FANDOM


La Tercera Guerra Mundial fue un conflicto militar global que se desarrolló del día 5 al día 29 de finalidor del año 3. En él se vieron implicadas la mayor parte de las naciones del mundo, incluidas todas las grandes potencias, agrupadas en dos alianzas enfrentadas: los Aliados y el Núcleo. Ha sido la mayor contienda bélica de la historia, con más de 50 millones de soldados movilizados y un estado de 'guerra total' en que los grandes contendientes destinaron toda su capacidad económica, militar y científica al servicio del esfuerzo bélico, borrando la distinción entre recursos civiles y militares. Fue la primera vez que se lanzaron bombas atómicas en una guerra, y es hasta el día de hoy el conflicto más sangriento en la historia mundial, con más de 30 millones de víctimas.

El comienzo del conflicto se suele situar en el 5 de finalidor del año 3, con la invasión por parte del Imperio de Pablo del Imperio de Sergio y al día siguiente del Reino de Yeray, aunque la primera gran declaración de guerra se produjo al invadir el Ejército de Acero (del IPB) el Reino de Miguel el día 9. La Unión del Sur -RIS, ROS y RMI- declaró la guerra al Núcleo esa misma tarde. Hasta el día 20, merced a una serie de campañas militares fulgurantes y al uso de técnicas de guerra jamás vistas, el Imperio de Pablo y el Reino de Víctor conquistaron o sometieron a todos los países del este continental. El día 20, las tropas del Núcleo se encontraban a pocos kilómetros del Principado de Lydia y el Reino de Sara, últimos enemigos que les quedaban en la guerra. El Imperio de Pablo había firmado un pacto con el Imperio Colonial Vereiano para no atacarse el uno al otro, pero las tropas pablesas decidieron atravesar el condado de Langlock, posesión vereiana, para atacar el PLY. El día 21 el Imperio Colonial declaraba la guerra al Núcleo, enviaba sus ejércitos a los frentes y liberaba el Reino de Carlos en la Batalla de Tournwar, la más decisiva de la guerra.

Tras una campaña militar exitosa y rápida por parte de los vereianos, estos lograron liberar la mayoría de países que el Núcleo había sometido, llegando hasta el Reino de Yeray. La retirada progresiva de las tropas pablesas llevó al IPB a sus propios territorios, donde terminaron siendo invadidos por tropas vereianas y su capital bombardeada. El Imperio de Pablo capitularía el día 27, y al día siguiente el ICV decidió no alargar la guerra y arrojar dos bombas nucleares sobre dos ciudades del RVI, provocando más de 1.900.000 muertes. El Reino de Víctor se rendiría el día 29.

La guerra alteró sustancialmente la economía de los estados afectados. El ICV salió beneficiado, pero el resto de Aliados sufrieron grandes pérdidas humanas y materiales. La Unión Mundial, precedente de la OPU, surgió como organización internacional para tratar de evitar otro desastre similar. Se prohibieron tratos militares a escondidas, se redujo a la mitad todo el arsenal nuclear del mundo y se eliminaron prácticamente todas las divisas, empezando la era del Real Vereiano.

Antecedentes Editar

El día 2 de finalidor del año 3, el Emperador Pablo II se reunió con la Emperatriz Ingrid en la famosa Conferencia de Pb-de-Cof , duramente criticada desde países como el REN, el PAI o el PLY. En dicha conferencia, el ICV y el IPB prometían no agredirse mutuamente siempre y cuando cada uno respetase la integridad territorial del otro. El Imperio de Pablo, con las espaldas cubiertas, concluyó entonces la remilitarización de las zonas que, según el mandato internacional dictado tras la Primera Guerra Mundial, tenía prohibido remilitarizar: el oeste y el norte del país.

El desarrollo de la guerra Editar

Primera crisis Editar

El día 4 de finalidor, el Emperador Pablo exigió a la débil Unión Internacional, formada por la AI (Alianza Internacional), la UDS (Unión del Sur), la UCD (Unión de las Cated Lands) y el ICV la totalidad de los territorios del Imperio de Sergio y del Reino de Yeray, hecho que provocó la disolución de la UI. La AI se mostró recelosa por la petición, pero no opuso resistencia. La UCD se pronunció neutral. El ICV también.

La UDS intentó que no lo hiciera en la Conferencia de Pa-Capy, pero fallidamente. El día 5, las tropas del III Ejército Blitzalbara (4.600.000 hombres) invadieron el Imperio de Sergio, llegando a Se-d’Capy en tres días, y tomándola en la Batalla de Fiordorod. El Emperador Sergio, sintiéndose traicionado, se exilió a Au-de-Cappy. En pocos días, el III Blitz se hizo con el control de todo el Imperio de Sergio, y, al día siguiente invadió el Reino de Yeray. El día 7 Y-de-Capy caía en manos del III Blitz, y al día siguiente el Blitz ya controlaba todo el Reino de Yeray. La táctica de guerra relámpago benefició mucho al Blitz, que rompía las defensas enemigas en pocas horas.

El Rey Yeray se exilió a S-isl-Foo con su familia.

Para sorpresa de todo el mundo, el IV Ejército de Acero de la Alianza de Acero (conocido coloquialmente con el nombre de Acero, de 5.525.000 hombres) invadió el Imperio de Paula el día 8. Sus defensas, salvo Pa-de-Sim, cayeron en la Batalla del Río Marne, a 45 kilómetros de Pa-Capy. La capital Pa-Capy cayó dos días después.

La Emperatriz Ingrid no se pronunció al respecto, pero acogió en la Sede del Vereia a la Emperatriz Paula.

Comienza la Guerra en el Frente Sur Editar

El día 9 el Acero, con casi 6 millones de soldados, invade el Reino de Miguel. Inmediatamente después la Unión del Sur declara la guerra a la Alianza de Acero. Todos los gobernantes sureños se reúnen en la Conferencia de Is-de-Cappy para intentar decidir una buena táctica militar, pero lo único que consiguen es perder el tiempo. Esa misma tarde el Acero conquistó Mi-de-Sim, y en el horizonte estaba O-de-Cappy, la única ciudad que no habían conseguido someter en la I Guerra Mundial.

Los avances del Núcleo Editar

Tras el éxito de la invasión del Reino de Yeray, al Blitz de 4.500.000 hombres se le unió un ejército menor pero no menos gigantesco: el Roubon del Reino de Víctor en Se-Cof. Ahora, el Blitz (Blibon) contaba con 7.765.000 soldados al mando del General Nacho, el mejor general del Imperio de Pablo. Tras un día de viaje, el Blibon llegó a Y-d’inf Cum, para intranquilidad de la Reina Naiara. El mundo sabía a lo que se enfrentaba: si la Alianza de Acero invadía el Reino de Naiara, aproximadamente 15.500.000 soldados más entrarían en la guerra. Y, el día 10, el mundo contuvo la respiración. ¿Se atrevería de verdad la Alianza de Acero a declarar la guerra a la Alianza Internacional?

Desgraciadamente, así fue: la noche del día 11 de finalidor, a las 02:12, el Ejército Blibon invadió Na-de-la-Fête. Pero esta vez la Alianza Internacional no cedió y a las 02:20 declaró la guerra a la Alianza de Acero. Comenzaba la III Guerra Mundial.

La Reina Naiara contaba con un inexperto ejército de 1.021.000 soldados, dispersos entre Na-dei-Cappe y Na-dûs-pêres. Intentó organizarse y repeler el ataque, y, valientemente, el reducido ejército de Naiara de 985.000 efectivos, plantó cara al Ejército Blibon, de casi 8 veces su tamaño, en la Batalla de Nailucy. La acción dio la vuelta al mundo recibiendo millones de aplausos y alabanzas el Ejército de Naiara, que perdió a todos sus hombres excepto 32 que lograron escapar y cerca de 2.600 prisioneros. 32 volvieron, 980.000 murieron. Hasta el mismo Emperador Pablo reconoció, no sin cierta sorna, la valentía de la acción. Na-dei-Cappe cayó el mismo día 11, y el Reino entero capituló el día 12. Esa noche, el Ejército Blibon, de ahora (tras recibir refuerzos) 9.500.000 hombres, invadió el Principado de Borja, cuyo ejército apenas si llegaba a 415.000 hombres.

El Principado cayó en dos horas, y al día siguiente, el Blibon se enfrentó, cerca de la frontera entre el Principado de Borja y el Imperio de Lucía con el ejército de ésta última, de casi 7 millones de soldados. Fue una de las batallas más sangrientas de la guerra y de la Historia. La Batalla del Barranco del Zorro concluyó con el aniquilamiento casi total del Ejército de Lucía y unas pérdidas de apenas 3.115.000 hombres para el Blibon. La Emperatriz Lucía solicitó inmediatamente ayuda, pero el día 13 el Blibon entró en Lu-de-Capy sin encontrar apenas oposición alguna. 

El Frente Sur Editar

El día 12, el Acero conquistaba O-de-Cappy tras diez días de sitio y asalto. El mismísimo Emperador Pablo ordenó la quema y destrucción total de la ciudad por su resistencia durante la I I Guerra Mundial. Miles y miles de personas fueron expulsadas de sus hogares y se tuvieron que ir a O-de-la-Fête, aunque ésta cayó poco después.

El día 13, el Ejército del Sur estaba preparado para el enfrentamiento con el Ejército de Acero. 8.125.000 soldados por parte del Sur, 7.975.000 eran los efectivos del Acero. Y ganó el Acero en la terrible Batalla de Is-Cof, en la que murieron 7.900.000 soldados del Ejército del Sur y 6.000.000 del Acero. Los dos millones restantes se apresuraron en tomar todas las ciudades del sur y, en apenas dos días, el 15, todo el sur estaba en poder de la Alianza de Acero, así que el Acero fue trasladado rápidamente al norte, recibiendo un refuerzo de cerca de 4 millones de hombres.

Siembra del terror Editar

El día 16 el Acero y el Blibon se fusionaron en Lu-de-Cappy para formar el inmenso Albión, el ejército más grande de todos los tiempos (11.121.000 soldados).

El día 17 por la mañana, el Ejército Albión invadió el Reino de Jessica por tres sitios distintos usando la táctica de la guerra relámpago. En apenas nueve días, todo el reino estaba en poder de la Alianza de Acero y la Reina Jessica tenía que exiliarse a En-de-Cappe.

"¿No era lo que querían? Pues ahora tienen la guerra a la puerta de casa"-Emperador Pablo (20 de ingridiano del 3)

El inmenso Ejército Albión iba a poner en problemas a las grandes defensas norteñas, o eso era lo que el mundo creía. En-de-Sim y Ma-d’inf Cum corrían un verdadero peligro. A 5 y 1 kilómetros respectivamente de la frontera con el Reino de Jessica, el Rey Enol y el Emperador Manuel no lo iban a tener nada fácil para defenderlas. El Emperador Pablo hizo creer a los ejércitos del Reino de Enol, de 4.015.000 soldados y del Imperio de Manuel, de 3.930.000, que se encontrarían entre ambas ciudades para luchar, pero el Ejército Albión dio la vuelta a 180 kilómetros y se dirigió a En-de-Cappe, la tercera ciudad más grande del mundo.

El día 18 se inició el sitio, esa tarde llegó el ejército del Rey Enol y fue derrotado por una fuerza casi tres veces superior en la Batalla de Fangalote , una pequeña villa cerca de En-de-Cappe. La capital norteña cayó en manos de la Alianza de Acero. La mismísima capital de la Alianza Internacional, en manos enemigas. El mundo entero pedía a gritos la intervención del Imperio Colonial Vereiano , ya que se sabía que sus ejércitos eran los únicos que podían hacer frente al Ejército Albión.

Pero la Emperatriz Ingrid y el Consejo Superior del Vereia sabían que podía ser una guerra larga y costosa, y no se decidían a intervenir.

El día 19, la Alianza de Acero invadió el Imperio de Manuel por el sur, causándole a éste emperador un daño moral impresionante, ya que él mismo decidió ponerse al frente de su ejército de menos de 4 millones de hombres que iba a recibir al Albión de 7 millones de soldados. Evidentemente, perdió cerca de Ma-de-Cof en la Batalla del General Nacho, llamada Batalla Sucia en el IMA. Como consecuencia de esta invasión, y viendo el tremendo peligro que ya representaba el Núcleo, 5 naciones entraron en guerra: el Imperio de Laura, el Principado de Aitana, el Principado de Tanya, el Principado de Lydia y el Reino de Sara declararon la guerra a la Alianza de Acero el día 19 de finalidor a las 13:19. La intervención de estos dos últimos países terminaría por ser esencial en el desenlace del conflicto.

Dos grandes ejércitos salieron de Pb-de-Cappe y Vi-de-Cappe: el Ritz y el Sea, de 2.350.000 y 2.000.000 soldados respectivamente. A las 21:30, el Ritz invadió el Principado de Aitana por 4 sitios diferentes e infringió una severa derrota al ejército aitanés en los verdes prados de Hollveland, a 18 kilómetros de A-de-Capy, que cayó 14 horas después. El Sea hizo lo propio con el Principado de Tanya, y el día 6 ambas ex-colonias del Imperio Colonial Vereiano estaban en manos de la Alianza de Acero.

Ma-de-Cappe cayó a las 22:55, y el Emperador Manuel logró llegar a Ca-de-Cappe a reunirse con el Rey Carlos y el Rey Enol. En la Conferencia de Ca-de-Cappe decidieron organizar la defensa de la única baza que les quedaba: el Reino de Carlos.

Pero el Albión era demasiado rápido. El día 20 invadió el Reino de Carlos, conquistando cada ciudad que encontraba por el camino: Ca-de-Sim, Ca-de-Cof... Todas fueron cayendo en manos de los Acereños, como les llamaban despectivamente. El día 19 el Ritz y el Sea se juntaron cerca de T-dûs-pêres y el nuevo Ejército Paok (5.000.000 de soldados) invadió el Imperio de Laura.

En apenas 8 horas todo el Imperio de Laura (excepto las zonas administradas por el Imperio Colonial Vereiano) estaban en manos del Núcleo. Situados los aliados en esa compleja situación, la Reina Sara y la Princesa Lydia se reunieron de urgencia el día 19 en Ly-de-Cappe, donde trazaron con astucia el plan que terminaría desencadenando el final de la guerra y la salvación de sus estados, los únicos -junto al Reino de Carlos- que seguían luchando contra las tropas del Núcleo.

Las dos monarcas, sabedoras de que el Imperio Colonial Vereiano no permitía a las tropas del Núcleo pasar por sus territorios, y conocedoras de la debilidad de las armadas de Imperio de Pablo y Reino de Víctor -incapaces de transportar hacia Fontbleau, muy bien defendida, una fuerza significativa de soldados-, decidieron urdir una trampa a los pableses. En la noche del mismo día 19, el Ejército Paok, acampado cerca de L-Cof-2, sufrió un ataque masivo de soldados lydianos y sarinos que causó cerca de 15.000 bajas al gran contingente del Núcleo. Después de haber realizado la táctica de "disparar y huir", las tropas de ambos estados atravesaron de nuevo la frontera vereiana, que se cerró tras su paso para desesperación de los soldados pableses.

Furioso por el ataque, el Emperador Pablo ordenó al Paok en la tarde del día 20 invadir el Principado de Lydia, pasando por los territorios vereianos e igualmente por encima de la prohibición instaurada por el Imperio Colonial Vereiano.

La batalla final en el norte Editar

El Segundo Ejército Internacional de Carlos, con todos los gobernantes de la Alianza Internacional al frente, salió de Ca-de-Cappe a recibir al Albión. En total, el SEI reunía 5.100.000 soldados, que iban a enfrentarse al doble de enemigos. El escenario elegido fue la ciudad carlense de Ca-Cof, y era la última esperanza de prácticamente todo el mundo de no vivir sometido a la bota del Emperador Pablo.

La intervención vereiana y el cambio de signo de la guerra Editar

El día 21, la Emperatriz Ingrid expresó su descontento al Emperador Pablo por haber pasado sus tropas por territorios vereianos, a lo que éste respondió, con una frase que se hizo mítica: 'Y ahora vendrá mi madre a darme órdenes'.

La comparación se tomó como una ofensa, pero la Emperatriz Ingrid no podía entrar en guerra sin el consentimiento del pueblo vereiano y del Consejo Superior del Vereia, que por entonces era la máxima autoridad del país en términos de materia militar. Y las encuestas no dejaban lugar a duda: el 94% de la población vereiana aprobaba la decisión de entrar en la guerra. Pero no eran exactamente ellos quienes lo tenían que decidir. Y la Emperatriz Ingrid acudió al CSV. Hasta hoy, sigue siendo la única vez en la historia en la que los miembros del primitivo CDV, antecedente del Congreso Federal, esperaron a la puerta del Edificio Chrisler a la Emperatriz, recibiéndola con un simultáneo '¡A la guerra!'.

La batalla de Ca-Cof o Tournwar Editar

A la mañana del día 21, el SEI divisó a lo lejos al inmenso Albión. Llenaba el horizonte. Todo el mundo era pesimista excepto la Reina Jessica y la Emperatriz Lucía, ambas en la ciudad. El mundo sabía a lo que se enfrentaba si el Segundo Ejército Internacional perdía Ca-Cof. Una era oscura, de dominio dictatorial del Emperador Pablo.

A las 13:05 toda la ciudad estalló en aplausos. Se acaban de enterar de que el ICV entraba en la guerra. El I Ejército Vereiano, que partió inmediatamente (a las 13:20) de la Sede del Vereia, contaba con 9.000.000 de efectivos, eso sí mucho más expertas que el Ejército Albión, y además, dirigidas por el Almirante David y el General Galaxy. Ambos coincidían en que llegarían en tres horas, y también coincidían en que el SEI no resistiría demasiado el embate del enemigo, pero iban todo lo rápido que podían.

El III Ejército Vereiano, de 8.500.000 hombres salió de Control City hacia el Principado de Aitana, para liberar ese territorio.

Ca-Cof no era una gran ciudad, pero todos los gobernantes en persona salieron a combatir al enemigo. Las mujeres y los hombres. Cuando el Albión tomó el Ayuntamiento, tras una hora de asalto, lo poco que quedaba del Segundo Ejército Internacional y los gobernantes se atrincheró en un edificio, llamado desde entonces Edificio de la Salvación, y que se convirtió después en un sitio de peregrinación mundial.

Cerca de una hora y media resistió el Edificio de la Salvación, pero cuando la puerta de hierro por fin cayó, el I Ejército Vereiano entró en la ciudad, infringiendo la primera gran derrota al Emperador Pablo. La batalla fue llamada ‘Tourn War’ o ‘Tournwar, ya que la traducción es ‘giro de la guerra’, y es el nombre más apropiado para la batalla. Tournwar se convirtió en la mayor victoria jamás conseguida por tropas vereianas, y el mundo entero se lo agradeció al I Ejército Vereiano, especialmente los gobernantes recluidos en la ciudad.

La contraofensiva y el final de la guerra Editar

El II Ejército Internacional de 6.000.000 de hombres estaba reposando tranquilamente en la Ciudad Libre de E-dûs-pêres, cuando recibió la orden de moverse inmediatamente y detener al Paok, que iba a tomar Ly-de-Cappe. Las estimaciones más optimistas sugerían que la ciudad iba a aguantar dos horas, no más, pero una vez más, se equivocaron.

La Princesa Lydia se subió a las murallas de su capital para ver llegar al inmenso Paok, y dijo: ¡A por ellos, chicos!

Su ejército, de 300.000 hombres, resistió el embate del Paok de 5.000.000 de soldados durante cuatro horas, hasta que el II Ejército Vereiano al mando de Boadicea liberó Ly-de-Cappe del asalto en la Batalla de Lydia. El mundo entero aplaudió a la Princesa y a su ejército. Los supervivientes del enfrentamiento (exactamente 2.457) recibieron la Medalla de Honor Internacional (MHI) que otorgaba el Almirante David.

Mientras, por el sur, el día 22 el III Ejército de Guepard y López Carro había liberado el Principado de Tanya y el Principado de Aitana. El Emperador Pablo ordenó a sus tropas del Paok (1.300.000) defender el Imperio de Laura como fuera, pero el II Ejército Vereiano de Boadicea por el oeste y el III Ejército Vereiano de Guepard por el este se encontraron la mañana del 23 en L-de-Cappe, y liberaron la ciudad. La Alianza de Acero había perdido el Imperio de Laura. La Emperatriz volvía a su Imperio para seguir luchando contra la A.A.

Pero el Emperador Pablo no se iba a rendir. El I Ejército Vereiano, ahora llamado III Ejército Internacional (9.029.000 soldados con los de la Alianza Internacional) liberó En-de-Cappe el día 24, y Ma-de-Cappe y el Imperio de Manuel el 25. Pablo quería defender a cualquier coste el Reino de Jessica, así que envió 2.000.000 de soldados a por el III E.I., que fueron derrotados en la Batalla de Jessica. La Reina se quedó en sus territorios, para ayudar con todo lo que pudiese al III E.I.

En la tarde del día 25, a J-de-Cappe llegaron el II Ejército de Boadicea, de 6.000.000 de hombres, y el III Ejército de Guepard y López Carro, de 8.000.000. Todos los ejércitos se fusionaron en el Ejército Mundial, el ejército más grande de toda la Historia. Junto con el III Ejército Internacional de 6.000.000 de hombres, el Ejército Mundial englobaba a 20.000.000 de soldados, que se dirigían hacia el Reino de Naiara y el Principado de Borja.

Divisaron la frontera esa noche, y todas las tropas de la Alianza de Acero que había en ambas naciones (2.300.000) se retiraron al Reino de Yeray , mientras el Ejército Mundial se desplazaba al sur para derrotar a las tropas de la Alianza de Acero en la batalla de La Liberación, a 125 kilómetros de Pa-Capy.

Todas las tropas del sur de la Alianza de Acero se replegaron a Nueva Pb-Cof. El Ejército Mundial atacó las posiciones acereñas en el Imperio de Sergio, liberando el susodicho imperio el día 26 en Guadalarrama, un pueblo a las afueras de Se-d’Capy.

Por la noche de ese mismo día las tropas del Ejército Mundial entraban triunfantes en Y-de-Cappy, la única capital que quedaba en poder extranjero. Pero esto no iba a quedar así. Pese a la avalancha mundial de aplausos hacia David, Galaxy, Boadicea, Guepard y López Carro, dirigentes del Ejército Mundial, ahora quien atacaba era la Emperatriz Ingrid. Tras Guadalarrama y Huitzelberger, la Emperatriz ordenó a sus tropas atacar el Imperio de Pablo y el Reino de Víctor por el oeste, llegando a 24 kilómetros de Pb-de-Cappe y a 178 kilómetros de Vi-de-Cappe en la Batalla de Roentgen, cerca de Vi-Cof 1. 

La capital del Imperio de Pablo, Pb-de-Cappe, fue cercada y bombardeada con casi 4.000 cañones de largo alcance. El Emperador Pablo II se suicidó con veneno en Pb-de-Cappe el día 27, y el Imperio de Pablo capituló esa noche.

Pero en el norte, el Reino de Víctor seguía luchando. La Emperatriz Ingrid, sabiendo que la invasión podría acabar con la vida de millones de soldados, decidió, con el Consejo Superior del Vereia lanzar dos bombas nucleares; una sobre Vi-de-Sim y otra sobre la capital, Vi-de-Cappe. El día 28 de finalidor el avión Esperanza, pilotado por Quality lanzó la primera bomba nuclear sobre Vi-de-Sim, provocando casi 150.000 muertos en una localidad de 400.000 habitantes. Diez minutos después, el avión Fátima de Louis Sörensen lanzó la famosa bomba Faddy sobre la capital victoreña, acabando con la vida de 1.790.000 personas.

El día 29 el Reino de Víctor capituló. La guerra había terminado.

Consecuencias de la guerra Editar

  • La incautación de todo el arsenal nuclear del Imperio de Pablo y el Reino de Víctor por parte del Imperio Colonial Vereiano.

  • La formación de la Unión Mundial (UM) y el regreso de la Liga Mundial (ningún jugador había sufrido daños).

  • La consolidación del Imperio Colonial Vereiano como primera potencia mundial, seguido de la Alianza Internacional, la Unión de las Cated Lands y la Unión del Sur. Estas tres pronto iban a desaparecer.

  • La prohibición de tratos a escondidas bajo pena de destitución del gobernante.

  • La reducción a la mitad de todo el arsenal nuclear del mundo (cada nación debería destruir la mitad de su arsenal nuclear).

  • La entrada oficial del Ejército del Aire Vereiano en los cielos del Imperio de Pablo y el Reino de Víctor.

  • La eliminación de todas las divisas excepto el Real Vereiano y el Oro de Cated Lands.

  • La devolución de todas las tierras conquistadas a sus respectivos gobernantes.

  • La independencia del Condado de Eva (aunque finalmente optó por no independizarse)

  • El cambio de la llamada ‘capital del Mundo’ de L-de-Cappe a la Sede del Vereia.

  • La ruina de las naciones de la antigua Alianza de Acero, ya inexistente, y que debieron de recibir subvenciones por parte del Imperio Colonial Vereiano, provocando el terrible endeudamiento de estas naciones.

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.