FANDOM


El Reino de Yeray (Kingdom of Yeray en ikernés), es un poderoso Estado Federal miembro de la Federación de los Estados Unidos situado en el este de las Central Lands. Cuenta con 40 827 191 habitantes, por lo que está bastante cerca de la media estatal del país -42 545 488.04 habitantes[2]-, y sus 461 519 kilómetros cuadrados le hacen ser el sexto estado más extenso del mundo. Tiene, además de su territorio original, dos extensiones de terreno conquistadas e incorporadas: la Provincia de Isla Nueva, adquirida a mediados del año 8 y compuesta por dos territorios cercanos entre sí, e Isla Draw en las Suragios, colonizada a principios del año 9. No ha incorporado a sus territorios al Protectorado Alvariense, conquistado al Principado de Álvaro en la Guerra de las Banquetas.

Su territorio original limita al norte con el Imperio de Lucía y el Ducado de Hugo, al este con el mar Azul y el Reino de Rodrigo, al sur con Reino de Enol, Imperio de Sergio, Principado de Quique, Imperio de Eva y Principado de Aitana, y al oeste con el Principado de Tanya. A esos límites hay que añadirles los de la Provincia de Isla Nueva, que consta de dos partes: Yardstick al noreste de la isla y el SNT, que ocupa casi todo el tercio meridional de la misma. Entre ambos limitan con todos los territorios de Isla Nueva excepto la ciudad de Anarcopia, propiedad de la República de Lucas.

El Reino de Yeray es en la actualidad un estado muy poderoso, miembro de la Cúpula Mayor de la Alidaim y considerado una de las locomotoras de la Federación. En los últimos dos años ha venido experimentando una fase diplomática inusual: la de un estado con unas relaciones diplomáticas tan extensas como las del Imperio de Manuel, pero cuya sociedad nunca ha pretendido separarse de los ideales de la Alidaim -de la que es uno de los fundadores-, ni de la Federación, pese a la breve crisis diplomática sufrida durante el mes de veranés del año 9. La República de David considera al RYE como uno de sus mejores y más poderosos aliados, y el reto de ambos estados es en la actualidad el mantener la cordialidad para que la potencia yerayana no termine en los aislacionismos luciano, manuelino u onense, o en el interiorismo enolés. Durante el año 10 demostró pretender seguir siendo uno de los mayores aliados de los intereses federales, pese a meterse de lleno en la desastrosa Guerra de las Banquetas.

Historia

Antes de formar parte de la Federación

El Reino de Yeray fue descubierto por tropas del Imperio Colonial Vereiano a principios de enolayano del año 2. Los habitantes de las tierras nunca se mostraron especialmente reacios a la presencia vereiana en la zona, y el Rey Yeray, que hasta antes de la llegada de los soldados extranjeros había tenido problemas para mantener sus territorios, firmó un tratado de alianza el día 18 de ese mismo mes. Ese día es la fecha que el RYE, que hasta antes de entonces era una zona sin estado, considera como el día de su fundación.

El Reino de Yeray se fue incorporando progresivamente a la escena internacional, donde había por aquel entonces tan solo 21 estados consolidados como tales. Cobró especial relevancia internacional cuando ayudó al Imperio Colonial Vereiano en sus campañas de aseguramiento de sus territorios en las Central Lands, lo que también ayudó a que el estado tuviese desde el principio unas excelentes relaciones con los vereianos. Antes de la Gran Guerra, el Reino de Yeray había sido esencial para mantener la alianza con los estados de Altrán, y su ejército acudió en ayuda de los vereianos que trataban de eliminar las insurrecciones en el PTA.

El estado entró en una crisis política poco antes de la Gran Guerra, lo que evitó que su ejército interviniera de forma clara en ella. No obstante, el gobierno envió asesores a los ejércitos coaligados que vencieron al Emperador Pablo. Tampoco intervino en la Guerra del Desierto, pero poco después aprovechó la crisis internacional que dio lugar a la Segunda Guerra Mundial para declarar la guerra al Imperio de Sergio -entonces un estado muy débil y con unas fronteras distintas a las actuales-, con el objetivo de ampliar sus territorios. Pero el Imperio de Sergio fue más rápido que el Reino de Yeray y se colocó en el bando enolés en la guerra, atacando al Reino de Sara y al Imperio de Laura. El RYE decidió entonces paralizar su guerra contra el ISE y enviar 200 000 soldados a atacar el Imperio de Pablo, probablemente[3] aconsejado por la República de Enol. Cuando el Imperio de Manuel entró en la guerra de lado del Imperio de Laura, el Reino de Yeray es uno de los promotores principales de la creación del Consejo Verde, que alió a República de Enol, Imperio de Manuel, Imperio de Lucía, Imperio de Laura, Imperio Colonial Vereiano y muchos otros momentáneamente contra el Imperio de Pablo y el Reino de Víctor. El Consejo Verde apenas duró cuatro horas: el tiempo que tardó la República de Enol en declararle nuevamente la guerra al Imperio de Laura. El RYE decide entonces, como muchos otros estados, retirar sus tropas y abandonar la guerra. Al contrario que la mayoría de los estados que abandonaron la guerra, el Reino de Yeray, que siempre había sido un firme aliado del Imperio de Laura, envía tropas a ayudar en su defensa. El 7 de veranés del año 3, por la noche, tropas atacantes de la REN y el ILU atacaron en el norte del Imperio de Laura a los defensores, conformados por tropas de IMA, RYE, RCA y soldados del General Galaxy. La guerra acaba en Fiordjack con un empate técnico -y con el cuarto Mundial de Fútbol de la historia, que organiza el propio RYE-, y el país pierde cerca de la mitad de las tropas enviadas.

El Reino de Yeray vivió con intensidad la III Era Internacional, siempre del lado del Imperio Colonial Vereiano, y ayudó en lo que pudo a mantener la paz en su zona. El Rey Yeray envió felicitaciones tras la victoria vereiana en Oestenlitz, así como un comunicado de apoyo tras la derrota vereiana de Kampazar. Poco después, cuando empezó la crisis diplomática entre el Imperio de Manuel y el ICV, no tardó en colocarse en el bando socio-liberal, el partidario de los vereianos. El pacto vereiano de la Conferencia de Pb-de-Cof evitó que los vereianos acudiesen en su ayuda cuando fueron invadidos en la Tercera Guerra Mundial, aunque las tropas del IPB no causaron demasiados destrozos en Y-de-Capy y las demás ciudades yerayanas.

El 23 de ikernés del año 3, ya derrotado el Imperio de Pablo, el país ingresa en la UPP, antecesora de la renovada OPU. Justo un mes después, regresan las tensiones con el Imperio de Sergio, en forma de una 'Tercera Guerra del Desierto' que queda en nada, sin enfrentamientos entre las partes. El 10 de comenzador firmó el Pacto de la IV Internacional junto a otros 16 países, y ayuda a establecer las condiciones para ser firmante del pacto. Pocos días después, el 4 de tanyano, el país gana su primer (y hasta ahora único) Mundial de Fútbol, derrotando por 1-2 al Imperio de Manuel en la final. Se mantuvo totalmente neutral en la Cuarta Guerra Mundial. A principios de nicolaitanés del año 4 el país se convierte en un Estado Protegido del ICV, tras haber crecido la tensión con el Imperio de Sergio. El 7 de enolayano se retirarían definitivamente las tropas yerayanas del ISE.

El país vivió con incertidumbre la crisis vereiana de palazuelino del año 5, y entró a su vez en una profunda crisis de identidad e identificación con los ideales vereianos que hizo que surgiera una corriente anti-vereiana dentro del propio RYE. En el sábado del Iris Weekend el país se puso del lado del Reino de Izan y el Reino de Carlos en la guerra contra el Imperio de Manuel que logró arrebatarle las tierras conquistadas al Emperador Sergio. Los atacantes ganan esa guerra, pero al pretender ir más allá ese mismo día se forma el BMACY, que acaba con las hostilidades en el Iris Weekend.

En los días posteriores a los atentados del 17-T, el Parlamento Yerayano votó, tras unas durísimas horas de negociaciones, no enviar ayuda a los Estados Unidos Vereianos. La decisión valió duras críticas al RYE en el país vereiano, pero el propio Rey Yeray pidió disculpas pocos meses después, cuando el RYE volvió a ser uno de los mayores aliados de los EUV. Esto ya se supo en su momento, por lo que el país entró en la Lista WFF.

Al estallar la Quinta Guerra Mundial, el RYE se colocó en un principio instigado por una élite nacionalista del lado del Imperio de Manuel, aunque el ataque de Evielisiana y una reunión con el Rey Jesús hacen que el RYE abandone la guerra sin sufrir pérdidas civiles. Las relaciones bilaterales con la USF se restablecen y vuelven a su lugar poco después. La crisis de los Aris y los Barbuntes, grupos de presión que pretendían la secesión de ciertas zonas del RYE y el PTA, se soluciona cuando el estado entra en la CPD el 23 de nicolaitanés del año 5, y en la Federación el 18 de paulimarino tras la propuesta del Presidente Bright.

Como el 10º Estado Federal

El 18 de paulimarino del año 5 el RYE aceptaba la propuesta del Gobierno Federal de entrar en la Federación. Su primera acción como Estado Federal es defender al Principado de Quique en su guerra contra el Imperio de Sergio, ganándola finalmente tras varios días de enfrentamientos armados. El día 10 de ikernés del 5 una bomba de los Barbuntes hace explosión en el centro de Y-de-Capy, causando 6 muertos y 11 heridos. Hasta la fecha sigue siendo el atentado más grave en la historia del RYE en tiempos de paz. El 26 de ese mismo mes, los atentados del 26-I en el Reino de Carlos provocan la ira del Gobierno Yerayano, al descubrir que los terroristas se alojaban en un piso de la capital. Un policía yerayano muere cuando estos terroristas se inmolan destruyendo el piso.

La búsqueda de petróleo en el subsuelo yerayano llegaría a mediados de comenzador del año 6, aunque las reservas de 960 millones de barriles no lleguen al 0,2% del petróleo mundial. El 26 de ese mes, la bandera yerayana sería colocada en lo alto del Palacio Imperial Eiapisano.

El 5 de tanyano, el Estado Federal accedería a la lista de miembros permanentes de la Cúpula Mayor de la Alidaim, y el 19 del mismo mes defiende de nuevo al PQI del ataque del Reino de Enol. La ayuda luciana y yerayana fue esencial para el Principado de Quique, que pudo repeler el ataque en la decisiva Batalla de Metalintia. El RYE perdió en total en esa guerra 5.821 soldados de élite. En la posterior invasión de Imperio de Sergio, los yerayanos fueron detenidos en Salisbury. A finales de mes, la República de Enol critica la actitud expansionista del RYE e insta al Gobierno Federal a tomar alguna medida para acabar con esa política. La Alidaim es quien acaba obligando al RYE a retirarse definitivamente del ISE. Cuando el 13 de veranés el Imperio de Sergio accedió a la Federación, la crisis diplomática entre los dos países pasó a una rivalidad amistosa con algo de pique.

El RYE se mantuvo de iure neutral en la Sexta Guerra Mundial, aunque de facto ayudó a las tropas federales. El 29 de ingridiano el estado doblaba su territorio al incorporarse el Reino de Naiara tras una corta guerra autorizada por la Alidaim.

En la llamada Guerra Secreta, el Reino de Yeray optó por invadir el Reino de Johnny, aunque la operación fue un fracaso y se cancela. Se coloca del bando autofederalista, pero nuevamente opta por pronunciarse como neutral hasta el final de la guerra. No logra conquistar la capital del Reino de Johnny antes de que la Alidaim le ordene retirarse del norte, así que sus ambiciones en el RJO se detienen.

En las elecciones del 1 al 2 de finalidor, el Partido Demócrata Federal (que luego se fusionaría con el PSF para crear el Partido Socialdemócrata) se hace con la mayoría absoluta.

El año 8

El Reino de Yeray fue observando los movimientos internacionales que se desarrollaron a su alrededor durante los primeros meses del año 8 sin apenas intervenir, siguiendo ligeramente la línea de la República de Enol. Su economía creció hasta niveles nunca antes vistos en el país.

Pese a que en la VIII Era Internacional su línea de trabajo fue el colaborar en el marco objetivo de la Operación OA del lado de la República de David y sus más importantes aliados, el Reino de Yeray también tenía sus propios planes, como demostró al invadir con 20 000 soldados la República de Lucas el mismo día que se inauguraba la VIII Era Internacional: el 30 de comenzador. El Principado de Olaya, recién estrenado como Estado Federal, apoyó el ataque junto al Principado de Nicole.

Tras ganar la guerra contra la República de Lucas y conquistar Cínarot, el Reino de Yeray concluyó la VIII Era Internacional en buena forma tanto económica como diplomática, aunque el gobierno de Alan Grimes sufrió mucho desgaste electoral debido a la contienda. El estado logró hacerse con una gran porción del territorio de Isla Nueva, pero ni siquiera eso calmó los ánimos entre una población hastiada del expansionismo de Eiapisa.

El 6 de ingridiano el RYE inauguró las III Olimpiadas de la Historia, en las que hizo un excelente papel. Así terminaba la VIII Era Internacional, con la crispación de la población en el ambiente y un Reino de Yeray bien situado en el panorama internacional.

Los problemas

La República de David miraba con preocupación la situación política en el Reino de Yeray. El día 26 de finalidor se celebrarían las elecciones, y mientras que en la mayor parte de la Federación se preveía una victoria para el Partido Socialdemócrata, no era así en el RYE. Efectivamente, en las Elecciones Presidenciales del año 8, el Partido Republicano de Paul Appletree se hacía con una amplia victoria, obteniendo 133 de los 225 escaños del Parlamento Yerayano. Era el inicio de otra era para el RYE. Tres días después, el Nuevo Pacto de Altrán invita a RYE, ISE y RDV a una de sus reuniones, y Appletree opta por acercarse a los estados del pacto. Esto tampoco agrada a la RDV, pero Saray Gómez dice en rueda de prensa que "se entiende" la postura del RYE.

La nueva Presidenta del Gobierno Federal, Silvia Santamarina, criticó el alejamiento del Reino de Yeray de los ideales federales, y el mismo General David admitió que "le entristecía" la situación.

El 13 de sarino, Saray Gómez invita al Rey Yeray y a otros jefes de estado y representantes a la V Reunión de Enolayano. A aquella reunión, celebrada el 21 de enolayano, asistieron el Rey Yeray, el Emperador Sergio, el Presidente Lucas, el Rey Johnny, el Presidente David y la Princesa Olaya, y en ella se trataron diversos asuntos internacionales entre los que no estuvo la agenda yerayana. Appletree rechazó su invitación para reunirse con el líder del PRF, Paul Boggs.

A finales del mismo mes de enolayano, el RYE, viendo que el Imperio de Sergio y el Reino de Johnny invadían el norte de la República de Lucas, decidió atacar los dominios lucasinos en Isla Nueva. El plan yerayano era sencillo; una ofensiva relámpago que rompiese las defensas lucasinas y llegase rápidamente a la base de la RLU en las montañas centrales de Isla Nueva. La Armada Lucasina fue derrotada en la Batalla de Newport, pero varios fallos en la cadena de mando, que pusieron en evidencia el envejecimiento de la estructura operativa del Ejército Yerayano, hicieron fracasar la ofensiva. Los soldados de la RLU resistieron el empuje en la larga Batalla de Isla Nueva, y el EY debió retirar sus efectivos hacia el sur.

El año 8 concluyó con el Reino de Yeray ligeramente debilitado por su aislacionismo, y su diplomacia se resintió aún más con la aprobación de la Resolución 11 del Consejo General de la Alidaim, que dio aire a la República de Lucas y que terminó de forma momentánea con la llamada "Guerra Yera-lucasina".

La recuperación del año 9

El día 8 de eiapisano del año 9, la Alidaim hacía oficial la Operación Unity y sus objetivos para la IX Era Internacional. El Gobierno Yerayano decidió que era un buen momento para acercarse de nuevo a Eiapisa y aplaudió los objetivos de la operación, además de asegurar que pondría todo lo que estuviera en su mano para cumplir con sus propios objetivos.

Sin embargo, esto no incluía el final de la voluntad yerayana de atacar la República de Lucas. Pese a haber tenido que devolver todos los territorios conquistados al estado lucasino, el Reino de Yeray tenía la voluntad de recuperarlos durante el año 9. Por eso el día 15 del mismo mes de eiapisano pone en marcha la "Operación de Defensa Yerayana", con el objetivo de ampliar y modernizar su ejército y así contrarrestar a la Coraza de Acero lucasina.

A finales de eiapisano, 30 000 soldados yerayanos parten hacia el Imperio de Carla para intentar defenderlo del ataque enolino, pero fracasan y apenas regresan el día 2 de palazuelino 1.271 hombres y mujeres. El día 12, tras el surgimiento de las Islas Suragios, el Rey Yeray envía dos fragatas a Isla Draw, y anexiona la isla a los "Territorios No Incorporados a la Federación de los Estados Unidos".

El 21 de palazuelino, el Reino de Enol bombardea Carltenas. El Reino de Yeray, al igual que varios estados como el Principado de Paulita o el Principado de Helena, protesta ante la Alidaim, pero la alianza se limita a instar a los estados a votar el alto el fuego. El escaso apoyo recibido por parte de la comunidad internacional hace a los yerayanos abandonar la defensa directa del Imperio de Carla.

Ya a principios de comenzador, el Rey Yeray se reúne de nuevo con el General David, y le muestra su total apoyo para con la Operación Unity, comenzando los operativos de cara a la operación el RYE poco después.

La intrigante IX Era Internacional

El 14 de tanyano del año 9 arrancaba de forma oficial la IX Era Internacional, que prometía ser una de las más interesantes de los últimos tiempos. Pese a las advertencias de varios políticos autofederalistas y extranjeros, los objetivos irikenses fueron demasiado altos y por lo tanto imposibles de alcanzar. El Rey Yeray en persona asistió a la ceremonia de inauguración de la era, en la que representantes de Principado de Paulita, Principado de Nicole, Reino de Yeray, Principado de Olaya, Reino de Rubén y Principado de Ángel acordaron poner en marcha la Operación Unity en sus territorios.

Mientras tanto, el gobierno de Paul Appletree comenzó a ejecutar su propia agenda internacional: el 18 de tanyano, el Ejército Yerayano en Isla Nueva amenazó con movilizarse de nuevo hacia territorio lucasino, y no aprobó al día siguiente la cesión irikense de parte de su ejército a la Alicom. El día 20, el embajador irikense en Yeray, el veterano abogado Pablo Rash, acudió al Palacio Real a una reunión con el Rey Yeray solo para encontrarse el palacio prácticamente vacío, y un nuevo plantón diplomático del estado a Eiapisa. Esa misma tarde, el Ejército del Principado de Olaya secuestra al Presidente Lucas en el Alidaim Central Building de Olaya, y la Policía Federal, entre una gran tensión, tiene que intervenir para sacar al jefe de estado lucasino del estado. Las ciudades irikenses de Valencia y Eiapisa no aceptan el tono de la diplomacia olayana, hostil hacia los irikenses durante lo que iba de era, y, ante el estupor internacional, ambas ciudades empiezan a preparar sus defensas para un posible conflicto. El RYE y otros nueve estados protestan abandonando el pleno del Senado Federal, lo que constata el inicio de la crisis olayana y los primeros indicios de la crisis diplomática que iba a sufrir el Reino de Yeray durante el mes siguiente.

Mientras tanto, un gran contingente de 110 000 soldados yerayanos atacaban la Zona Sur de la República de Lucas en Isla Nueva: aunque la Iron Helmet lucasina logró detener momentáneamente el avance de las tropas invasoras, para el día 25 los yerayanos ya estaban bombardeando la Base de las Montañas. El cese de los bombardeos olayanos, paulitinos y nicoleses sobre Cínarot y el Territorio del Norte permitieron a los lucasinos concentrar sus fuerzas en Isla Nueva, por lo que la Base de las Montañas y la ciudad de Bordertown resistieron impasibles los ataques yerayanos.

El iknesday 3 de veranés, un grupo de una veintena de militares, liderados por Halib Hezbolá y contando con la aprobación del rey Yeray, toman el Parlamento Yerayano a la fuerza, matando a seis policías y dos civiles que intentaron poner fin al levantamiento. Eiapisa reaccionó con prudencia: pese a que era consciente de la irresponsabilidad de Hezbolá, el Secretario de Estado Galaxy Siam consideró que las decisiones yerayanas obedecían a las influencias de otros estados como el Principado de Lydia, que había iniciado una campaña de difamación sin precedentes hacia varias personalidades federales, sin obtener éxito ni respuesta alguna.

El Estado Mayor Federal se reunió de urgencia en Control City, otra ciudad que estaba preparándose para la guerra. Frente a la postura más reaccionaria de los gobiernos de Principado de Adriana o Principado de Ikerne, la República de David, apoyada por el Principado de Paulita y el Principado de Aurora, optó por tratar de resolver el conflicto por la vía diplomática. Mientras tanto, Appletree, que había sido retenido contra su voluntad en el Parlamento, es obligado a firmar la Carta Blanca Yerayana, un documento en el que se sentaban las bases de la diplomacia a seguir por el Reino de Yeray en lo que restaba de verano. Al día siguiente, la Presidenta Silvia Santamarina otorga su "total apoyo" a los yerayanos, en un burdo y malogrado intento de ejecutar la "diplomacia del postureo": intentar radicalizar un conflicto que la sociedad yerayana, convulsionada y asustada, no quería. Mientras Santamarina era cesada y caía en desgracia ante los ojos de cientos de millones de ciudadanos federales, la gobernadora Saray Gómez enviaba desde Eiapisa al General David a parlamentar, firmando el día 6 una paz ambos estados que duró hasta el final de la crisis. Los fundadores clamaron contra Santamarina, que sería relegada de su puesto poco después.

Para el día 8, las relaciones entre Eiapisa y Yeray se habían normalizado, aunque el estado yerayano continuaba con parte de su agenda diplomática a espaldas de la Alidaim. El embajador Pablo Rash protestó, y su encarcelamiento el día 9 fue la chispa que encendió la mecha en la sociedad yerayana: en la mañana del día 10, decenas de miles de personas se manifestaron en las principales ciudades del estado con banderas federales, y el Rey Yeray desacreditó a los golpistas al mediodía. La crisis terminó aún más rápidamente de como había comenzado.

Mientras eso sucedía en el continente, las tropas yerayanas en Isla Nueva, ajenas al conflicto, continuaban guerreando contra las tropas lucasinas. Una parte había regresado a Yeray por el temor a un conflicto global, pero la gran mayoría seguía avanzando hacia Bordertown y atacando la Base de las Montañas. La República de Lucas, capitaneada por James Brint y Andrei Kovka, trataba de sobrevivir distrayendo la atención internacional y agitando en ello la escena diplomática mundial, lo que perjudicaba a la República de David y desconcertaba a los yerayanos. En apenas tres días, el Principado de Nicole pasó de bombardear Lublin a firmar tratados de paz con el Gobierno Lucasino.

El mes continuó trascurriendo con normalidad para el Reino de Yeray, aunque los militares no devolvían el poder a un Appletree sin funciones representativas. Rash continuaba en la cárcel y parecía que así se iba a quedar la situación, hasta que los atentados del 26 de veranés en la República de David terminaron por decantar la balanza a favor de los pro-federales: República de Lucas, Principado de Nicole, Reino de Yeray, Imperio de Sergio, Principado de Noa, Principado de Cintia, Principado de Adrián, Principado de Pablo, Principado de Iris, Principado de Olaya, República de Enol, Imperio de Lucía, Reino de Enol, la Unión de Svvola y la Alicom se unen a la Alidaim y a la CPD en su mensaje contra los terroristas: el mundo civilizado no dejará de luchar jamás contra ellos. El mismo día 26, Appletree recupera sus funciones y da su apoyo de inmediato al Gobierno Irikense de Saray Gómez, decretando el Rey Yeray tres días de luto en todo el estado.

El 2 de veranés, el Rey Yeray viaja a Eiapisa -a petición del Gobierno Yerayano- para acordar con Gómez y con el General David la III Reunión de la IX Era Internacional, que se celebró al día siguiente en la moderna ciudad de Noaville. La reunión fue todo un éxito para ambos estados, que demostraron que pueden reunir a una gran cantidad de diplomáticos extranjeros si planean las reuniones entre los dos. La ciudad de Yeray se hermanó con Valencia el día 4, y poco después el RYE creaba el Pacto de Noaville, un tratado pro-Alidaim entre los yerayanos, el Principado de Olaya y el Principado de Iris.

El día 11, ya fortalecido y restablecidas sus relaciones internacionales, el Reino de Yeray se permite ceder 44 589 kilómetros cuadrados de terreno al noreste al Duque Rodrigo, que instaura el Ducado de Rodrigo esa misma tarde. El pequeño país, que al igual que muchos otros "llegó tarde" a la escena internacional, comenzó a desarrollarse en segundo plano desde entonces.

Tres días después, el RYE y la RDV invitan al Ducado de Rodrigo a la Federación, pero esa posibilidad no llegó a cuajar debido a la escasa intervención del país en la escena internacional. El mismo día 14 el RYE obtiene como premio a su amistad con Eiapisa la primera embajada de un Estado Federal[4] en Helena, capital del Principado de Helena, y al día siguiente acude junto a Principado de Iris, Principado de Olaya, Imperio de Sergio, Reino de Iván y República de David a la V Reunión de la IX Internacional, donde olayanos e irikenses restablecen plenamente sus relaciones amistosas.

Al día siguiente, la colaboración del Ejército de Isla Nueva yerayano fue clave para la derrota de los invasores en la Batalla de Florentine, única gran batalla internacional hasta la fecha desarrollada en el continente de Svvola.

Final del año 9 y regreso de los demócratas

El 28 de finalidor la Federación realizó su referéndum periódico de satisfacción estatal, que arrojó un resultado de 7.80 sobre 10 en el Reino de Yeray, nada malo para la mayoría de analistas políticos del país. A mediados de nicolaitanés la Cúpula Mayor de la Alidaim se reformaba y el RYE perdía su asiento como miembro permanente, pero la República de David aseguró a Yeray un puesto como invitado que «se renovaría de forma indefinida», creando de facto de nuevo el estatus de miembro «invitado permanente». Otra reforma de la Alidaim fue la supresión del estatus de «miembro asociado» tras la aprobación de la Resolución 14 del Consejo General: el RYE se abstuvo, ya que en parte perjudicaba los intereses comerciales de su aliado lydiano.

La Alidaim empezaba a planificar la VI Reunión de Enolayano del año 9, a la que el Reino de Yeray pretendía asistir para acallar definitivamente todos los rumores de sus malas relaciones con Eiapisa. Finalmente el día 14 el propio rey Yeray confirma su asistencia por medio de sus redes sociales, causando gran aprobación en la Federación. Dicha reunión se celebró finalmente el día 21, y pese a que las diplomacias irikense y yerayana coincidieron en alabar su desenlace, la Federación estableció un comité para intentar cambiar algo y ampliar la lista de asistentes para la reunión del año 10.

A finales de mes, la breve crisis nuclear en las Islas Suragios -provocada por la alerta errónea de un bombardeo en Isla Helena- causó revuelo también en Isla Draw. De hecho, fue el FSC desde su sede en la isla quien informó del error, analizando rápidamente el espacio aéreo del archipiélago. Pese a ello, el gobierno yerayano anunció la construcción de búnqueres militares en la isla bajo la premisa esgrimida por Alan Grimes: «mejor prevenir que curar». Los ciudadanos se empezaban a cansar de los gastos militares de Grimes y los republicanos, lo que causó una bajada en las encuestas de cara a las elecciones de eiapisano del año 10.

Durante el mes de paulimarino la campaña electoral comenzó en el Reino de Yeray. Los demócratas estaban divididos, puesto que no encontraban candidato. A mediados de mes parecía que el veterano Laurent Terre se iba a hacer con las riendas del partido en el RYE, pero el descubrimiento de la falsificación de un título desacreditó a Terre a finales de mes y volvió a dejar al PD sin un candidato fijo a gobernador.

A principios de ikernés el general David viaja en visita oficial al estado, reuniéndose con el rey Yeray y el emperador Sergio en un encuentro a tres beneficioso a ojos de la Alidaim. La economía yerayana estaba completamente recuperada de la crisis y encaraba el año 10 en un estado de forma excepcional. La irrupción del joven Lander Fernández como candidato a la presidencia del Partido Demócrata de la Federación tuvo una importante consecuencia en el PD-RYE: el nombramiento de la también joven Jane Erinbërg, afín a Fernández, como candidata a la gobernación por los demócratas.

El Partido Republicano de Alan Grimes intentó utilizar la Guerra de los Hermanos con fines electoralistas, pero el apoyo del Partido Demócrata también a las pretensiones paulitinas en el Reino de Carlos dejó en nada el intento conservador. El estado se encaminaba a un cambio de gobierno prácticamente ineludible.

Cambio de gobierno: camino a la X Era Internacional

El día 2 de eiapisano, las Elecciones Presidenciales otorgaron 88 escaños a los republicanos, 74 a los demócratas y 63 a los autofederalistas. Pese a las proclamas contra el «pacto de perdedores» de Alan Grimes, Jane Erinbërg se puso rápidamente de acuerdo con el autofederalista Bryan Simmons para desalojar a Grimes del Palacio Presidencial yerayano. Erinbërg iniciaba su legislatura con un estado totalmente recuperado y con la voluntad de relanzar y mejorar la imagen yerayana en el panorama internacional.

Durante los meses de eiapisano y palazuelino, los demócratas se afanaron por eliminar cualquier rastro de oposición al federalismo en el estado. El general Halib Hezbolá fue un esencial aliado de Erinbërg y su equipo, colaborando para expulsar del Ejército Yerayano a decenas de comandantes contrarios a la permanencia del RYE en la Federación. Para compensar a los militares, el Gobierno Yerayano les prejubiló y les otorgó viviendas parcialmente subvencionadas por el Departamento de Asuntos de los Veteranos federal. Antes de intervenir por primera vez en el escenario internacional, Erinbërg nombró vicegobernador al eminente filósofo y politólogo autofederalista Ernst Zsengeller, convencido pro-federalista y con ideas próximas al socialismo y al internacionalismo. Zsengeller terminaría siendo una de las figuras clave en las negociaciones de la Guerra de las Banquetas, principal acontecimiento bélico del año 10.

El 3 de comenzador el Reino de Yeray votaba a favor del ingreso del Reino de Iván en la Federación, que finalmente se materializó esa misma noche. Las relaciones bilaterales entre ambos estados, muy próximos entre sí, ya eran buenas antes de la adhesión ivanina, y el RYE se unió al Imperio de Sergio en la financiación de una nueva autovía que uniese Yeray con Iván pasando por Metalintia.

El nuevo presidente de la Federación, el joven demócrata Lander Fernández, había mostrado sus cartas antes de jugarlas. Su programa de gobierno estaba basado en reducir el enorme déficit de la República de David -cercano al 80% de su PIB, mientras que el yerayano rondaba el 15% del suyo-, mejorar las relaciones entre los Estados Federales y reducir los gastos internacionales del país. El Reino de Yeray respetó la decisión de Fernández y apreció que se preocupase de verdad por lo que ocurría en todos los estados: «Fernández es el primer presidente que tenemos en diez años que no preside solo para la República de David», publicó el periódico nacionalista Yeray Chronicle a mediados de veranés.

El 21 de tanyano, el Partido Republicano de Alan Grimes reprochó en la Cámara de Representantes a los demócratas el no intervenir en la escena internacional. Dos partidos políticos secesionistas, el Movimiento Olayano y el Partido Patriota Cintinés amenazaban la estabilidad política de la Federación, por lo que Zsengeller sugirió al Secretario de Educación Silvio Ambrazzi el adelanto de la Copa Mundial de Fútbol IAM' 16.

La X Era Internacional

Pese a no poder acudir a la I Reunión de la Alidaim de la Era, celebrada el 24 de tanyano, el Reino de Yeray apoyó la propuesta de Ambrazzi de colaborar con la alianza federal publicitando al máximo el Mundial del Imperio de Amanda, y apenas dos días después asiste a una nueva reunión junto al Reino de Johnny, igualmente activo durante toda la era. Hasta el 19 de veranés la Alidaim, muy debilitada por la grave crisis económica sufrida debido a la austeridad de la República de David, no pudo realizar otra gran reunión internacional, a la que acudió el rey Yeray en persona. La Guerra de Isla David ni siquiera había inquietado a los yerayanos, centrados más en expandir su órbita de influencia mediante el Pacto de Noaville y múltiples tratados bilaterales, especialmente con algunos de sus vecinos. A finales de mes, el rey no podría asistir a la celebración de la fiesta estatal de la República de David por problemas de agenda, siendo la primera vez en varios años sin su presencia.

A principios de ingridiano, el Principado de Adrián -un estado que había estado muy activo en los últimos meses en la escena internacional- solicitó su cambio de nombre a Imperio y una serie de prebendas y concesiones por parte del Gobierno Federal, que se negó, escandalizado, a concedérselas. La gobernadora Jane Erinbërg y el rey Yeray se mostraron muy críticos con el estado adrianés, llegando incluso a retirar al embajador yerayano Arthur Michaels del PAD. El presidente Fernández apoyó las palabras de Erinbërg y otros gobernadores como Anton Gonzálves o Saray Gómez, lo que terminó provocando una larga crisis gubernamental en Adri.

El día 26 del mismo mes de ingridiano la Alicom bombardeó por sorpresa el puerto de Fontbleau, en el Principado de Lydia. Erinbërg viajó rápidamente a Eiapisa para reunirse de urgencia con Saray Gómez, preguntándole si la República de David estaba detrás del ataque, condenado con vehemencia por los medios yerayanos. Gómez aseguró que su estado «nada tenía que ver» con el bombardeo, que no obstante solo provocó 44 bajas civiles y 17 militares. La gobernadora voló entonces a Ly-de-Cappe, donde aunó fuerzas con el presidente Fernández y logró detener a tiempo una crisis internacional que hubiese significado un nuevo enfrentamiento entre Alidaim y ONLC[5][6][7].

Poco después terminaba la X Era Internacional sin ceremonias ni conmemoraciones, al contrario que en años anteriores.

Después de la era: camino al año 11

El primer acontecimiento importante del mes de sarino fue sin duda la Guerra de Blaine, en la que la República de Noa terminó por independizarse del Principado de Cintia. El Gobierno Yerayano optó por no apoyar directamente a ninguno de los tres bandos implicados, con el objetivo de no perjudicar los intereses de ningún Estado Federal. El día 18 un gran terremoto en el océano Atzuli, cerca de las costas del Reino de Rodrigo, provocó un gran tsunami que mató a más de trescientas personas y provocó unos graves daños económicos al joven estado. El Reino de Yeray lideró la campaña de ayuda internacional al RRO, aprobando la creación del KRTHF (Kingdom of Rodrigo Temporal Helping Fund, Fondo de Ayuda Temporal para el Reino de Rodrigo) y enviando a cerca de 4 600 militares, centenares de bomberos y lanchas patrulleras y miles de millones de áilares en ayudas para la reconstrucción. La respuesta internacional benefició al pequeño estado nororiental, y se llevó a cabo muy rápido.

Tan solo tres días después, el día 21, el Principado de Adrián anunciaba su determinación de invadir a la República de Lucas, dando comienzo la Guerra de las Banquetas. Ernst Zsengeller, encargado de la diplomacia exterior yerayana, recibió el permiso de la gobernadora Erinbërg para intervenir contra el Principado de Álvaro, que había atacado la base lucasina de Everford por sorpresa. Zsengeller había hablado previamente con el presidente de la Alidaim Michael West y con el líder del Partido Autofederalista, Liam Parker, y ambos habían aprobado la actuación yerayana. El Ejército Yerayano reunió con una rapidez sorprendente un enorme contingente de 177 225 soldados y avanzó de inmediato hacia el PAL con intención de derrocar a su gobierno rápidamente. El día 25, tras haber cortado el Imperio de Eva varias autovías para aumentar la velocidad del ejército atacante, las tropas yerayanas sorprenden y arrollan al Ejército Alvariense sin darle tiempo a reagruparse y ofrecer resistencia. Variville es conquistada en menos de dos horas y el príncipe Álvaro se ve obligado a escapar a Puerto Martín.

Al día siguiente, el Consejo de Gobernadores de la Federación denegó al Principado de Adrián el permiso para utilizar la Armada de la Federación en su ofensiva contra la República de Lucas. Conociendo que la Armada Lucasina se replegaba hacia Isla David, Zsengeller ordenó la invasión de la base de Everford, concretada esa misma tarde. La República de Lucas protestó, pero entonces le fue comunicado el plan de ayuda yerayana en secreto.

«Operación Quique»

La Guerra de las Banquetas había implicado a varios estados, entre los que se encontraba el Imperio de Sergio, que ayudaba al Principado de Adrián junto a otros estados como el Ducado de Hugo o el Principado de David. El vicegobernador Zsengeller se reunió con el jefe de la CEINAGE, el espía irikense Jake Garbo, para trazar un plan de apoyo secreto a la República de Lucas que no terminaría por ser desvelado hasta casi el final de la contienda. De esta manera, el día 28 las tropas yerayanas, identificadas mediante un engaño con la bandera del Principado de Quique, entraban casi sin oposición en la ciudad lucasina de Lagrange, que estaba sufriendo un asedio por parte de tropas sergianas y adrianesas. Los soldados yerayanos, sin identificaciones y cubiertos por la CEINAGE en una operación que costó cerca de 350 millones de áilares, atacaron por igual a defensores y atacantes, haciéndose rápidamente con la ciudad[8]. El Ejército Sergiano, desconcertado, se limitó a volver a cercar Lagrange, mientras esperaba los refuerzos de 112 000 soldados hugueses.

El día 30 el RYE aprobaba en referéndum la derogación de la Lista WFF, obteniendo esa opción un amplio respaldo por parte del 84%. La población yerayana, preocupada por la situación de los soldados cercados en Lagrange, acudió a las urnas con desgana: apenas el 52% de los llamados a votar lo hicieron. Ante las protestas de la población civil, Zsengeller ordenó esa misma tarde a Hezbolá evacuar las tropas yerayanas y retirarse de Isla David. Sin embargo, decenas de miles de soldados se negaron a «abandonar a su suerte» a los civiles lucasinos de Lagrange, siendo derrotado el Ejército Yerayano en el asedio de Lagrange el 1 de finalidor. 40 915 soldados yerayanos fallecieron en combate, en un esfuerzo inútil por rescatar una ciudad que la RLU ya daba por perdida. El Ducado de Hugo, que desconocía que las tropas que defendían la ciudad eran yerayanas, emitió un comunicado oficial ofreciendo sus condolencias a las familias de las víctimas y asegurando que correría con los gastos del transporte de sus cuerpos y de sus entierros y funerales en territorio yerayano. Muchos yerayanos solicitaron que sus familiares caídos en batalla fuesen enterrados en Isla David; creando posteriormente el PDA el Cementerio Internacional de Lagrange. Descansan allí los restos de casi quince mil soldados yerayanos, bajo una inscripción que reza: «Rather be dead than to retreat!».

El Reino de Yeray se desvinculó rápidamente del conflicto, y apoyó a la República de David en su propuesta para acabar con él. La Resolución 15 del Consejo General de la Alidaim obligó a todas las partes a firmar la paz, y solo pudo ser aprobada gracias a la colaboración entre Yeray y Eiapisa. El estado pasó entonces a centrarse en mejorar su economía, debilitada por la guerra, y pausó su agenda internacional hasta la VII Reunión de Enolayano.

El 12 de nicolaitanés optaba por abstenerse en la votación de la Resolución 16, que impidió al Principado de Adrián llevar a cabo ataque o invasión alguna hasta la XI Era Internacional. Pese a ello, Erinbërg criticó en múltiples ocasiones la agresiva diplomacia adrianesa, y llegó a amenazar con volver a retirar al embajador Arthur Michaels del estado.

Enolayano empezaba con incógnitas, ya que ni Erinbërg ni Zsengeller concretaban la asistencia o no asistencia del Reino de Yeray a la VII Reunión de Enolayano, que la República de David llevaba preparando desde hacía un par de meses. Los republicanos criticaron a ambos mandatarios en la Cámara de Representantes, argumentando que «la importancia de esta Reunión es demasiado grande como para tomársela a broma». Finalmente el rey Yeray terminaría acudiendo a la cita, que se celebró en un ambiente cordial y relajado y batió los récords de duración y asistencia.

A mediados de paulimarino, el presidente Lander Fernández anunció su determinación de hacer regresar a la escena internacional a los antiguos estados del Principado de Borja y del Reino de Naiara. El Gobierno Yerayano apoyó la propuesta, «siempre y cuando se tenga en consideración la inviolabilidad del territorio yerayano», en referencia a los territorios conquistados tres años y medio atrás por el Ejército Yerayano. Fernández aprueba la moción yerayana y finalmente ambos estados regresan el 1 de ikernés, estableciendo los demócratas del RYE embajadas en ambos. El día 19, el Informe Owen de la Tiroika estima en un 68% la colaboración y el sentimiento de pertenencia a la Federación del Reino de Yeray, muy por encima del de otros estados como el Principado de Olaya o el Principado de Iris.

El gobierno de Jane Erinbërg se ha establecido como objetivo para el año 11 lograr una «colaboración plena y sincera del Reino de Yeray con la Alidaim y la Federación», y ha agradecido el apoyo del presidente Fernández al estado en reiteradas ocasiones.

Gobierno

El Reino de Yeray posee actualmente 18 representantes en la Cámara de Representantes de la Federación. Los republicanos de Paul Appletree ganaron las elecciones del año 8 haciéndose con 133 de los 225 escaños en el Parlamento Yerayano, tras una gran campaña propagandística -y en ocasiones difamatoria- y a la prolongada crisis de los demócratas en el estado. Tras haberse descontrolado el gobierno de Appletree durante el verano del año 9, la reforma del Partido Demócrata y la llegada del joven político Lander Fernández a la presidencia del partido revitalizó a los demócratas yerayanos, que se agruparon en torno a la figura de la también joven Jane Erinbërg. Erinbërg no logró ganar las elecciones de eiapisano del año 10, pero el pacto con el Partido Autofederalista aupó a los demócratas al gobierno dos años después.

En la actualidad, Erinbërg es una de las políticas con mayor aprobación dentro y fuera del propio Reino de Yeray.

Demografía

Con más de 40 millones de habitantes, el Reino de Yeray es el undécimo Estado Federal más poblado y el vigésimo[9] estado más poblado del mundo. Los federales occidentales suponen el 68% de la población, mientras que los federales eiapisanos son aproximadamente el 14% de toda la población yerayana. Gran parte de la población estatal se concentra en el área metropolitana de la ciudad de Yeray, haciendo de él un estado claramente centralista.

Entre los dos territorios de la Provincia de Isla Nueva suman 2 266 827 habitantes, residiendo cerca de la mitad de ellos en la capital de la provincia; Polystarville. Esta ciudad es la mayor de toda la isla, con 1 035 094 habitantes en su área metropolitana.

El RYE fue durante el año 9 uno de los estados con mayor crecimiento demográfico de la Federación de los Estados Unidos, aunque durante el año 10 esa tendencia se rebajó, y con la cesión del Reino de Rodrigo el estado perdió a cerca de 4 millones de habitantes.

Lenguas

El ikernés es idioma oficial en el estado, y el carlense el que más se enseña en las escuelas como segunda lengua. Pese a esto, el enolés le pisa los talones, y el elisino se enseña también en algunas regiones del sur del país.

Ciudades

Yeray tiene 7.4 millones de habitantes y es una de las ciudades con mayor crecimiento demográfico de la Federación. Su área metropolitana tiene casi 12 millones de habitantes y aglomera al 30% de la población estatal. Na-dei-cappe y Na-de-la-Fête, las dos mayores ciudades de lo que fue el RNA, también superan el medio millón de habitantes, con áreas metropolitanas de cerca de un millón de habitantes. Se puede decir que el estado es muy urbano, aunque el campo sigue teniendo una gran importancia.

Economía

El Reino de Yeray es el segundo exportador mundial de centeno, un cereal esencial para la fabricación de panes de centeno o harina de centeno. La producción de este cereal decae en todos los estados del mundo excepto en el RYE.

Aparte de su gran producción de centeno, la entrada a la Federación ha permitido al RYE acceder al mercado interno de la misma, aumentando desde entonces su PIB en más de un 60%.

En cuanto al sector terciario, el Reino de Yeray se ha especializado en el turismo a gran escala, apoyando el gobierno a la empresa Royal Agios International y creando parques naturales y nacionales que han convertido al RYE en el noveno destino turístico del mundo.

Medicina y salud

El RYE cuenta con 8.1 camas de hospital por cada 1 000 habitantes, y uno de los mayores porcentajes del mundo en cuanto a médicos especialistas. El Hospital Rey Yeray, en Yeray, es el mayor del estado y uno de los más avanzados y mejor preparados de la Federación.

Educación

El Reino de Yeray sigue prácticamente todas las políticas de educación del Gobierno Federal, reservándose el derecho a elegir la lengua secundaria de sus escuelas e institutos. La Universidad Federal Yerayana, la mayor del estado con diferencia y que tardó tres años en construirse del todo, acoge a 425 000 estudiantes, siendo por ello una de las más grandes del mundo.

Deportes

El Real Noguerol y la Selección de Yeray tienen igual de buena acogida y seguimiento en el estado, y sus rivalidades con el Imperial Estrada y la Selección de Sergio son mundialmente conocidas. El RYE ha organizado un Mundial de Fútbol (el 4º) y ha ganado otro (el 10º) La Selección de Yeray milita actualmente en Primera División.

Otro deporte con gran afluencia es la natación, siendo el RYE miembro de la World Swimming Association. El tiro olímpico ha tenido un desarrollo excepcional en el Reino de Yeray durante el año 10, lo que ha terminado por convertir a ese deporte en una de las enseñas estatales.

Referencias

  1. Reconocimiento de facto, ya que dicho estatus es inexistente en la actualidad.

  2. Según el censo de sarino del año 9.
  3. Si esta información es cierta se desconoce, puesto que la documentación relativa a las comunicaciones entre el RYE y la REN en el año 3 se han perdido.
  4. Sin contar a la propia RDV.
  5. El Principado de Lydia había solicitado a la ONLC declarar «a la mayor brevedad posible» la guerra al Principado de Helena, pero Sofía Braña, insegura, se había negado a llevar a cabo esa acción.
  6. El Principado de Helena afirmó actuar «en nombre de la lealtad a la Federación y la libertad», mientras que el Principado de Lucía simplemente no emitió declaración institucional alguna.
  7. Sin la mediación de Erinbërg, Gómez, Braña y Fernández, el mundo se hubiera encaminado irremediablemente hacia una nueva guerra mundial de dimensiones inimaginables.
  8. Se produjeron entonces decenas de reacciones internacionales. Servicios secretos de grandes potencias como la República de Enol o el Imperio de Emma lograron identificar a los agresores, pero mantuvieron el secreto por petición del Gobierno Federal.
  9. Decimonoveno si excluimos a la propia Federación de los Estados Unidos.

Véase también

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.