de Ackrbeley y Stownley, actualmente propiedad del Principado de Nicole, pertenecían a los lydianos. El Imperio Colonial Vereiano reconoció rápidamente al Principado de Lydia como nación, seguido de todos sus aliados. El país comenzó a crecer económicamente gracias a las inversiones de los vereianos. Pero estos también pretendían expandir sus territorios, así que iniciaron una ofensiva militar desde el Principado de Nicole con el objetivo de trazar una línea recta y alcanzar las costas del Golfo de Agios. Se la conoció con el sobrenombre de 'La Bonita', y duró del 13 de veranés hasta el 23 de ingridiano. El Gobierno Lydiano, que había establecido una democracia moderna inspirada en el modelo jarrillero, nunca declaró la guerra a los vereianos, al igual que el Imperio de Laura. Algunos militares nacionalistas o anti-vereianos se enfrentaron a las organizadas tropas del Imperio Colonial, pero siempre resultaron derrotadas.

De esta manera, a finales del verano del año 2 -y de la II Era Internacional-, el Imperio Colonial Vereiano tenía asegurada una franja de terreno que separaba las Cated Lands de las Central Lands, desde el Principado de Nicole hasta el mar. Justo en la frontera los lydianos fundaron la ciudad de Fontbleau, que rápidamente se convertiría en uno de los puertos marítimos más importantes de todo el Golfo de Agios.

El año de las guerras Editar

El año 3 empezaba con una sensación global de que ya nada volvería a ser como había sido en el año 2. El Principado de Lydia quiso huir de esos tópicos generalizados y comenzó a desarrollar su industria, sin dejar de permitir en todo momento inversiones extranjeras. El demócrata Llewyn Michaels, aliado declarado del Imperio Colonial Vereiano, se hizo con la victoria en las elecciones del 2 de palazuelino del año 3, y las relaciones bilaterales entre los dos países no hacían otra cosa que prosperar.

En un año convulso y que significó la ruptura definitiva de la paz mundial, las guerras no tardaron en comenzar. El primer día de veranés, la República de Enol (entonces Reino) declaró la guerra al Imperio de Laura, comenzando así la crisis que supuso la Segunda Guerra Mundial. El Gobierno Lydiano decidió en un primer momento no intervenir en la contienda, pese a que permitió el paso por sus fronteras de las tropas laurinas y se lo cerró a las tropas enolesas. Sin embargo, al día siguiente -tras un intento fallido por parte del ICV de solucionar las cosas diplomáticamente-, la guerra se recrudecía y el Principado de Lydia decidía ayudar al Imperio de Laura enviando a 100.000 soldados a defender su frontera norte. Tras las escaramuzas de L-de-sim III y Fiordjack, la guerra terminó sin un claro vencedor.

El General David se había trasladado al sur del Principado de Lydia, y actuó en varias de sus ciudades como orador para intentar asegurarse de que el anti-vereianismo no triunfaba en el país. Tantos militares vereianos habían empezado a sembrar el descontento entre la población, que temía que las tropas imperiales intentasen una conquista militar total de sus territorios. En una acción discutible, el 10 de veranés el General David envió un comunicado autorizando la expansión militar de los territorios conquistados en la ofensiva del año anterior. Los gobiernos vereiano y lydiano solucionaron la crisis sin problemas ni enfrentamientos militares.

Mientras tanto, la tensión internacional continuaba. El 14 de veranés, la República de Enol declaraba la guerra al desaparecido Reino de Miguel, y la inmensa mayoría de estados del mundo de entonces también lo hicieron. La Guerra del Desierto fue, en realidad, un simulacro. El Principado de Lydia quiso participar ayudando a los enoleses, ya que hasta los laurinos parecía que habían hecho las paces con el país norteño. Michaels autorizó el envío de 10.000 soldados, pero no llegaron a salir del Imperio de Laura. El lanzamiento de una bomba nuclear por parte del Imperio de Manuel en las cercanías de una ciudad del Reino de Miguel hizo que el Imperio Colonial Vereiano amenazase a los integrantes de la frágil coalición, y la guerra terminó antes de haber empezado.

La Tercera Guerra Mundial Editar

El 5 de finalidor, ya terminada la III Era Internacional, el hoy desaparecido Imperio de Pablo comenzaba la mayor ofensiva militar de la historia: la Tercera Guerra Mundial. Su objetivo fue conquistar el mundo, y nación tras nación, todas fueron sucumbiendo ante el tremendo poder militar del Imperio de Pablo y sus aliados del Reino de Víctor -también hoy desaparecido-. La ofensiva fue todo un éxito: conquistaron todo el sur continental -aunque no se atrevieron a embarcar hacia Ilisia-, gran parte de las Central Lands y llegaron hasta las puertas de la República de Enol, haciendo huir de sus palacios a decenas de jefes de estado y de gobierno. Victoria tras victoria y sintiéndose invencibles por el tratado de no-agresión que habían firmado con el Imperio Colonial Vereiano, los pableses se lanzaron a la conquista del Imperio de Manuel el día 19 de ese mismo mes de finalidor. Las tropas manuelinas intentaron repeler el ataque de un ejército casi dos veces superior, pero fueron derrotados en la Batalla Sucia.

Alarmados ante la superioridad pablesa y victoriana, la mayoría de estados que hasta entonces no habían participado en la guerra -Imperio de Laura, Principado de Aitana, Principado de Tanya, Principado de Lydia y Reino de Sara- se reunieron en Ly-de-Cappe y decidieron intervenir del lado de los estados que aún quedaban libres contra el Imperio de Pablo; el Imperio de Manuel -que no aguantó demasiado- y el Reino de Carlos.

Los pableses actuaron rápido. Reunieron a dos colosales ejércitos y los lanzaron contra los principados de Tanya y Aitana. Los aitaneses resistieron con mucha valentía ante una fuerza diez veces superior, pero fueron derrotados en la Batalla de Hollveland. Los tanyanos apenas opusieron resistencia a las tropas pablesas. El Ejército Paok invadió el Imperio de Laura y en apenas ocho horas llegaron a la frontera con los territorios que el Imperio Colonial Vereiano había conquistado al Principado de Lydia y al Imperio de Laura durante la II Era Internacional. Aquellos territorios por los que los nacionalistas tanto habían clamado ahora eran su protección frente al Ejército Paok, un inmenso contingente de cinco millones de soldados pableses.

Entonces solo quedaban luchando tres países: el Reino de Carlos, que si no era ayudado también caería pronto, el Reino de Sara, que no podía hacer otra cosa que mandar refuerzos a Fontbleau por si los pableses se atrevían a atacar la frontera, y el Principado de Lydia, a apenas 24 kilómetros de uno de los mayores ejércitos que había concebido el ser humano. Un militar sarino, apenas conocido entonces, sugirió a los mandos militares lydianos una idea arriesgada. El Imperio de Pablo tenía expresamente prohibido el paso por los territorios vereianos, y no poseía barcos en la zona -además de que estaban igualmente prohibidas las guerras navales-. Las tropas lydianas siguieron la orden del militar sarino, Frièdrick Spitsbërgen, y atacaron por la noche del día 19 el campamento del Ejército Paok, al otro lado de la frontera, aprovechando que ellos sí podían pasar por tierras vereianas. Los pableses no toleraron el ataque y cayeron en la trampa. Había sido una jugada arriesgada, pero cuando las tropas del Imperio de Pablo atravesaron el condado de Rock West para atacar el Principado de Lydia, el Imperio Colonial Vereiano declaró la guerra a los dos países enemigos. Empezaba una nueva etapa en la guerra.

Los ejércitos vereianos empezaron a desplegarse rápidamente. En el norte, el día 21 lo que quedaba del Ejército Carlense junto al I Ejército Vereiano, de casi 9 millones de soldados, se enfrentaron al Ejército Albión del Imperio de Pablo, de más de 11 millones de hombres, en la decisiva Batalla de Tournwar. Los vereianos se harían con la victoria, pero lo que preocupaba ahora a Reino de Sara y Principado de Lydia era el Ejército Paok. Los soldados pableses avanzaban sin oposición hacia Ly-de-Cappe con el objetivo de borrar la capital lydiana del mapa. El II Ejército Internacional, comandado por la general vereiana Boadicea Watson, había salido rápidamente desde la Ciudad Libre de E-dûs-pêres en el Imperio de Emma para ayudar a los lydianos, pero según todas las estimaciones los refuerzos llegarían tarde. La Princesa Lydia en persona se puso al mando de sus ejércitos y ordenó a todos sus soldados atrincherarse tras las murallas de Ly-de-Cappe. La ciudad había sido fundada en un alto que dominaba un amplio valle, y sus murallas estaban construidas por cemento y roca sólida traída desde las montañas del Principado de Aurora.

Los pableses calcularon que debían tomar la ciudad en menos de cuatro horas, que sería lo que tardaría Boadicea Watson en llegar con su ejército. Eran cinco millones contra menos de 300.000, incluyendo los refuerzos sarinos. En la Batalla de Lydia, Ly-de-Cappe soportó el asedio de manera heroica, ganándose el sobrenombre de "La ciudad infranqueable". 2.457 soldados lydianos y sarinos sobrevivieron a la batalla, en la que Boadicea perdió también unos dos millones de hombres barriendo al Paok.

El día 29, el Reino de Víctor se rendiría ante el avance de las tropas internacionales, y la guerra terminaría justo después.

El Principado de Lydia internacionalizado Editar

El día 23 de nicolaitanés, aún en el caótico año 3, la República de Enol, apoyada por el Imperio Colonial Vereiano, declaraba la guerra de nuevo al Reino de Miguel. Este enfrentamiento, conocido como "Segunda Guerra del Desierto", sirvió para que la REN y el Imperio de Laura hicieran las paces durante varios años. El Principado de Lydia quiso contribuir a lograr esa paz, así que envió 95.600 soldados hacia el sur para ayudar a los enoleses. Al mando de esos soldados iba el gran general Dylan Walter, que había dirigido a las tropas lydianas junto a la princesa en la Batalla de Lydia y era considerado un héroe nacional. A principios de enolayano el Reino de Miguel desaparecía del mapa mundial e iniciaba su andadura el Protectorado Enolés.

Las ayudas lydianas a varios estados que por aquel entonces ya eran potencias mundiales, como la República de Enol o el Imperio Colonial Vereiano, hicieron que el Principado de Lydia llamase la atención. El país ya no era un estado débil o en desarrollo: su economía estaba al alza, su población crecía constantemente, y empezaba a extraer grandes cantidades de petróleo y gas natural. Además, su Selección de Fútbol en menor medida y sobre todo su Equipo Nacional de Gimnasia Rítmica, campeón del mundo en seis ocasiones, hacían que creciera la fama internacional del Principado.

El año 4 empezaba con una sensación internacional generalizada de que el año iba a ser mejor que el pasado año 3. El 30 de palazuelino el Principado de Lydia participaba en la reunión del Blue Weekend, uno de los preludios de la IV Era Internacional. Como consecuencia de ello, el día 10 de comenzador el PLY era uno de los 17 firmantes del Pacto de la IV Era Internacional, para tratar de que la era fuese pacífica y plural. En parte lo fue, aunque fracasó el intento de preservar la paz por completo.

El 5 de veranés, el Imperio Colonial Vereiano -que empezaba a planear su modernización completa-, devuelve al Imperio de Laura la mayor parte de los territorios conquistados durante el año 2. El gobierno demócrata del Principado de Lydia admitió la firma del Tratado de Estado Libre Asociado al ICV, que benefició aún más a la economía lydiana. No obstante, el acercamiento a los vereianos asustó a una gran parte de los nacionalistas lydianos, que empezaron a mostrar sus recelos en forma de protestas y manifestaciones -de momento- poco numerosas. La Princesa Lydia decidió mantener la alianza, pero el anti-vereianismo había empezado en el país. El Partido Liberal Lydiano se hizo con la victoria en las elecciones en la misma tarde del día 5.

El verano del año 4 trascurrió sin pena y sin gloria en lo internacional: fue el inicio del largo enfrentamiento entre el Imperio de Manuel y la actual Federación de los Estados Unidos, que terminó por arrastrar a muchos más estados a su bando. El Gobierno Lydiano, liderado por su nuevo presidente, Camile Chateâu, optó por mantenerse neutral en el enfrentamiento, por lo que las relaciones bilaterales entre el Principado de Lydia y los Estados Unidos Vereianos empezaron a enfriarse. El 7 de sarino, un sondeo vereiano afirmaba que el 61,25% de los lydianos eran favorables a mantener el estatus de Estado Libre Asociado y por tanto la alianza con los EUV. El año acabó con la incertidumbre de saber si para el verano del año 5 las cosas iban a mejorar o por el contrario terminarían de estropearse del todo.

La victoria conservadora Editar

El Gobierno Lydiano negociaba a dos bandas. Por un lado, pretendía mantener las relaciones con el Gobierno Vereiano, y por otro quería satisfacer las demandas del nacionalismo, creciente y hostigado por un Imperio de Laura que había perdido casi toda su relación con los Estados Unidos Vereianos. Durante unos meses pareció que las cosas se iban a mantener, y se canceló un posible adelanto electoral. El 4 de palazuelino del año 5, los Estados Unidos Vereianos sufrieron una crisis de gobierno que a punto estuvo de romper las relaciones bilaterales entre los dos países. Solo la determinación del Gobierno Lydiano, apoyado por la Princesa Lydia, logró mantenerlas. El día 17 volvían a la normalidad, y el 3 de comenzador el Principado de Lydia accede a la Cúpula Mayor de la Alidaim. A finales de ese mes el país salía en la secreta Lista Braña, llamada así por la ex-presidenta Sofía Braña.

Los Estados Unidos Vereianos planeaban una ofensiva diplomática ambiciosa a principios de tanyano. Entre sus objetivos estaba el restablecer las buenas relaciones con el Principado de Lydia, mediante el envío de diplomáticos y embajadores importantes. Pero el día 17 cualquier atisbo de relación internacional vereiana se disipó. Los atentados del 17-T incapacitaron a los Estados Unidos Vereianos, dejaron paralizada a su sociedad y a punto estuvieron de hundir al país. El Gobierno Lydiano, como respuesta, convocó unas elecciones para finales del verano.

El día 27 de tanyano, el Principado de Lydia aparecía en la Lista WFF. Tres años después, se sabe con certeza[1] que continúa en ella, pese a las volubles relaciones que mantiene con el Gobierno Federal.

La tensión internacional crecía. El Imperio de Manuel estaba tratando de aprovechar la incapacidad de los vereianos de actuar en el panorama internacional para tratar de sustituirlos como potencia hegemónica, aunque la oposición frontal de la República de Enol y muchos otros estados -entre ellos el Principado de Lydia- logró evitarlo. El 16 de ingridiano, sin que nadie pusiera ninguna intención en evitarlo, estallaba la V Guerra Mundial. El Principado de Lydia decidió intervenir junto a sus aliados en la contienda, estando la Alidaim en inferioridad numérica. Pese a ello, la recuperación vereiana y la fortaleza de la economía ikernesa permitió a la alianza ganar la contienda para el día 23.

Finalmente, llegó el día de las elecciones. El 17 de finalidor las urnas se abrían en el Principado de Lydia, y de ellas salió la victoria del Partido Conservador Lydiano. El veterano político Antoine Domm se sitúa al frente del gobierno, aunque pronto se lo cederá a su amigo y consejero Félix Royaume-Lydienne. A partir de ese momento, y pese a los esfuerzos del Movimiento Vereiano (actualmente Movimiento Federal), las relaciones del Principado de Lydia con el gobierno de Eiapisa entrarían en decadencia hasta el día de hoy.

El aislacionismo nacionalista Editar

El 23 de sarino la Selección de Lydia ganó la Copa de los Cuatro por primera vez en su historia, siendo este el mayor título que ganaba desde su victoria en el Quinto Mundial de Fútbol. El Principado de Lydia, a través de su fútbol, se mantenía en el panorama internacional: su selección era su mejor embajadora.

Los conservadores abrieron la puerta a las inversiones de estados enemigos de la Federación. La Acomu del Imperio de Manuel intentó una inversión en el estado a principios de paulimarino, pero la República de David aumentó las suyas de manera arriesgada para igualar las cosas. La población lydiana permanecía indiferente ante ese baile de inversiones, que no obstante sirvieron al país para terminar la construcción de la mayoría de sus plantas petrolíferas, actualmente la mayor industria del Principado de Lydia. El 13 de eiapisano del año 6, el PLY firmaba con el Principado de Aitana un tratado comercial que perjudicaba seriamente los intereses de la Federación. Al día siguiente, las amenazas de bloqueo económico de la República de Enol deshicieron el tratado.

A principios de palazuelino de ese mismo año 6, una parte de los nacionalistas lydianos -los más extremistas- declararon la guerra abierta a la Federación de los Estados Unidos. Al día siguiente, las tropas federales derrotan a los nacionalistas aitaneses que habían tratado de hacer lo mismo en la Batalla de Vilazul, y la demostración de fuerza de una Federación ya recuperada hizo que los radicales lydianos se dispersaran. La adhesión del Principado de Lydia era por entonces un objetivo del Gobierno Federal, y estos se esforzaban en mantener la cordialidad en las relaciones con el estado occidental. Royaume-Lydienne convoca una votación parlamentaria para el 4 de comenzador que decidiría si el PLY se unía a la Federación, y comienza una campaña diplomática federal que se saldaría con el ingreso del Principado de Elisa en el país. El 50,1% de los parlamentarios lydianos dijo que "no" a la posibilidad del ingreso, por lo que nunca tuvo lugar.

Sin embargo, el estrecho margen para el no había agitado los ánimos en el país, con una sociedad que empezaba a polarizarse. Los más favorables se aglutinaron en torno al Partido Socialdemócrata Lydiano de Llewyn Michaels, que exigió una segunda votación. Mientras esta se preparaba, estallaron disturbios anti-federalistas en el país. El gobierno conservador no pretendía tomar medidas extremas, pero autorizó la entrada del Ejército Federal en el país -por primera vez desde el año 3- el 6 de veranés.

La votación se canceló, pero el 8 de enolayano el Principado de Lydia intentaba mejorar sus relaciones con el Gobierno Federal firmando el Tratado de Mutua Defensa, que estipulaba que las tropas lydianas acudirían a defender la Federación en caso de que esta fuera atacada. El tratado es meramente simbólico en este caso, ya que el Principado de Lydia gozaba entonces de la protección del Gobierno Federal ante cualquier agresión extranjera. El 8 de paulimarino el país adoptaba la Lira Lydiana como moneda oficial.

El año 7 Editar

El nuevo año siete empezaba bien para el Principado de Lydia, pero con más interrogantes aún que el año anterior. La era de la Federación recuperada comenzaba, y faltaba por saber si el mantenimiento de unas relaciones bilaterales cordiales con los federales entraba en el plan del Gobierno Lydiano. El 15 de eiapisano el PLY era invitado a la Cúpula Mayor de la Alidaim por segunda vez, después de muchas modernizaciones de ese organismo. El 26 de comenzador el país firma el que fuera su tratado de alianza más importante, el Tratado Tripartito de Integridad y Protección junto al Principado de Aitana y el Principado de Cintia. En la actualidad este tratado está en la cuerda floja y no se descarta su ruptura definitiva. El surgimiento del Principado de Cintia había beneficiado al Principado de Lydia, que vio en ese estado a un buen aliado que también lo era del Gobierno Federal. Los cintineses se decantaron por no elegir bando en un conflicto que no existía, pero las presiones nacionalistas en el Principado de Lydia cada vez eran mayores.

El 27 de tanyano, sin previo aviso, el Principado de Lydia se declara "nación libre de influencia federal", y corta el comercio con la entonces Unión Eiapisa. El bloqueo produce la caída de la Bolsa de Nikki Town, la Bolsa de Ikerne y de otras cuatro bolsas, entre ellas la lydiana. El país, realmente dominado ahora por los nacionalistas más anti-federales y con un Royaume-Lydienne que era más un títere que un presidente, corta también el comercio con el Principado de Olaya y la República de Enol, perjudicando a ambos países. Al día siguiente sería expulsado de la CPD, adonde no volvería hasta el día de hoy.

A principios de veranés, los principales socios comerciales históricos del Principado de Lydia, el Principado de Elisa y el Imperio de Eva, amenazaron con cortar los lazos económicos con el país, sufriendo este una crisis económica que caldeó aún más los ánimos a los radicales nacionalistas. El 4 de veranés los militares nacionalistas lydianos ejecutaron un ataque contra la base naval olayana de Ol-de-sim, causando la muerte a 2.254 personas y dando pie al inicio de la Guerra de los Principados.

La guerra fue el único conflicto armado importante de la VII Era Internacional, y fue también extremadamente confusa. Tras unos enfrentamientos iniciales, la Armada Federal derrotó a los barcos de los nacionalistas y la República de Enol neutralizó la amenaza que suponía el Frente de Liberación Tanyano, que había declarado la guerra al Principado de Olaya sin seguir las directrices militares de los nacionalistas lydianos. Si la guerra fue caótica, su final lo fue aún más. Las batallas se fueron diluyendo, y el conflicto terminó dejando las cosas casi como estaban y con el Principado de Lydia firmando la paz con el Principado de Olaya.

El año 8 Editar

Hasta el día de hoy, el Principado de Lydia ha continuado su línea internacional de relacionarse con cuantos menos estados le sea posible, obligado por el empuje nacionalista interior. Durante la VIII Era Internacional, su postura fue el alejamiento con respecto a la Federación y sobre todo con respecto a la República de David, pese a que en la Reunión de Comenzador, que inauguró la era, el país dio señales de un posible acercamiento a la USF.

Apenas intervino en toda la era, que fue dentro de lo que cabe tranquila y pacífica. No tiene tampoco relaciones con los nuevos estados, verdaderos protagonistas de la pasada VIII Internacional.

El Gobierno Federal continúa dispuesto a trabajar en el futuro para que las relaciones bilaterales con los lydianos regresen si no a niveles anteriores al año 4, al menos a la amistad y a la cooperación.

Gobierno y política Editar

El Principado de Lydia es una moderna monarquía parlamentaria, dirigida por un Presidente del Gobierno -en la actualidad el conservador Félix Royaume-Lydienne-, y en la que el Congreso Lydiano, bicameral, tiene el poder de la voluntad general del pueblo. La cámara alta, el Senado Lydiano (compuesto por 57 senadores, uno por cada provincia lydiana), se encarga de asuntos casi meramente representativos, mientras que la cámara baja o Parlamento ejerce la práctica total del poder y toma todas las decisiones importantes. El Parlamento solamente tiene 101 escaños, algo acorde a un estado de poco más de 21 millones de habitantes.

El Presidente se elige para un mandato de tres años, con la posibilidad de volver a presentarse cuantas veces quiera como líder de un partido político o independiente.

Relaciones exteriores Editar

Las relaciones internacionales del Principado de Lydia se encuentran seriamente dañadas por la ruptura con Eiapisa, aunque logró mantener las que tenía con el Imperio de Eva y el Principado de Elisa. El Principado de Olaya medita en la actualidad restablecer las relaciones diplomáticas con el Principado de Lydia, mientras que el Reino de Yeray es igualmente un buen aliado de los lydianos.

Organización territorial Editar

El Principado de Lydia tiene 57 provincias, son muchas si consideramos que la República de Enol tiene 53 -sujetos federales-, pero pocas si tenemos en cuenta los 243 condados de la República de David.

Geografía Editar

La situación geográfica del Principado de Lydia es muy estratégica, pues le permite servir como paso casi obligado entre las Cated Lands y las Central Lands. Fontbleau es un puerto que domina la bahía homónima, y uno de los mayores puertos pesqueros del mundo. El río Godrow, que nace en el Principado de Nicole, desemboca ligeramente al norte de la ciudad en un bonito estuario que es una de las principales atracciones turísticas del estado. El estuario del Godrow es el parque natural más grande del mundo.

El estado es en su mayor parte llano, con las Old Mountains Group rozando el norte, en la frontera con el principado de Nicole. Sin embargo, al suroeste del país la pequeña sierra de Lydia -apenas siete verdaderas montañas rodeadas de cerros y alturas menores- tiene unas grandes alturas, entre ellas el espectacular Monte Kyllian, uno de los más peligrosos para la escalada en todo el mundo. El Monte Kyllian es la única cima del mundo de más de 7.000 metros sobre la que no ondea ninguna bandera nacional. Más de 40 escaladores expertos han fallecido en el intento. El ascenso es igualmente imposible en helicóptero, lo que inhabilita también un posible salto desde un avión. Hay varias expediciones de escaladores profesionales preparadas.

Clima Editar

El clima del Principado de Lydia es agióstico, como no podía ser de otra manera. Las temperaturas medias anuales rondan los 20oC, descendiendo en muy pocas ocasiones bajo los 0oC.

Economía Editar

Pese a su pequeño tamaño y sus desgastadas relaciones internacionales, el Principado de Lydia posee una economía de libre mercado fuerte y con nulos índices de corrupción. El país, quinto exportador mundial de petróleo, extrae diariamente 4.044.000 barriles de crudo. En los últimos años el Gobierno Lydiano ha querido dar un impulso a las energías alternativas y ha subvencionado la compra de coches eléctricos y de automóviles propulsados por biocombustible.

Su sector primario es notable: produce enormes cantidades de arroz -menores no obstante que las que produce su aliado el Principado de Elisa- y exporta ganado avícola de buena calidad. Es uno de los principales productores del mundo de caballos de granja y de competición, siendo este animal su símbolo nacional -aparece en su bandera-. Tiene grandes minas tanto de oro como de diamante aún en explotación, y una industria orfebre prestigiosa en todo el mundo.

Tanto la industria como la construcción lydianas son notables, la primera desarrollada en gran parte gracias a las subvenciones de la Comisión Para el Desarrollo.

Demografía Editar

El Principado de Lydia tiene, según el censo de comenzador del año 8, 21.240.290 habitantes. Eso lo sitúa como el 27º estado más poblado del mundo y también uno de los más jóvenes, con una esperanza de vida considerablemente elevada. La mayor parte de la población es occidental, indistinguible de otras etnias como la federal occidental.

Idioma Editar

El lydiano es el idioma oficial del estado. La enseñanza en ikernés es obligatoria en todas las escuelas y colegios mayores, y el estado continúa incentivando el bilingüismo.

Deporte Editar

Sin duda alguna, el deporte nacional es la gimnasia rítmica. La Selección Nacional de Gimnasia Rítmica lydiana ha ganado hasta la fecha los seis campeonatos mundiales que se han celebrado de esta disciplina, además de hacerse con la medalla de oro en las primeras Olimpiadas, únicas en las que se ha disputado un campeonato de gimnasia.

La equitación y el fútbol siguen a la gimnasia a poca distancia. La primera tiene gran tradición en el país, siendo el Principado de Lydia el único estado del mundo con una liga más o menos profesional de equitación. El fútbol, por su parte, ha ayudado a internacionalizar al país tanto o más que sus embajadas. La Selección de Lydia es una de las únicas seis selecciones que nunca han descendido de la Primera División en la Liga Ipaai.

Referencias Editar

  1. Lo confirmó Galaxy Siam en una entrevista al Eiaver.

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.