FANDOM


La República de Lucas (Republic of Lucas en ikernés, Poblacht na Lucas en lucasino), es un estado soberano miembro de la Alidaim compuesto por cinco posesiones territoriales dispersas por todo el mundo: la capital del estado, Lublin, está situada en la pequeña isla de Cínarot, en el Golfo de Agios. Esta isla no pertenece únicamente a la RLU: la mitad norte de la isla (1 540 km2) pertenece al Principado de Cintia mediante un tratado que firmaron ambos estados poco después de la fundación de la república, mientras que 2 550 kilómetros cuadrados al sur pertenecen a los territorios originales de la República de Lucas. En el norte, posee 51 875 kilómetros cuadrados arrebatados al Imperio de Manuel por la Alidaim, que limitan con el propio IMA y con la República de Enol al sur. En total, el país tiene una extensión de 54 425 km2.

Constituido en una república que intenta inspirarse en el modelo político de la República de Enol, se halla lejos del federalismo pero sí ha logrado tener un sistema semipresidencialista.

Para ser un país fundado a finales de la VI Internacional, ya tiene una gran cantidad de historia acumulada. Ha sido un actor importante en la VIII Era Internacional, y tuvo que trasladar temporalmente su soberanía desde la isla de Cínarot hasta el norte de las East Lands en el año 8 debido a una invasión yerayana. La devolución de esos territorios se produjo a finales de paulimarino con la aprobación de la Resolución 11 de la Alidaim.

La IX Era Internacional no resultó muy favorable para el estado lucasino: el 21 de veranés, el general Andrei Kovka y el presidente James Brint fueron asesinados en la Operación Pandora del Principado de Adrián y el Principado de Nicole. Pese a ello, el estado se recuperó y continuó en la senda de la modernidad. A finales de sarino aceptó la independencia del Principado de David, retirándose de Isla David, y ya en finalidor vendió a la Alicom por 220 000 millones de áilares la Zona Sur, arruinada tras la guerra contra el Principado de Adrián.

Historia

Los inicios

El día 19 de finalidor del año 6, terminada una VI Internacional que trajo la recuperación a la Federación de los Estados Unidos, un movimiento inusual de tierras hizo emerger una gran isla al lado de la Isla de Cintia, los federales -el Ingridian, de hecho- la llamaron Cínarot. Tras muchas deliberaciones, la Alidaim decidió aceptar la propuesta de la entonces Unión Eiapisa (act. República de David) de entregar los territorios emergidos al Conde Lucas, que creó en ella un estado llamado Reino de Lucas. Ese mismo día, el Principado de Cintia, interesado en una posible inversión en la isla tras las muchas inversiones que ellos habían recibido, ofrece una protección militar de tres meses a cambio de la cesión de un pedazo de terreno de unos 1 900 km2 del norte de la isla.

El Gobierno Lucasino acepta, amenazado como estaba por el deseo expansionista de estados como el Reino de Yeray o el Imperio de Sergio, que tenían planes de invasión para la isla.

Así, el nuevo Reino de Lucas accedió al panorama internacional. La entonces Unión Eiapisa consiguió que fuera admitido en la Alidaim gracias al apoyo de la República de Enol, y el día 7 de nicolaitanés el RLU presentaba oficialmente su solicitud de acceso a la Federación. La propuesta queda en el aire durante varios meses. El país incluso obtiene el permiso del Gobierno Federal para poner en circulación el áilar lucasino, moneda ajustada a la inflación del áilar.

El ascenso a la primera línea internacional

El primer día del año 7 el Reino de Lucas se adhiere al secreto Pacto de Novosibirsk, que al seguir hoy el día vigente sigue siendo todo un misterio para los medios de comunicación internacionales. Que el pequeño estado sea invitado al tratado más importante de la historia desde el final de la VI Guerra Mundial evidencia que el RLU es un aliado incondicional de la Alidaim y por lo tanto de RDV y REN. Dos semanas después, el 15, es invitado a la Cúpula Mayor de la Alidaim, puesto que aún mantendrá hasta el 15 de eiapisano del año 8.

El 1 de palazuelino la Alidaim anunciaba su intención de modernizarse y la Cúpula presentó la Resolución Número 3, que fue aprobada por mayoría aplastante y sin votos en contra el día 3. El Reino de Lucas colaboró en el borrador de la resolución junto a REN y RDV. Esta fue la declaración del entonces Rey Lucas a la Cúpula Mayor:

"Buenas tardes, damas y caballeros. Para mi país es un honor estar en esta Cúpula, y agradecemos públicamente el haber sido invitados a ella. Con respecto a la resolución que hoy es valorada aquí, debemos recordar que, efectivamente, el Imperio de Manuel ha provocado tres guerras mundiales y parece que pretenda provocar otra, así que por nuestra parte votamos positivo y esperamos que la Alidaim comience de una vez por todas a marcar distancias con la ONLC. Para ello fue creada. Muchas gracias".

Dos meses y medio después, el 26 de tanyano, el Rey Lucas y el Gobierno Lucasino aprueban el cambio de nombre de la nación a República de Lucas.

Una república internacionalizada

La VII Era Internacional daba su comienzo de facto el 1 de veranés, y la República de Lucas se preparaba para su primera internacional. Abría su línea de actuación enviando al 90% de su cuerpo de bomberos a ayudar en las tareas de extinción del colosal incendio de Na-dûs-pêres, junto a efectivos de otros 15 países que se unieron a los de todos los estados federales que ya trabajaban en la zona incendiada. El fuego logró ser detenido tras haber arrasado la ciudad yeraiana de Na-dûs-pêres, haber dejado un balance de 834 fallecidos y más de 5.000 heridos y casi 140.000 desplazados.

El día 11, el Reino de Yeray ordenó un ataque contra el país, utilizando como pretexto unas declaraciones del Presidente Lucas que habrían ofendido al Rey Yeray. Dos días después la RLU decide ayudar a la REN en el sitio de Ly-de-Cappe, en plena Guerra de los Principados. Pero un día después el país sufría una de las peores catástrofes ecológicas y económicas de su historia: el bombardeo por parte de aviones yeraianos, sergianos e irisinos de su única planta petrolífera, que quedó inservible. Hasta el 3 de ingridiano, la RLU no pudo iniciar su reconstrucción. Y al día siguiente, declara la guerra al Principado de Álvaro.

La guerra a dos bandas

El Presidente Lucas ordenó la movilización de todo su ejército el día 4 de ingridiano para atacar el Principado de Álvaro. En total, 58 000 soldados, 15 tanques, 22 carros militares y 59 aviones. Pero no habían pasado ni 20 horas desde la orden de ataque y la salida de los soldados cuando el Reino de Yeray recuperó su operación de ataque al país y envió 50 000 soldados, con la aprobación de ISE y PIR.

El día 7, las tropas lucasinas entraban en la ciudad de Álvaro casi sin oposición. Pero el Reino de Yeray había conquistado por la noche la ciudad de Lublin, así que la RLU había decidido solicitar ayuda a su aliado el Reino de Dani. El RDA había enviado 31 000 soldados, pero eran inexpertos y las tropas yeraianas les barrían en cada batalla.

Entonces, el Estado Mayor Federal propone al Gobierno Lucasino la "Operación Silver Leaf", de ataque al PAL. La operación consistía en derruir todas las ciudades del PAL y retirar las tropas a la costa sur del país. El día 10 la operación es ejecutada y fallecen 261 872 personas por los ataques, además de haber más de un millón y medio de heridos.

El Reino de Yeray recibió la orden del Gobierno Federal de acatar la tregua firmada hasta comenzador del año 8 y se retiró de Cínarot. La tregua, actualmente en vigor, solo puede ser suspendida por el Senado Federal.

Hacia la VIII Era Internacional

Con la sombra de las pasadas guerras y con otras probables en el horizonte, la RLU conserva la integridad de sus territorios, además de un territorio de unos 675 km2 en la costa alvariense. El país está obligado a no atacar la Base Naval de Riddlestone, propiedad del Reino de Yeray, para mantener la tregua con la Federación. A su vez, el territorio que la RLU controla en el PAL -la Base de Everford- está protegido actualmente por militares federales.

Pese a ser un buen aliado de la República de David y la República de Enol, tiene unas muy malas relaciones internacionales. Esto quedó demostrado cuando, a mediados de nicolaitanés -aún del año 7-, el Reino de Johnny solicita a la Alidaim que le permita invadir la isla de Cínarot, con el apoyo de al menos 8 estados. Sin embargo, República de David, Principado de Ikerne y Principado de Amanda -gracias a la participación lucasina en la Guerra contra los Cyan- votaron en contra de este ataque, por lo que finalmente no tendrá lugar.

A finales de enolayano del mismo año propuso a sus aliados del Reino de Bryan y Principado de Amanda la creación de un proyecto espacial que permitiera enviar tres satélites orbitales en el año 8. El Proyecto Spacial Helmet costará al estado unos 9 750 millones de áilares, por lo que el Gobierno Lucasino se verá obligado a recortar de los presupuestos anuales de medicina, salud y defensa.

El 7 de ikernés del año 7, poco antes de acabar el año, el Principado de Amanda, el Condado de Yenay y el Imperio de Sergio firmaron con la renombrada República de David el TRAMAS, un tratado de acción militar que, según la RDV, sentaría las bases de actuación para la VIII Era Internacional. El Gobierno Lucasino solicitó su inclusión en el tratado, pero esa inclusión no podrá tener lugar hasta que la república concluya alguno de sus proyectos y el Secretario de Estado Galaxy Siam visite el país.

El año 8

El año no iba a empezar bien para la República de Lucas. En la mañana del día 9 de eiapisano, una célula de terroristas de la Organización Cyan hace estallar dos bombas de gran potencia; una en la estación central del Metro de Lublin y otra cerca de la embajada federal en el país. Los ataques -en los que 34 civiles y tres terroristas perdieron la vida-, causados según los terroristas por la intervención lucasina en la Guerra contra los Cyan, no mermaron el espíritu combativo y de unidad de los lucasinos, y provocaron un «efecto bandera», aglutinando a los ciudadanos lucasinos en torno a la idea de que había que terminar de una vez por todas con los terroristas. El indudable apoyo de la comunidad internacional ayudó al pequeño estado a recuperarse rápidamente.

El día 20, superada la crisis por los atentados terroristas, la República de Lucas recibía una nueva noticia: el Principado de Amanda votó en referéndum por mayoría aplastante adherirse a la Federación de los Estados Unidos. El ahora Gobernador Axel Newland afirmó que el principado revisaría sus relaciones internacionales, lo que deja a la República de Lucas en un "limbo diplomático" peligroso. Sus actuales más poderosos aliados, la República de Enol y la República de David, podrían tener muy difícil la defensa de la RLU de cara a la VIII Era Internacional.

La VIII Era Internacional

Durante el transcurso del fin de semana del 30 de comenzador, que inauguró oficialmente la VIII Era Internacional, el Principado de Olaya aprobó en referéndum su entrada en la Federación de los Estados Unidos, pese a las protestas de la República de Enol. La República de Lucas volvió a colocarse del bando enolés, sabedora de que el POL es un estado favorable a un posible ataque al país. Pero de poco sirvieron las protestas enolesas, y el Reino de Yeray volvió a intentar aprovechar la ocasión para atacar el sur de Cínarot.

El RYE atacó la República de Lucas el 28 de comenzador con unos 20 000 soldados, acompañados de aviación olayana y nicolesa. Según el Artículo Cuarto de la Constitución de la Federación, los Estados Federales tienen derecho a movilizar hasta 30.000 soldados sin permiso del Senado, mientras que la acción no vaya a durar más de 60 días. El ataque yerayano supuso un duro golpe para la República de Lucas, que tenía medio ejército desplegado en la Guerra contra los Cyan y otra parte importante embarcado en misión hacia el Principado de Álvaro. La ayuda enviada por parte de otros estados -el Gobierno Lucasino no desveló qué estados habían sido- evitó que las defensas de Lublin cayesen de inmediato, pero la ciudad, rodeada, corría serio peligro. El Presidente James Brint se vio obligado a anunciar el repliegue "inmediato" de las tropas lucasinas desplegadas en las Cated Lands, en la Guerra contra los Cyan, y comenzó a trasladarlas a Cínarot el 9 de tanyano. Mientras, las tropas yerayanas seguían avanzando imparables desde Riddlestone.

Finalmente, el día 7 de veranés las tropas lucasinas que quedaban luchando en la Batalla de Lublin tomaron la decisión de retirarse y el gobierno del país se estableció momentáneamente en la Base de Everford, en la costa sur conquistada al Principado de Álvaro. El Reino de Yeray conquistó Lublin por la tarde tras una resistencia que terminó cuando lo que quedaba del ejército lucasino zarpó hacia Everford.

El traslado al norte

El día 10 de veranés, tres días después de su retirada de Cínarot, la Alidaim cede al Gobierno Lucasino la mitad oriental del Imperio de Manuel, tras una compensación económica generosa a ese estado. Las tierras concedidas eran poco fértiles y muy frías, pero la voluntad y la determinación de rehacerse de los lucasinos les hizo prosperar allí. El día 12 se fundaba Nueva Lublin sobre el viejo pueblo manuelino de Ma-de-sim, y poco después la República de Lucas lograba el control efectivo de sus territorios.

Una buena parte de la reserva del ejército del país se apostó en la frontera con el Imperio de Manuel, temeroso el Gobierno Lucasino de un ataque de los enemigos de la Alidaim. Pero, cuando surgió Isla Nueva, el 11 de veranés, la RLU -con parte de su ejército aún en Everford- decidió acudir a la isla a establecer en ella varias bases militares. El día 15 termina la primera parte de la Era Internacional, y la caída de las bolsas federales permite al país obtener un nuevo préstamo irikense en forma de inversión. El establecimiento de la Base de Stockes, en la costa nororiental de Isla Nueva, permitió a los lucasinos adentrarse en la misma y acudir a las montañas, donde se inició la construcción de la ambiciosa Área 52. Apenas después de poner el pie en Isla Nueva, la República de Lucas ya se hallaba guerreando de nuevo, esta vez contra el Principado de David.

Pero esta vez las cosas eran distintas: no se trataba de una gran potencia, como sí lo es el Reino de Yeray. El día 12 de ingridiano, los lucasinos expulsaban al PDA de Isla Nueva tras la Batalla del Cox y varias escaramuzas posteriores, en las que el estado insular perdió a más de 3 000 soldados. Para el 16 en Nueva Lublin no se hablaba de otra cosa que no fuera una invasión al Principado de David en Isla David, pese a los costes que esa invasión supondría. El Príncipe David ordenó que le fueran concedidas tres bases militares a la República de Lucas en Isla David a condición de no ser atacados, pero su gobierno conservador no fue tan benevolente con los lucasinos y solo concedió 5 kilómetros cuadrados de la isla, espacio suficiente para una base de pequeño tamaño. El día 26 comenzaba la construcción de esa base, llamada Área 53.

La Guerra Silenciosa

El iknesday 3 de finalidor, la República de Lucas vio el momento propicio para ejecutar su plan más ambicioso: el ataque al Principado de David. Tras sus victorias contra los davidianos en Isla Nueva, los lucasinos se habían convencido de que podían vencer al estado insular en su propio territorio. Esa misma tarde, un contingente de 1 500 soldados de élite llamado "Escuadrón Negro" se infiltró en Obuccine y logró tomar por la fuerza el Parlamento Davidiano, pero fueron finalmente reducidos por el Ejército. Esta acción fue una magnífica estrategia de distracción, pues el PDA movilizó hacia su capital a sus soldados y esto facilitó el éxito posterior de las tropas invasoras.

A las 17:28, 24 000 soldados lucasinos desembarcaron en el norte de Isla David mientras 54 000 avanzaban desde el sur. Ambas facciones tienen como objetivo tomar Obuccine. Al día siguiente, la victoria lucasina en la Batalla Naval de Southstone ayuda a consolidar el puente de desembarco de soldados en la isla.

Para el día 31, merced a sus constantes victorias y a la inoperancia de su enemigo, los soldados lucasinos se habían hecho con el control de la totalidad de Isla David. La isla pasaba a ser parte del territorio lucasino.

Camino al año 9: de casi desaparecer a recuperarse

Tras su victoria en la Guerra Silenciosa, la República de Lucas salió muy fortalecida. Parecía que se consolidaba su recuperación, aunque sus relaciones internacionales continuaban tan tensas como en la VIII Era Internacional. Además, el estado fue invitado por la República de David a la V Reunión de Enolayano, que se iba a celebrar el día 21.

En dicha reunión, el Gobierno Lucasino cometió el error de insistir demasiado a los demás estados en que le fuera concedida su ayuda para la reconstrucción de Isla David. Tanto el Reino de Yeray como la República de David, irritados, amenazaron a la RLU, pero fue el Imperio de Sergio quien aseguró que atacaría los territorios del norte lucasinos en cuanto tuviera oportunidad. El Principado de Olaya, que también acudió a la reunión, aseguró que decidiría si ayudaba o no al ISE en su ataque.

Finalmente y tras unos días de tensión, estalló la llamada "Guerra Yera-lucasina", cuyo nombre es cuestionable: el 30 de enolayano el Imperio de Sergio invadió el norte del país con 75 000 soldados, y 80 000 soldados yerayanos se preparaban para atacar por sorpresa los territorios lucasinos en Isla Nueva. Al día siguiente, el Reino de Johnny atacaba con 90 000 soldados el este de la República de Lucas, llegando a Nueva Lublin en cinco días.

Pese a que la República de Lucas se defendió con habilidad -logró detener el ataque del Reino de Yeray en Isla Nueva y al Imperio de Sergio en el norte-, los efectivos desplegados por sus enemigos eran mucho mayores. El día 4, los soldados lucasinos logran derrotar a las tropas del ISE, pero al día siguiente el RJO alcanza Nueva Lublin y el Principado de Olaya bombardea los arsenales nucleares de Obuccine y Lagrange, dejando a Isla David sin armamento ni defensas. El día 6, las tropas jonyanas atacaron la capital. El Asedio del Palacio de Justicia resultó infructuoso para los atacantes, que se retiraron y cercaron la ciudad para intentar rendirla por hambre. Mientras tanto, la Batalla de Isla Nueva que se había iniciado al invadir el RYE los territorios lucasinos, empezaba a decantarse del lado de los defensores. El Reino de Yeray ordenó la retirada y empezó los preparativos para desplazar a su ejército hacia la isla.

Finalmente, el día 11 aquel traslado se produjo. La República de Lucas, consciente de que perdería todos sus territorios en Isla Nueva si desembarcaban las tropas yerayanas, envió su flota a intentar hacer frente a los barcos yerayanos. En la Batalla Naval de Newport la RLU perdió a casi todos sus barcos, hundiéndose el LUS República y quedando capturado el LUS Sirius. El Ejército Yerayano empezó a avanzar el día 13, pero al día siguiente el Gobierno Lucasino firmaba el Pacto de Isla Nueva con la República de David: a cambio de que la RLU no ejecutara ninguna acción internacional contra los Estados Protegidos, las tropas irikenses invadirían los territorios lucasinos con el objetivo de mantenerlos bajo protectorado hasta la IX Era Internacional. Al día siguiente, los soldados de la RDV conquistaban casi todos los territorios de la RLU en Isla Nueva. Los lucasinos habían salvado los muebles en Isla Nueva, pero el sitio de Nueva Lublin aún continuaba.

El cansancio y el malestar empezaban a cundir entre la población lucasina, especialmente en Isla David, cuyos habitantes estaban cargando con el 85% de la carga impositiva del país. Las manifestaciones pidiendo al gobierno de James Brint una tregua se sucedieron entre los días 18 y 24, cuando finalmente el Gobierno Lucasino anunció la presentación oficial de una propuesta de resolución al Consejo General de la Alidaim. La Resolución 11, que se sometería a votación el día 29, incluía el final de la ocupación de los territorios lucasinos del norte continental, una tregua indefinida en Isla Nueva y la paralización de las agresiones yerayanas durante cinco meses, y el final de la campaña de difamación y desprestigio contra la República de Lucas ejercida por varios estados.

Muchos estados, como la República de David o la República de Enol, comenzaron de inmediato la campaña favorable a la resolución. El Reino de Johnny y el Reino de Yeray lideraban el bloque del «no», y el día 28 fue una sucesión de llamadas y reuniones diplomáticas, algunas de ellas muy intensas. Finalmente el día 29 la Resolución 11 fue aprobada por 15 votos a favor, 14 en contra y 12 abstenciones. El estado recuperaba su capital original, adonde se trasladó el gobierno, y obtenía un importante margen de tiempo para mejorar sus relaciones internacionales y sus fuerzas armadas.

El día 2 de ikernés, el Alto Mando lucasino anunció la puesta en marcha de la operación «Coraza de Acero», que constituirá la base de la defensa del país de cara a la IX Era Internacional. La República de Lucas no participó en la última reunión internacional del año, pero sí lo hizo su aliado el Principado de Pablo. La «Coraza de Acero», que incluye nuevos y mejorados rádares costeros, un nuevo puerto militar, varios aeropuertos militares y decenas de búnkeres y la mejora de las defensas contra la Base Naval de Riddlestone, no sujeta a la Resolución 11 y que permanece por tanto bajo dominio yerayano. El general Andrei Kovka fue colocado al mando de la operación, para conformar el eje principal de las políticas económicas lucasinas.

El caótico año 9

La República de Lucas comenzó el año nueve planeando sus elecciones legislativas, que tuvieron lugar el 15 de eiapisano. Se preveía una nueva victoria de los socialistas de James Brint, y así fue: el día 13, Brint se hizo con 74 de los 177 escaños del Parlamento Lucasino, y la abstención de los 44 parlamentarios comunistas[2] le permitió conformar un nuevo gobierno que incluía al joven Kylian Flint como Vicepresidente Primero, al general Andrei Kovka como Secretario de Defensa Nacional y al político y embajador irikense Ernest Wolf como Secretario de Relaciones Bilaterales con la Federación[3]. El 2 de eiapisano, el país cedió la presidencia de la Alidaim al Principado de Elisa, y seis días después recibe de la alianza lo que se esperaba de la diplomacia lucasina: un gran compromiso con los ideales de cooperación internacional, la firma del TEDEC y la colaboración del estado en la Operación Unity. Ambos terminarían fracasando a lo largo del verano.

Tras el atentado en la ciudad de Ikerne el día 9, la República de Lucas detuvo su campaña electoral durante dos días y se solidarizó con el pueblo ikernés. También lo hizo cuando el día 24, un camión conducido por un terrorista mató a tres personas en Hugo, la capital del Ducado de Hugo.

A petición personal de Andrei Kovka, el país no intervino en la Guerra del Este que enfrentó al Reino de Enol y al Imperio de Carla, aunque el Presidente Lucas quiso haber sacado algún provecho de la situación.

El día 9 de palazuelino, catorce islas de pequeño tamaño surgen a 55 kilómetros al norte del Principado de Martín; el Gobierno Federal las bautizó como «Islas Suragios». Kovka observó la gran situación estratégica del archipiélago e hizo desembarcar a dos docenas de soldados en la isla de La Plana, y la Alidaim aceptó la soberanía lucasina sobre el territorio. Para entonces, la Operación Iron Helmet había logrado muchos resultados: el portaaviones ligero LUS Dubh Taibhse estaba casi terminado y el Ejército Lucasino se había duplicado.

El 1 de comenzador, el virus informático DarkWare daña parte de la infraestructura militar operativa de la República de Lucas, pero la rápida intervención de los hackers de Oculus junto a la CEINAGE federal logró minimizar los daños del virus. El día 6, el país, ya recuperado, inicia los preparativos para la aplicación de la Operación Unity, y a finales de mes el Ejército Lucasino ya rozaba los 160 000 efectivos.

El 14 de tanyano, finalmente, arrancaba la IX Era Internacional. La República de Lucas no pudo enviar representación institucional a la ceremonia inaugural, pero esperaba con impaciencia su arranque definitivo.

La IX Era Internacional

La tregua establecida por la Resolución 11 había terminado -tras varias modificaciones- el día 1 de tanyano. La agitación inicial de la escena internacional dio unos días extra a los lucasinos para prepararse, y el día 18 el Ejército Yerayano desplegado en Isla Nueva volvía a amenazar los territorios del país. Sin embargo, desde ese momento la diplomacia lucasina se centró en desviar la atención internacional hacia otras zonas u otros asuntos, de un modo muy agresivo y arriesgado que requería del final de las hostilidades con el Reino de Yeray.

El día 19, tan solo cinco días después del inicio de la Era, un gran grupo de cazas olayanos, paulitinos y nicoleses atacan varias ciudades del Territorio del Norte lucasino, dejando un balance de 66 muertos y 400 heridos, la gran mayoría militares. El Presidente Lucas acude al Alidaim Central Building con intención de protestar y pedir explicaciones, pero, para su sorpresa, es retenido allí mismo contra su voluntad por el Ejército Olayano. La Policía Federal interviene para liberarlo a la mañana siguiente, pero la Alidaim no evita ser el blanco de las burlas internacionales por no poder garantizar la seguridad ni en su propia sede.

Este acto supone el inicio de la crisis diplomática entre el Principado de Olaya y el Gobierno Irikense. El pánico cundió en Lublin cuando los ciudadanos recibieron la noticia de que ciudades como Eiapisa o Valencia se preparaban para una guerra. El día 22, el Principado de Cintia coloca a su ejército en la frontera con la Zona Centro de la República de Lucas. Una invasión a esa zona habría sido un desastre para los lucasinos, que habrían visto sus defensas colapsadas. Sin embargo, al día siguiente los cintineses paralizaron la operación y firmaron una paz pasajera con la RLU. El ataque no tuvo lugar posteriormente porque la crisis yerayana de veranés salpicó al PCI, que se vio obligado a retirar su ejército por las amenazas de Eiapisa.

En la mañana del día 25, una invasión relámpago del Imperio de Pelayo desarbola las defensas costeras de Isla David y captura la ciudad de Gaboa, que se rinde sin oposición a los atacantes. Cuatro días después, la Batalla de Obuccine resulta una debacle para el Ejército Lucasino, debido al inmenso tamaño del Ejército Pelayés. La ciudad se rinde antes de medianoche, y la guerra queda en un impás por el agotamiento de los contendientes.

Pero todo iba a ser paralizado por el golpe de estado del Reino de Yeray, ejecutado el día 3 de veranés por un grupo de militares al servicio del general yerayano Halib Hezbolá. La crisis federal es grave, pero muy corta: 48 horas después del inicio del conflicto, el General David viaja a Yeray y firma la paz «incondicional» con Hezbolá. Para el día 11, las relaciones bilaterales entre irikenses y yerayanos habían sido restablecidas. El Gobierno Lucasino dio su apoyo a Eiapisa, pero no se comprometió a declarar la guerra al RYE si estos decidían contravenir los intereses irikenses.

El 14 de veranés Kovka ejecutó su plan de «agresividad diplomática», lo que molestó a Eiapisa: las acciones lucasinas rozaban los límites del Tratado de Isla Nueva, y si los hubieran sobrepasado, la seguridad lucasina se habría visto muy comprometida. Por ello, dos días después James Brint presentó la candidatura de Lublin a albergar la sede militar de la Alidaim, aunque finalmente fue llevada a Yeray.

Operación Pandora

El Principado de Adrián, un Estado Federal que apenas había intervenido en la escena internacional desde su fundación, mantenía aparentemente unas relaciones cordiales con la República de Lucas, y nada hacía sospechar que tramaba junto al Principado de Nicole una operación a gran escala para debilitar e intentar «destruir» al Gobierno Lucasino. El 20 de veranés, el Príncipe Adrián y la Princesa Nicole, junto con sus gobernadores, se reunieron en Heux para ultimar los detalles de la «Operación Pandora», que consistía en primero asesinar a las tres personalidades públicas más importantes de la RLU -James Brint, Kylian Flint y Andrei Kovka-, y después invadir tres de los cinco territorios del país. Al día siguiente, Brint y Kovka son asesinados cuando estalló una bomba adherida a los bajos del coche donde viajaban, a las afueras de la ciudad de Lublin. Kylian Flint, sin embargo, sobrevive a los disparos de un miliciano yovinal en Lagrange.

La noche del día 21 al 22 fue la más tensa y caótica de toda la IX Era Internacional. El Ducado de Hugo y el Principado de Pablo amenazaron al Principado de Nicole, y el Principado de Olaya se colocó inmediatamente al lado de los nicoleses. Solo la intervención del General David y de la diplomacia irikense logró evitar un enfrentamiento que hubiera sido de proporciones catastróficas.

La tensión entre los dos bandos y su posterior resolución fue lo que evitó la invasión masiva a la República de Lucas, que condecoró al gobernador William Howard-Taft con la Estrella de Oro lucasina.

Final de la era

El día 25, tras haber retirado a su embajador en el Principado de Adrián, la República de Lucas presenta las modificaciones en su bandera que le confieren su aspecto actual; con el Escaraalto estampado en la franja izquierda, la aparición de las estrellas y la variación en la orientación de las barras.

Los atentados en la República de David del día 26 causan la indignación, la rabia y la tristeza en la sociedad lucasina, que, por medio del presidente interino Kylian Flint[4], manifiesta su total rechazo al terrorismo anti-federal y asegura que «jamás dejará de luchar contra los radicales». Los terroristas no lograron lo que buscaban, el aislamiento de la RDV y el estallido de una crisis tan grave como la acontecida tras el 17-T. Todos los aliados irikenses hicieron piña junto a Eiapisa el día 27, y la fiesta estatal del estado norteño fue la más especial de los últimos cinco años.

El 3 de ingridiano, la República de Lucas organiza junto al Reino de Yeray y la República de David la III Reunión de la Alidaim para la Era, en la ciudad federal de Noaville. El éxito rotundo de la reunión supone la firma de la paz definitiva de RYE y RLU, algo muy esperado por, entre otros, la propia RDV. Las cosas volvían a su cauce en la República de Lucas, y el jovencísimo Vlad Plyzek, alumno del veterano general federal Antonio Partido, había asumido el mando del Ejército Lucasino. Al día siguiente, un nuevo atentado en la capital del Principado de Helena consternaba a la sociedad irikense, y Lublin apagaba la fachada del Museo Nacional en señal de duelo.

El día 13, el portaaviones ligero LUS Dubh Taibhse abandona finalmente el Puerto de Helena, ya terminado, en dirección a Isla David, controlada aún en su mayor parte por el Imperio de Pelayo. Al día siguiente, el «Caso Unión Fallida», una operación diplomática de la República de Nico destinada a restar influencia al Gobierno Federal, incluía una amenaza velada a la República de Lucas, que ya había abandonado el panorama internacional. Sin embargo, los servicios secretos del Reino de Iván desbarataron el plan nicolasiano. La IX Era Internacional terminaba con un balance positivo para la Alidaim y también para la República de Lucas.

Segunda mitad del año

El Gobierno Lucasino, tras haber considerado que su ejército estaba ya completamente recuperado, decide atacar al aparentemente débil Imperio de Izan, un estado pobre de Svvola, continente surgido durante la pasada era internacional. El ataque lucasino queda desencadena la Segunda Guerra de Svvola, en la que el Imperio de Lucía vuelve a defender a su aliado -aunque con mucha más fuerza militar tras el desastre que supuso la Batalla de Florentine en la Primera Guerra de Svvola-. El 1 de sarino desembarca en Svvola el Ejército Lucasino, y al día siguiente un misil Iskander enolés impacta sobre la capital del IIZ, Pustedoor, causando centenares de muertos y casi dos mil heridos. El Principado de Ikerne, la República de Enol y el Principado de Adriana protestan airadamente el indiscriminado ataque lucasino, y paralizan su comercio con el país. Aquella misma tarde y aprovechando la confusión del ataque, el Principado de Adrián y el Principado de Cintia atacan la Zona Sur lucasina con más de 140 000 soldados. Tras la derrota en la Batalla de Highdune, los restos del ejército de la RLU regresan a Isla Nueva para intentar defenderla.

La Armada Lucasina contribuyó enormemente a la victoria[5] de los defensores en la Batalla de Bordertown, librada en las inmediaciones de la ciudad homónima, entre el Ejército Lucasino y el Ejército Cintinés. Sin embargo, dicha victoria solo fue posible debido a la intervención de la Séptima Flota Federal, que ordenó la retirada del crucero cintinés USFS Princess Iris, verdadero ganador de la batalla. El día 5, las tropas cintinesas atacaron en bloque la ciudad de Bordertown -último bastión leal a la RLU en el este de la Zona Sur- y, cuando estaban a punto de derrotar a los defensores, se retiraron. El Ejército Cintinés zarpó hacia el PCI por razones aún desconocidas[6], dejando al Ejército Adrianés luchando en solitario en el asedio de la Base de las Montañas.

Dos días después, un terremoto de gran magnitud sacude duramente a la capital del Territorio del Norte -Nueva Lublin- y a otras ciudades lucasinas y enolesas. 801 personas murieron en Nueva Lublin, pero los costes de los daños materiales fueron cubiertos gracias a la solidaridad internacional desencadenada tras el seísmo.

Finalmente, el día 10 de sarino los soldados adrianeses se retiraban de Isla Nueva tras una escaramuza y después de haber destruido casi por completo la Base de las Montañas. Seis días después, Lublin asistió impasible al nuevo movimiento de tropas del Imperio de Pelayo, que amenazaba con atacar Lagrange para unificar de nuevo Isla David. Sin embargo, la Alidaim decidió intervenir en el conflicto, y logró un pacto plasmado en el Tratado de Obuccine: lucasinos y pelayeses pactaron una consulta popular en toda la isla para dirimir el destino de su población, y se comprometieron a respetar los resultados de dicho referéndum. La independencia resultó ganadora, pero no obtuvo el respaldo necesario de los votantes isleños. El Partido Social Lucasino apoyó a los nacionalistas davidianos a cambio del apoyo del país en cualquier enfrentamiento en el que pudiera ayudar la isla, y los ejércitos de RLU e IPE se retiraron de la zona.

El 10 de finalidor, la Zona Sur del país -los territorios que poseía en Isla Nueva- se declaró en bancarrota, tras no haber podido soportar los gastos de la guerra contra el Principado de Adrián. Lublin, que ya había gastado una gran cantidad de dinero en las reparaciones de los daños ocasionados por el terremoto en el Territorio del Norte, no era capaz de soportar tantos gastos, y no le quedó otra que vender a la Alicom el día 13 todos los territorios que poseía en la isla. El Acta de Bordertown establecía que los ciudadanos lucasinos podrían quedarse en el territorio y su seguridad quedaría garantizada, pero la soberanía pasaba a la Alianza Comprometida. El estado pasó el resto del año 9 centrándose en la construcción y la elaboración de sus planes de defensa, con el dinero obtenido de la "venta" de la Zona Sur. En paulimarino, el gobierno de Flint estableció que se celebrarían elecciones el día 2 de eiapisano del año 10, coincidiendo con las Elecciones en la Federación.

Año 10

Las elecciones nacionales del año 10 otorgaron la victoria al Partido Socialista de Kylian Flint, con 70 de los 177 escaños del Parlamento Lucasino. El Partido Comunista se hizo con 35 asientos, un resultado que preocupó a diversas entidades económicas relacionadas con la Alidaim. Los comunistas pactarán con Brint a cambio de un acuerdo de gobierno que beneficie a ambos partidos. En el Territorio del Norte, una fuerza nacionalista (la Unión del Norte) se hace con 22 de los 48 escaños que esa región aporta al Parlamento, lo que no agrada en absoluto en Lublin. El gobierno central deberá tomar nuevas medidas para evitar el auge definitivo del nacionalismo secesionista en esa zona.

Gobierno y política

La República de Lucas pretendía asemejar su modelo político al de la República de Enol, pero ha terminado por crear uno propio, híbrido entre el enolés y el irikense.

Según su constitución, el país es una república semipresidencialista, ya que el poder reside tanto en el Presidente del Gobierno -actualmente el joven politólogo Kylian Flint- como en el Presidente de la República. Ambos ostentan la jefatura del ejecutivo, lo que produce una bicefalia en el poder del estado.

El Gobierno, como en la mayoría de países del mundo, divide sus poderes en legislativo -la Asamblea Nacional, de 177 miembros-, ejecutivo -el Presidente, su gabinete y los ministros- y judicial -los jueces del estado-. Está recogida en la constitución la libertad de movimiento de capitales, la prohibición del toreo y de cualquier tipo de maltrato animal, la libertad de elección de cónyuge y la permisión del consumo de catan y bang.

El Presidente del Gobierno se elige cada dos años, pudiendo ostentar solamente tres presidencias consecutivas o no consecutivas.

Relaciones exteriores

Es posible decir que la República de Lucas solo mantiene relaciones diplomáticas activas y cordiales con 6 estados: la República de David, la República de Enol, el Ducado de Hugo, el Principado de Pablo, el Reino de Yeray -pese a las guerras pasadas entre ambos estados- y el Reino de Rubén. Con muchos otros sus relaciones son tensas, o directamente inexistentes, como por ejemplo el Reino de Cristina o el Imperio de Manuel, ambos miembros de la ONLC, e incluso con Estados Federales como el Principado de Olaya, el Principado de Nicole o el Principado de Adrián.

Pese a ello, la RLU es un destacado miembro de la Alidaim -invitado permanente a su Cúpula Mayor-, que tendría la protección de la alianza ante una agresión externa a ella.

Fuerzas Armadas

La RLU mantiene una buena cantidad de soldados en activo: tras la Segunda Guerra de Svvola, el Ejército Lucasino consta de 47 225 soldados en activo y una gran reserva de más de 92 000 soldados.

Organización territorial

El país no presenta ninguna subdivisión provincial o condal, debido a su peculiar distribución, se organiza en "territorios"[7], existiendo en la actualidad dos zonas: el Territorio del Norte, y la Provincia del Centro (Cínarot)

La Base de Everford depende administrativamente del Gobierno central.

Geografía

La República de Lucas es un estado dividido en dos porciones de terreno; por lo que su geografía es muy variable.

Territorio del Norte

El territorio del Norte no tiene accidentes geográficos significativos, ya que se trata de un amplio páramo. La RLU apenas ha invertido en turismo en aquella zona, así que sus playas no están acondicionadas para el uso vacacional.

No tiene ríos ni montañas elevadas, pero su altitud media es muy elevada: 614 metros sobre el nivel del mar.

Zona Centro

Cínarot, una pequeña isla de 4.079 kilómetros cuadrados (de los cuales tan solo 2.550 pertenecen a la RLU) es una isla de relieve muy llano y de abundantes playas al este, teniendo esa costa apenas seis importantes acantilados (cuatro de ellos en territorio lucasino) No hay ríos de importancia en la isla, cuya altitud media asciende a 371 msnm.

El oeste de la isla -donde se encuentra la base yerayana de Riddlestone-, la cosa cambia: el paisaje se vuelve montañoso y escarpado, y los parajes naturales abundan, al igual que los lagos: hay 14 lagos en total -10 en territorio lucasino-, la mayoría formando parte del Parque Natural de Connemara, casi en su totalidad en la parte lucasina de Cínarot. La fortificada ciudad de Galway, capital de la subdivisión provincial de la Connemara, es la ciudad más visitada de todo el país.

Climas

Los dos territorios de la República de Lucas tienen climas muy distintos: al Norte el clima es el nórdico suave característico de la zona septentrional del continente; mientras que en el Centro el clima es completamente agióstico.

Economía

La economía de la RLU tiene alguna fortaleza pero también muchas debilidades. Su producción petrolera no le basta para autoabastecerse pese a tener una gran reserva de petróleo bajo su superficie. Está obligado a importar casi todas las materias primas básicas, excepto el centeno, con el que elabora el pan típico del estado, el "Pan Cinaroda".

El turismo a gran escala nunca ha obtenido incentivo alguno por parte del gobierno, sí lo ha tenido el turismo rural, aunque no supone el 2% de los ingresos del país.

La industria lucasina ha experimentado un gran crecimiento en los últimos meses. Las inversiones del estado han sido acertadas y en el puerto de Lublin y las ciudades de la Zona Norte .

Demografía

A principios del año 10, el censo del estado elaborado en el marco de las elecciones legislativas arrojó un resultado de 22 348 633 habitantes. El decrecimiento poblacional avenido tras la desconexión de las antiguas zonas de Isla y Sur ha sido frenado gracias a la inmigración masiva de ciudadanos exiliados de esos dos territorios. La Zona Centro tiene una población de 16 235 017 habitantes, por 6 098 844 del Territorio del Norte. 14 772 lucasinos, casi todos soldados, tienen su residencia en la Base Naval de Everford.

Idioma

El país reconoce el ikernés y el recientemente creado lucasino como lenguas oficiales, e imparte la práctica totalidad de su enseñanza de segunda lengua en enolés. Toda la población conoce el ikernés, pero el gobierno se está afanando en la enseñanza del lucasino.

Deporte

La Selección de Fútbol de Lucas, principal atracción deportiva del estado, ha logrado el ascenso a la Segunda División de la Liga Ipaai en la pasada 9ª temporada. El Republicans Football Club se ha fundado recientemente y promete hacer frente a los grandes equipos del mundo.

Referencias

  1. Sin incluir los 675 kilómetros cuadrados que actualmente controla en territorio del Principado de Álvaro.

  2. Casi un mes después, cuando Brint amenazó con repetir las elecciones.
  3. Wolf siguió ostentando el cargo público del Gobierno Federal; embajador en la República de Lucas. El nombramiento lucasino fue exclusivamente nominal, y no interfería en absoluto con el trabajo y la misión del político irikense.
  4. Flint había asumido el poder hasta la celebración de unas nuevas elecciones.
  5. «No derrota», según Vlad Plyzek.
  6. Si bien se cree que la Princesa Cintia firmó, mediante el Presidente Nico, un acuerdo secreto -negado por todas las partes- para garantizar la supervivencia del «mayor aliado nicolasiano».
  7. También conocidos como "distritos".

Véase también

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.